viernes, 3 de diciembre de 2010

Desánimo: ¿Te está costando comprometerte con tu emprendimiento? Descubre por que


¿Recuerdas el día que se te metió en la cabeza la idea de iniciar tu negocio en Internet? ¿Cómo te sentiste cuando tomaste conciencia de que tú misma podías hacer realidad esa idea? Cuando comenzaste a dar los primeros pasos para dar a luz tu negocio online, seguramente le hablabas a todo el mundo sobre lo que estabas “cocinando” y te visualizabas a ti misma: trabajando donde quisieras, con quienes quisieras y cuando quisieras.
Es muy cierto que el entusiasmo y la pasión por nuestras metas es lo que todos necesitamos para alcanzarlas. ¿Por qué? Simplemente porque necesitaremos energías para transitar el camino hacia ellas. Eso significa que ninguna meta que valga la pena se logra sin dedicación y perseverancia, y tal vez nunca imaginaste que crear un negocio online requiere un grado de compromiso tan alto como el de crear una empresa tradicional. Si ese es tu caso, no estás sola.

Tal vez sepas que durante los últimos 5 años he estado formando Asistentes Virtuales y aún sigo capacitando VAs en mi propio equipo de Asistencia-Virtual.com. En esos años he visto a muchas mujeres emprendedoras iniciar su negocio con gran entusiasmo y luego de uno o dos años, o tal vez menos! desaparecen del google map por diferentes motivos. Si ese es tu caso y quieres contarme qué fue lo que te llevó a abandonar tu emprendimiento, te invito a que dejes tu comentario al final del post.

He tenido oportunidad de conversar con muchas de ellas y en todos los casos he visto algunos factores comunes que voy a mencionar a continuación.

El más grave error: las falsas expectativas

Existe un problema de falsas expectativas en muchos emprendedores que inician un negocio online: relacionan el trabajo desde casa como un trabajo relativamente sencillo, que les atraerá dinero rápidamente, sin tener en cuenta que en realidad se trata de crear SU PROPIO NEGOCIO online, con todo lo que ello implica. Muchas mujeres entusiasmadas iniciaron un emprendimiento en internet creyendo que se trataba tan solo de tener un sitio web y esperar a que lleguen los clientes para comenzar a trabajar. Hummm..ERROR.

Si tú también creías en esta falacia cuando comenzaste, no te sientas mal.. la culpa no es tuya..mucha gente inescrupulosa se ha encargado de diseminar esta creencia en Internet. Pero enfocarnos en los culpables no es lo que necesitas hacer ahora.

Lo importante es que HOY es momento de tomar conciencia de los siguientes puntos, y te advierto que hay una parte “negativa” y otra “positiva” – como todo en la vida, no?
La parte “negativa” – aunque vale aclarar que yo no lo veo como algo negativo – de esta revelación es la siguiente: el trabajo que implica generar ingresos considerables con un negocio virtual es tan intenso o más aún que el de un empleo tradicional en oficina. Imagínate entonces el nivel de compromiso que se necesita si paralelamente a tu emprendimiento debes conservar tu trabajo full time o media jornada. El desafío es doble, y vale la pena. Pero debes estar preparada mentalmente para afrontarlo.

Independientemente de tus circunstancias, la clave está en dedicarte a algo que te APASIONE, ya que construir un negocio online de la nada, hacerlo crecer y mantenerlo exige tiempo, perseverancia y dedicación.

Y ahora es cuando viene la parte “positiva” – y aquí siento que me estoy quedando corta con este adjetivo, no es positiva..es GENIAL! - de esta realidad: Cuando las actividades que realizas están relacionadas con una meta que te apasiona, la mayor parte del día NO sentirás que estás “trabajando” sino que te estás divirtiendo mientras construyes tu negocio en internet con seriedad. A su vez estarás disfrutando mucho más de tu LIBERTAD y no querrás volver ni en sueños a un trabajo como empleada!!

Por favor: Cambia tu mentalidad

Primero lo primero: aunque sepas qué es lo que debes hacer, primero debes estar convencida en tu interior. Eso implica un cambio de mentalidad. Luego, complementa con un cambio de hábitos.

Elige una actividad que te guste, que te atrape. Identifica cuáles son las cosas relacionadas con tu emprendimiento que te divierten, te entusiasman, te apasionan y te ilusionan. Conéctate todos los días con esas “razones”.
Toma conciencia de que debes dedicarle horas de trabajo todos los días, como si fueras a trabajar a tu oficina (ahí tal vez deba entrar en escena el “cambio de mentalidad”)
Toma TU TIEMPO muy en serio, organízalo y utilízalo concientemente para el logro de tus objetivos (, y aquí entra en juego el “cambio de hábitos“). Administra tu tiempo inteligemente con la ayuda de algún sistema de organización.
Capacítate en las áreas en las que identifiques debilidades u oportunidades.

Crea sinergias con otras emprendedoras y emprendedores como tú. El apoyo que encontrarás cuando te unas a una comunidad te permitirá seguir adelante aún aquellos días en los que te encuentres desanimada. Siempre habrá alguien que te extenderá su mano!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada