jueves, 2 de diciembre de 2010

La búsqueda de un socio


La búsqueda de un socio para los negocios no es una tarea fácil. Un buen amigo, un familiar cercano e incluso su cónyuge son opciones, pero no siempre serán las adecuadas. Hay que considerar que el socio será una persona con quien se trabajará hombro a hombro, semana tras semana y en quien deberá confiar para hacerse cargo de áreas del negocio.

Según la revista estadounidense Forbes, las habilidades complementarias, los buenos antecedentes, los sólidos contactos y metas similares son algunas de las características en que todo empresario deberá centrarse al momento de buscar a su “media naranja empresarial”.

Habilidades complementarias
Tener mucho en común con su socio puede parecer lo ideal, pero un empresario no necesita un “clon” de sí mismo. Puede que personas con la misma experiencia y “backgrounds” no aporten nada nuevo a la ecuación.

Lo que el empresario debe hacer es buscar a individuos con habilidades complementarias, que aporten aquello que falta en el negocio y que brinden cualidades adicionales al equipo.

Saber escuchar y discrepar
Un buen socio entiende la importancia del compromiso, sin estar demasiado comprometido. Es necesario que los socios desarrollen un respeto mutuo.

Los buenos socios también tienen el coraje de tratar temas financieros complicados, e incluso abordar asuntos personales que podrían tener un impacto en la empresa. Trate de establecer este tipo de relación desde el comienzo.

Antecedentes “limpios”
Los bancos y otras instituciones se negarán a prestarle dinero para su empresa si alguno de los socios tiene problemas financieros o crediticios. Es fundamental que el empresario conozca los antecedentes de sus potenciales partners y evalúen las posibles limitaciones que éstos pueden acarrear.

Contactos sólidos
Tener una red de contactos siempre será beneficioso para el negocio. Busque un socio que tenga sólidos contactos en su sector y en la comunidad.

Metas comunes
Los socios deben coincidir sobre el camino y las metas de su negocio. Un empresario con metas a largo plazo tendrá dificultades para trabajar con una persona que espera ganar dinero en el corto plazo. También es fundamental que los socios tengan la misma ética laboral y disposición para trabajar.

Tomar decisiones
Un aspecto clave es definir, anticipadamente, la fórmula a través de la cual se tomarán las decisiones cuando haya desacuerdo entre los socios. Una alternativa es escriturar este pacto ante un abogado, para no tener problemas en el futuro.

Dividir responsabilidades también contribuye al proceso de toma de decisiones, dado que cada socio tendrá ese poder en determinadas materias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada