lunes, 20 de diciembre de 2010

Los consejos básicos para organizar su cena de empresa


G13ChampagneLujoEsplendorCelebracion.jpg (468×360)Ya ha sonado el pistoletazo de salida para las cenas de empresa, una tradición que se resiste a morir pese a la crisis.

Nada de malas noticias. Un error común es aprovechar el discurso para anunciar malas noticias. Aunque parezca increíble, el presidente de una gran promotora inmobiliaria utilizó el suyo para anunciar recortes inminentes. Pocos disfrutaron de la fiesta.

Recortar, pero no demasiado. En lugar de celebrar su tradicional cena-concierto, una multinacional decidió invitar a sus empleados a una copa en una fraquicia de tapas. Mejor no organizar nada que organizar algo demasiado austero, sobre todo si los trabajadores no han notado grandes esfuerzos en recortar costes durante el año.

Calcular bien los gastos. La empresa que por ahorrar en el menú decide celebrar la fiesta en un hotel en medio de la nada cercano a Barajas vio cómo la factura se disparó por los gastos en taxi (que tradicionalmente pagaba la empresa).

No celebrarla en la empresa. Aunque la intención puede ser buena, no es una buena opción. Es muy fácil que los empleados no se sientan tan cómodos como lo harían en un terreno neutral, y la jerarquía laboral seguiría estando patente, lo que se difumina en las celebraciones extramuros.

Comunicarla bien. Es necesario hacer la convocatoria con semanas de antelación, tener en cuenta posibles viajes de los trabajadores y facilitarles todos los datos: fecha, hora, lugar, programa...

Fuente: El Economista

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada