lunes, 31 de mayo de 2010

Vive mejor que es más fácil de lo que parece. Hazte emprendedor!

Los emprendedores solemos tener la vida encarrilada. Y lo estamos porque tenemos dos cosas que la gran mayoría no tienen. La primera es FORMACIÓN. La segunda es la clara apuesta por nuestro desarrollo profesional a través de nuestro talento y no trabajando para los demás como empleado. Y en épocas de reflexión derivada de la coyuntura económica, es necesario estar fuerte, sentirse seguro y con posibilidades de superar la actual situación social y económica. Y todo con diversión.

La formación es uno de los principales activos de los emprendedores. No suele haber gran capital monetario detrás del talento de un emprendedor. Éste viene después. Pero la formación académica y de valores es lo que hace fuerte a un generador de proyectos, que arriesga porque tiene un sueño y lo quiere perseguir para hacerlo realidad. Ha perdido los temores y se adentra en una vida sencilla pero encarrilada ante retos y dificultades. Estas adversidades se pasan mejor, con entusiasmo y positivismo. No es el caso de aquellos que trabajan para terceros que suelen estrujarse más el cerebro para tomar una simple decisión ante un problema que dilatan su resolución en el tiempo.

La formación debe ser el pivote de la fuerza de la sociedad. Te da valores y un aprendizaje que permite encarar el futuro con mucha seguridad. Nunca es tarde para formarse. Y nunca hay bastante ni se está los suficientemente formado. La aparición de nuevas formas de pensar y la necesidad de articular las relaciones entre las personas nos llevan a nuevos conceptos y metodologías. Y el impacto de las nuevas tecnologías ha hecho que muchos comportamientos y formas de operar hayan quedado obsoletas. En el campo empresarial, los nuevos paaradigmas de rentabilidad y modelos de negocio presentan innumerables oportunidades de negocio para los emprendedores.

Por eso, a aquellos que quieran emprender y no tengan muchas ganas de afrontar un año lleno de dificultades pero con muchas oportunidades, les recomendamos que vuelvan a las aulas. Que se formen y se preparen todo lo que puedan. Los estudios son muy agradecidos por no hablar de las numerosas relaciones que establecerán con compañeros de clase.

Encarrilad la vida para que el deslizamiento por ella sea cada vez más placentero, ofrezca felicidad y orgullo de ser quien eres y como eres.

Fuente: Diario del emprendedor, www.retirarsealos40.com

EL PARADIGMA DEL LIDERAZGO: DE LA VISIÓN MESÍANICA A LA SINÉRGICA


Al hablar de liderazgo se suele hacer énfasis en la capacidad individual que todas las personas poseen para ejercerlo. Todos, sin excepción, pueden desarrollar, perfeccionar o fortalecer esta competencia, la cual resulta sumamente exigida en el competitivo mundo de hoy.

Este tema ha sido abordado muchas veces y desde múltiples ángulos por variados autores, enriqueciendo con sus opiniones la visión e importancia que esta herramienta imprime en la gerencia empresarial y, sobre todo, en la administración del recurso humano.

Como competencia, el liderazgo es señalado en los requisitos que acompañan el perfil profesional al realizarse una búsqueda. En fin ¿quién no ha escuchado hablar del él?

Sin embargo, poco se ha hablado del paradigma que se ha creado en torno al líder y lo que ha impedido, de alguna manera, la observación de su influencia desde una perspectiva menos ortodoxa.Al parecer, el liderazgo es un talento demostrado con tanta antigüedad que precisar sus inicios resultaría en este momento innecesario, sin embargo no cabe duda que una de sus expresiones quedó de tal manera grabada en la memoria humana que aún hoy persiste dominando su visualización, y se trata principalmente del aspecto religioso.

Por siglos la sociedad se encontró regida por los movimientos teocráticos, de manera directa o indirecta, oculta o plenamente visible, la cual cultivó la necesidad de seguir los señalamientos exigidos por el líder. Justamente es en el uso singular de esa expresión que se encuentra enmarcado ese paradigma dominante antes mencionado.

Al observarse las culturas religiosas, independientemente de sus tendencias, se advierte el predominio de un sólo individuo sobre los otros. Un ejemplo de ello está presente en los cultos politeístas del viejo continente: Odín en la cultura Nórdica, Zeus en la Griega y Júpiter en la Romana, sólo para nombrar algunas; y en las monoteístas el patrón es el mismo: Jesús para la Cristiana, Mahoma para la Islámica y Buda para gran parte del oriente, siendo la única diferencia que estos últimos nombres se asocian a quienes ejercieron el liderazgo de la doctrina en representación de Dios. El anterior principio también se observó de manera predominante en la concepción del estado y la conformación de milicias, siendo sus expresiones más comunes el establecimiento de monarquías o regímenes autocráticos donde el poder y la dirección de un país, pueblo o legión se concentraba en una sola persona, aun cuando, en algunos casos se delegaban funciones de supervisión.

Sin pretender iniciar un proceso complejo de paralelismos, puede apreciarse a lo largo de la historia que esa tendencia, orientada a resaltar el predominio individual sobre el colectivo, se extendió de formas diversas identificándose de manera inmediata con el ejercicio del liderazgo, independientemente de su condición natural o impuesta, así surgieron lideres en diversas expresiones sociales, culturales, políticas, militares y económicas, quienes desde su posición se adjudicaron un número importante de seguidores o simpatizantes.
Con la llegada los cambios políticos y sociales, de la industrialización, las guerras, y otras expresiones de transformación, esa asociación del líder con el individuo fue traducido casi textualmente a las organizaciones y éstas la adoptaron sin dificultad. Pero ¿acaso, en realidad, el liderazgo se trata de una actitud individual? ¿es esa la forma en que debe ser entendido y transmitido? ¿existirá la posibilidad de estar cegados por la acción de un paradigma?.

Es un hecho curioso observar como algunas empresas esperan encontrar en un sólo individuo la respuesta a sus problemas, orientan su búsqueda en la selección de personas cuyo perfil extraordinario permite esperar resultados asombrosos en corto tiempo, suponiendo que su condición particular influirá de tal manera en los demás integrantes del equipo que el éxito de la gestión puede considerarse como un hecho.
Ante tal pretensión no resulta extraño conjeturar que más que un gerente esas empresas esperan contratar a un mesías. Si bien es cierto que el mundo empresarial está impregnado de ejemplos donde el liderazgo individual ha cambiado el curso de la historia de una firma en particular, no es menos cierto que la actitud asumida por los grupos y la intervención de éstos en la ejecución de los planes o estrategias está igualmente ligada al liderazgo.

Justamente, ese fue el principio original planteado por los griegos al exponer su tesis de la democracia, donde la orientación y la toma de decisiones de un pueblo dependía de su capacidad de autodeterminación y no de la voluntad exclusiva de su gobernante. Entonces ¿cómo es que esta visión colectiva del liderazgo ha sido desvirtuada y prácticamente obviada?.

Resulta difícil concebir una empresa cuyo poder de decisión resida en los "dueños del negocio" -aquellos que realizan el trabajo- y no en sus líderes formales, aún cuando se ha demostrado con éxito como resulta innecesaria la presencia de un líder único para la realización óptima del ejercicio laboral, esto a través de la formación de equipos autodirigidos o autoadministrados. La existencia de estos grupos han dado origen a una variante con la cual se demuestra que el liderazgo es circunstancial y que depende más del conocimiento presente en el colectivo y a la habilidad que posee éste para hacer uso efectivo de él, que a una actitud innata asociada a ciertas cualidades extraordinarias presentes en una persona.

El liderazgo circunstancial está presente en aquellos equipos cuya madurez permite reconocer el nivel de experiencia que se posee en un área en particular, permitiendo a los expertos orientar las acciones sin que ello les otorgue supremacía alguna sobre el resto, por lo que puede decirse que en las organizaciones donde se valora el conocimiento el líder es consecuencia de las circunstancias.Sin embargo, la experiencia general coincide en destacar la practica individual del liderazgo, por lo que pareciera poco probable que todas las organizaciones cuenten con un esquema que permita hacer un uso más adecuado del conocimiento, aprovechando al máximo aquellos empleados cuya experiencia supera su cargo nominal, o los límites de competencia asociados a su posición. Siendo así se puede advertir que todavía algunas organizaciones no están lo suficientemente preparadas para asumir el Zeitgeist Gerencial.

Resulta difícil concebir una visualización amplia de la acción de liderar, pues por años se ha inculcado repetidas veces la necesidad de seguir a aquel que ha sido seleccionado o elegido para ello, tal y como otrora se hacia con los líderes religiosos. Se continúa otorgando excesiva importancia al ejercicio del liderazgo individual y se ignora el desarrollo del liderazgo circunstancial y plural.No obstante, existe la necesidad inconsciente de capacitar a los empleados para el uso circunstancial en el papel del líder, aunque luego no se ofrezcan oportunidades para practicarlo, y es que ciertas empresas se empeñan en impartir a su personal cursos para alcanzar un trabajo en equipo de alto desempeño, sin advertir que estos adiestramientos requieren el desarrollo de esa visión amplia del liderazgo, por lo que al estos intentar poner en uso lo aprendido y observar la conducción tradicional de las organizaciones, la iniciativa resulta un tanto frustrante.

La idea de someter la dirección o la gerencia en varias personas no es nueva, como ya se señaló, los griegos ya la habían desarrollado mucho antes de existir las grandes corporaciones y, en Roma, se intentó al instaurarse el triunvirato. Tal vez lo novedoso se encuentre en el nivel de conocimiento que nuevamente está alcanzando la sociedad y las empresas, cuya maduración puede romper los paradigmas que han dominado por siglos este tema y que, de alguna manera, se han ido alimentando cada vez que se hace referencia a él.
La ventaja principal de observar el liderazgo como una actitud general, demostrada por todos, es que permite no sólo hacer mayor énfasis en su desarrollo, sino que permite la interacción del equipo permitiendo así intercambiar roles de manera constante, donde el aprendiz tendrá las mismas oportunidades del experto y viceversa, pues de acuerdo a las circunstancias y al nivel del conocimiento que cada cual posea, intervendrá en la parte del proceso que le corresponde.

Es innegable que el talento de liderar ha sido demostrado más por individuos que por un grupo de personas. La costumbre ha obligado a suponer que la existencia de alguien dictando la pauta es vital para alcanzar las metas propuestas y por ende siempre habrá un líder. Lo anterior podría interpretarse como la incapacidad que poseen los grupos para alcanzar el consenso, lograr acuerdos, contribuir a su bienestar y desarrollarse si no cuentan con la presencia de alguien que los dirija. Y eso no es cierto. Solo se trata de la manera tradicional con que ha sido enfocado el talento de liderar, lo cual no puede someterse a juicios de valor, pues si se ha llegado tan lejos haciendo uso de una pequeña parte del todo ¿cuánto no se avanzará al utilizarlo completamente?.

Parece algo intuitivo y sencillo, pues al introducir la sinergia en el concepto del liderazgo circunstancial, resulta mucho más sencillo comprender la influencia que su desarrollo imprimirá en las empresas, permitiendo alcanzar niveles de eficiencia, eficacia y efectividad que en la actualidad recaen únicamente en una persona. En la medida que las organizaciones comprendan que deben ser observadas como enormes equipos, el liderazgo individual irá desapareciendo dando lugar al colectivo, donde el conocimiento y el uso positivo de él serán los que orienten al éxito.
Por: Félix Socorro
Fuente: Sappiens.com

«Coworking», lo mejor de una empresa sin lo peor de ella

Si tienes una profesión creativa, eres autónomo y estás cansado de trabajar solo en casa, tu futuro puede mejorar con el «coworking». La tendencia, que viene de Estados Unidos y comienza a coger fuerza en España, consiste en compartir espacio con profesionales de otros sectores y negocios. Medio, Cinc y Gracia Work Center, en Barcelona; Ágora, en Bilbao; Garage 30 o Loft to Work en Madrid… La lista ya es larga. Para conocer cómo se trabaja en ellos, ABC.es ha visitado Área Creativa, situado en pleno centro de la capital madrileña. El local que alberga a los «freelance» de Área Creativa es luminoso y colorido. En este piso de unas diez habitaciones se respira buen ambiente y ganas de trabajar. Sus inquilinos laborales son ilustradores, diseñadores de interiores, publicistas, fotógrafos, etc. Todos ellos tienen dos cosas en común: trabajan por su cuenta y en un ámbito casi artísitico.

El promotor de este espacio, el ilustrador Gabriel Moreno llegó a Madrid desde Córdoba con una idea diferente bajo el brazo. Gabriel conocía en su ciudad natal la existencia de locales en los que arquitectos y aparejadores autónomos compartían despachos. Cansado de trabajar en casa se trasladó con sus láminas y pinceles a un espacio de «coworking» de la capital. Más tarde, decidió montar junto a un socio el suyo propio.

Así nació Área Creativa hace cinco años. Gabriel alquila «habitaciones» cuyos precios oscilan entre los 250 y los 600 euros. Las más grandes están compartidas hasta por tres personas. En este precio se incluye la línea ADSL, las facturas de la luz, el agua, el gas natural… Por ello, establecerse aquí sale más barato. No obstante, el «coworking» surge más por la necesidad de compartir ideas, compañía y café, que debido a la crisis económica. Antes de la debacle financiera, las habitaciones de Área Creativa ya estaban llenas y cuando preguntas a sus miembros la razón de su elección todos coinciden: «Necesitaba compañeros». Gabriel alquila «habitaciones» cuyos precios oscilan entre los 250 y los 600 euros. Las más grandes están compartidas hasta por tres personasBeatriz García Carsí, publicista, coincide en este argumento. Hace unos meses montó junto a su hermano, Guillermo, director de series de animación y creador de Pocoyó, El Señor Studio S.L, una productora. «En casa acabas desquiciado, los horarios laborales se diluyen con el resto de tu vida y estás muy solo», explica a ABC.es. Beatriz empezó a buscar alternativas en internet, leyó en un blog que había unos cinco sitios de «coworking» en Madrid y finalmente se decantó por Área Creativa.
Según cuentan, desde que se instalaron en esta especie de laboratorio de ideas son más productivos. «Un sitio así es ideal para dar el salto», aseguran. Su proyecto empieza bien. Acaban de crear una mascota para una nueva marca que sale este mes y ahora están preparando varias series.

Sinergias laborales
En un centro de coworking también surgen sinergias laborales. Según coinciden la mayoría de personas que trabajan aquí, el elemento más compartido y demandado es la información. Casi todos son «autodidactas en el tema empresarial», según dice Cristina Folgueira, diseñadora de interiores. Cristina explica que se aconsejan a la hora de hacer un presupuesto para un proyecto, el pago de impuestos y que sobre todo se dan «apoyo moral» cuando toca afrontar problemas.

Se pasan clientes, contactos y a veces colaboran entre ellos. Por ejemplo, Juan José Sánchez, diseñador web explica que ya ha pedido ayuda a otros compañeros de esta «casa-oficina» que se dedican al diseño en 3D. Por su parte, el ilustrador Gabriel Moreno, cuenta que realizó varios proyectos con un fotógrafo que estuvo instalado en el mismo centro.

La localización y la decoración del local también ayuda a que mejoren los negocios de sus inquilinos, Cristina explica que a sus clientes les encanta el piso. «Ahora tengo donde recibir a los proveedores, antes no podía citarlos en casa», cuenta.
Sinergias, ahorro, buena compañía, café, contactos…, las razones sobran. Área Creativa ha pasado la prueba, y como bien define una de sus inquilinas, el «coworking» aúna «lo mejor de una empresa sin lo peor de ella». Definitivamente, si eres autónomo y creativo, este es el lugar donde quedarse.

Fuente: www.abc.es

domingo, 30 de mayo de 2010

TIEMPO DE CAMBIO EN LA FORMACIÓN

Una cosa es predicar lo que otros deberían hacer para adaptarse a los tiempos, para cambiar, innovar y mantenerse competitivos. Otra muy diferente es saber aplicarse a uno las mismas recetas. La formación empresarial está sujeta a presiones similares a las que están revolucionando el periodismo, la música, la publicidad o los libros. Una combinación de nuevas tecnologías, nuevos paradigmas educativos y nuevos modelos de negocio amenazan los fundamentos sobre los que se ha construido la industria global de las escuelas de negocios.
Los cambios supondrán más y mejores opciones en la formación empresarial. Pero también acarrearán un proceso de destrucción creativa en el sector que creará nuevos ganadores y perdedores. Queda por ver cómo se conformará el nuevo panorama educativo, pero no hay que aventurar demasiado para prevenir cambios significativos. Al menos ocho tendencias son responsables de este punto de inflexión.
1. El contenido es gratis. Desde de que la escuela estadounidense MIT pusiera su catálogo de cursos en internet, sin coste alguno, y que escuelas de todo el mundo se lanzaran a una carrera sin fin por ofrecer más contenido abierto en iTunes y Youtube, nos debemos preguntar cuál es el valor competitivo de cada escuela de negocios. El contenido ya no lo es.
2. La tecnología ha ganado la batalla. La formación por internet no tiene por qué ser una versión pobre del aprendizaje presencial. En algunos casos ha demostrado ser superior. ¿Cuánta gente seguirá dispuesta a interrumpir sus carreras, mudarse a otro país e invertir dos años en asistir a clase para desarrollarse?
3. El precio de un diploma se ha disparado. Las matrículas han subido en los últimos años a una tasa de más del doble que la inflación. Esta tendencia no sólo no es sostenible, sino que ha creado un espacio competitivo muy atractivo para nuevos actores que consigan ofrecer calidad a costes razonables.
4. La avaricia rompió el saco. La gran recesión ha puesto en evidencia el sistema de valores dominantes. La sociedad ha dejado claro que necesita directivos responsables, dispuestos a crear valor real, contribuir al bien común y no hacer daño. Aún está por ver si las escuelas serán capaces de transformarse. Es sintomático que la madre de todas ellas, Harvard Business School, acabe de nombrar como decano a uno de los mayores críticos de los sistemas de valores actuales.
5. La acción ya no está en los mercados desarrollados. China y la India han dejado de ser la fábrica del todo a cien para convertirse en locomotoras del crecimiento mundial, frente de las batallas competitivas más encarnizadas y campo fértil de innovación. Escuelas que apenas se conocían hace 10 años han conseguido colocarse entre las mejores del mundo precisamente porque están más cerca de la acción.
6. El fin del pan para todos. Entre rankings y organizaciones internacionales de acreditación, las escuelas de todo el mundo cada vez se parecen más unas a otras. Todas enseñan lo mismo y todas dicen ofrecer resultados parecidos. Y, sin embargo, sabemos que no todo el mundo busca lo mismo ni aprende igual. El éxito futuro no se medirá por lo bien que hacen el mismo conjunto de cosas, sino por el valor diferencial que ofrecen.
7. Menos administradores, más creadores. Mi amigo Po Chung, fundador de DHL International, siempre dice que las escuelas de negocios saben mucho más de pediatría (cómo administrar empresas que ya existen) que de obstetricia (cómo dar a luz nuevas empresas). Y sin embargo, de nada vale la administración si no se crean empresas nuevas. Las economías sólo pueden mantener su crecimiento cuando generan un caldo de cultivo de nuevas iniciativas. Las escuelas de negocios han de demostrar que son capaces de formar creadores y no sólo administradores.
8. El proteccionismo es historia. La educación es uno de los últimos dominios hiperregulados donde los Gobiernos se resisten a dejar entrar competidores de fuera. Pero los muros de contención están siendo derribados, bien por modelos de educación a distancia que no entienden de fronteras, bien por políticas agresivas enfocadas a crear focos de oferta educativa competitiva.
Por: Ángel Cabrera. Presidente de Thunderbird School of Global Management

Cómo asociarse a quien tiene dinero para cazar oportunidades


Conozca qué fondos de inversión han sabido ser defensivos en tiempos de crisis y gracias a ello tienen ahora suficiente dinero para aprovechar las gangas que puedan surgir en el mercado.

Tener dinero invertido en liquidez en este momento no sólo es positivo porque uno consigue escabullirse de los retrocesos que acumulan los índices. También es una buena noticia porque quiere decir que uno tendrá dinero, disponible cuando el mercado se dé la vuelta y retome las alzas. Por ello, no está de más que quien quiera estar en bolsa española, ya sea ahora o en un futuro no demasiado lejano, se fije en fondos que tengan liquidez en cartera, aunque, ojo, antes hay que hacer una comprobación: ver si logran perder menos que el Ibex 35. Al fin y al cabo los mercados no caen eternamente. De hecho, esta semana no han sido pocos los expertos que han empezado a abrir posiciones en bolsa ante el fuerte descuento que ofrecen algunos valores en el mercado. "Es el mejor momento en una década para los inversores de valor", afirma Richard Halle, gestor de M&G.

Es posible, sin embargo, que no tenga muy claro dónde están las mejores oportunidades. Si es el caso, sepa que hay alguien que puede hacerlo por usted: el fondo de inversión.

Si se analizan los productos que invierten en bolsa española, se ve cómo la mayoría de los que logran perder menos en el año que el Ibex 35 tiene un denominador común: destinan más parte de su cartera a liquidez, a pesar de la sobreexposición a la bolsa que tienen de media los productos de este tipo. Ese carácter defensivo les ha permitido recortar las pérdidas del Ibex hasta ahora pero también ahorrar para cuando vuelvan las vacas gordas ya que podrán entonces entrar en el mercado a precios muy bajos, lo que aumenta la probabilidad de que ganen con sus inversiones.

Santander Small Caps España, Bestinver Bolsa o Gesconsult Crecimiento son algunos de estos fondos. En 2010 pierden menos del 13 por ciento, frente al 21 por ciento que cede el selectivo. Y todos destinan más del 5 por ciento de su cartera a liquidez. "En el caso del Ibex 35 la tendencia de fondo es bajista pero a corto plazo, nos encontramos en niveles de soporte importantes y con una fuerte sobreventa en el índice, por lo que no descartamos que puedan producir rebotes momentáneos", afirma Lola Jaquotot, gestora de Gesconsult. De momento, asegura que ya se están fijando en compañías como Técnicas Reunidas y Acerinox. "A largo plazo, nos encontramos con que la situación actual ofrece buenas oportunidades de inversión".

Coincide con ella Leonardo Lara, gestor de Metavalor. Este producto cede en 2010 un 14 por ciento, aunque a medio plazo es uno de los pocos que logran rentabilidades anualizadas superiores al 5 por ciento. "Es imposible saber dónde esta el mínimo, pero nosotros nos marcamos siempre unos niveles de entrada. Compramos con el Ibex a 9.000 y vendimos a 10.000. No hay ninguna compañía que no nos interese, pero seguimos muy de cerca Tubacex, Tubos Reunidos y Telefónica", afirma Lara. En la actualidad sus principales posiciones se encuentran en Repsol, una de las compañías que más ha resitido las últimas turbulencias, Iberdrola y BBVA.

Bestinver Bolsa es otro de los fondos que más gustan al inversor. Salvo el año 2008, que fue especialmente duro para esta gestora, en el resto de ejercicios ha conseguido con sus fondos batir la rentabilidad del mercado. Este año pierde un 11 por ciento frente a los números rojos del 20 por ciento que acumula el Ibex 35. "No sabemos qué es lo que va a hacer el mercado en un futuro pero creemos que las valoraciones de las compañías que tenemos en cartera son muy superiores a lo que refleja su precio en bolsa. De hecho, estamos ante el segundo momento de mayor revalorización potencial que hemos tenido nunca", afirman desde la gestora.

Eso sí, aunque no especifican a qué compañías han echado el ojo tras la última corrección bursátil, sí reconocen que a la hora de invertir entre dos empresas con la misma calidad y potencial de revalorización, eligen la que se haya comportado mejor cuando se producen movimientos bruscos en el mercado, como lo que se ha visto en los últimos meses.

Dinero para ello no les falta ya que, según los datos recopilados por la plataforma Morningstar, atesoran en este momento cerca de 14 millones de euros en liquidez, el 5 por ciento de su patrimonio.

Fuente: el Economista

OTRAS METAS, OTROS CAMINOS

Dicen que un pesimista es un optimista bien informado, incierto, un pesimista es una persona que solo dirige la mirada hacia la parte negativa de las situaciones. Sin embargo un optimista, dirige su atención hacia aspectos relevantes de oportunidad, que una situación refleja, sopesándolo con los matices peligrosos que esta presenta y por lo tanto cree que puede salir bien parado de la misma. Con las empresas ocurre exactamente lo mismo, poseen comportamientos humanos, por que son estos quien las dirige y las lanza a los mercados a competir. Sin embargo, esta demostrado que ante cualquier revés, una actitud optimista esta mejor predispuesta y tardara menos en superar esa situación negativa, que una actitud pesimista.

Dicho esto, no digo nada nuevo si les comento que pasamos por la peor crisis de muchos años, teniendo presente que aun no conocemos la profundidad y dimensión de la misma. Estamos padeciendo los primeros impactos de su furia, paro, falta de financiación, desconcierto, miedo, recelo, sospechas, vemos morosos por todos lados, bajada de ventas, disminución de inversiones, y múltiples EREs de empresas que se están viendo afectadas, etc. Sin embargo, el momento es duro entre otras cosas por que la definición del problema no acaba de describirse con absoluta nitidez, no conocemos las causas reales de porque estamos aquí, de igual manera que hace unos años, tampoco nos preguntamos desde el punto de vista empresarial por que nos iba tan bien. Ambas circunstancias afectan muy negativamente en la proyección y dirección de las organizaciones. Estamos seguros de los síntomas que presenta la crisis, pero las causas, las verdaderas cuestiones de interés para saber como llegamos hasta aqui, no las sabemos o no queremos reconocerlas. Todos fijan las fuentes para determinar el epicentro de la crisis, en las subprime, malas inversiones, dinero excesivamente barato, apalancamiento financiero, acciones arriesgadas de negocios, pero me ronda una cuestión continuamente, los problemas de dinero se pueden solucionar con dinero, no? y hemos ganado mucho dinero, entonces?, como pueden caer verdaderos imperios financieros absolutamente solventes, de trayectorias históricas, empresas que son las dueñas del mundo?. No, no puede ser tan fácil, la resolución. Son las medidas que se están adoptando, aportar dinero, veremos la eficacia de las mismas, teniendo presente un futuro no muy lejano.

Mi visión del problema es que estamos ante una de las primeras crisis de causas estructurales y no de carácter únicamente cuantitativo. Y es que plantear un modelo social basado y dependiente de algo tan volátil como el dinero, ojo teniendo claro que sin dinero no hacemos nada, pero reconociendo también que no se gestiona el beneficio del modelo social y aportación a la comunidad, sino del beneficio particular , se obvia lo realmente importante lo cualitativo, si me permiten la metáfora, es como pensar que cuanto mas gasolina tengamos más lejos nos llevara el coche, sin contemplar la posibilidad de que la maquina puede tener la transmisión rota. El modelo actual busca la generación de dinero y se olvida de generar riqueza social real. Las empresas son agentes imprescindibles de la creación de riqueza social y los gobiernos garantes de que esa creación se realice de manera éticamente responsable, así como que su distribución beneficie a la población en igualdad de oportunidades. Por lo tanto, debemos apoyar las empresas desde todos los aspectos, exigiéndoles que realicen su cometido, y que su cometido no solo sea producir dinero, sino bienestar social y mantenerlo, responsabilizándolas de aspectos importantes en la estructuración social. Y es que en la práctica es el bienestar social el que retroalimenta los buenos resultados empresariales y por tanto ahí debe hacerse especial hincapié para que este no disminuya. Para este cometido necesitaremos de más tiempo, alargaremos los plazos para ganar dinero, pero el resultado será más perdurable en el tiempo. Esto es lo que se les debe pedir como contrapartida a las empresas por las ayudas ofrecidas, por el dinero publico. No hablo de intervencionismo, tal y como se describe históricamente, sino de libre mercado con metas diferentes a las instauradas.
En la valoración de una empresa en su balance, se debería incluir como activo real la responsabilidad social corporativa, que desarrolle esta, así mismo como que esto sea un valor añadido que suponga identificarla como una organización de interés social para acceso a financiación publica. Es una buena época para replantear nuevos modelos de gestión para todo lo que no funciona, sé que hay empresarios que no ven salida a la situación actual, pero quiero transmitir optimismo porque creo que el ser humano en circunstancias definitivas siempre genera soluciones. Las empresas tendrán que ajustarse a las condiciones de mercado, aplazar inversiones previstas, reformular sus modelos de negocio, atraer talento a sus organizaciones, pero sobre todo, tener claro que rol quiere desempeñar en la comunidad y nuevamente serán los recursos humanos el factor estratégico los que propicien situarnos en una situación de bienestar. Con todo ello, también recomiendo a todo el sector empresarial, poseer una actitud optimista a la vez que no irresponsable, que le permita a su organización tener una oportunidad. Siempre he pensado que ante la falta de recursos, la imaginación, revisión, compromiso y profesionalidad pueden ser buenos antídotos, para superar malas etapas. Estos antídotos surgen desde el optimismo, por ello debe existir una predisposición a ver la parte de oportunidad que exhiben las situaciones. Desde el pesimismo solo brotan comportamientos destructivos, actitudes perjudiciales, pensamientos inapropiados y sobre todo indiferencia.
Todos debemos trabajar juntos para superar esta etapa, empresas, gobiernos, agentes sociales, población, etc., pero también es obligatorio definir que queremos conseguir, y para mi la respuesta es clara, alcanzar objetivos sociales estables que beneficien a todos los segmentos de población, el dinero igual que viene se puede ir. La solvencia estructural no. Como se dice en mi tierra, cada vez que llueve, por mucha agua que caiga, siempre escampa, salvo que en esta situación, la solución debemos propiciarla desde nuestra reflexión, capacidad y trabajo. Ahora es un buen momento para empezar a solucionar esto, eso si por otros caminos que nos aseguren menos sobresaltos.

Rafael Cera
Consultor de Empresas

1343mpresas.com

La tercera vía. (Una alternativa profesional)


En la sociedad americana se respira un espíritu innovador que facilita la creatividad y la proliferación continua de nuevas empresas por los emprendedores en distintos sectores de la economía, y de una forma extraordinaria en el sector de las nuevas tecnologías, Internet.

Sin embargo esto no ocurre en otras sociedades como puede ser la española, la pregunta es que elementos marcan la diferencia.
Un primer factor se encuentra en las propias personas, los españoles cuando terminanos nuestros estudios o nos incorporamos a la vida laboral pensamos en tratar de sacar una oposición en la administración que nos de tranquilidad o bien empezar una carrera profesional en una empresa ya existente. Ya desde el principio desechamos la idea de arriesgarnos en aventuras profesionales fuera de estos dos campos de actuación, es decir, desechamos una tercera vía la de emprender a partir de la creación de nuestra propia empresa.

Pero quién no es consciente del esfuerzo y sacrificio necesario para salir victorioso en cualquiera de las dos primeras alternativas, y que decir del numero de horas extraordinarias que se le dedican para conseguir llegar al objetivo propuesto, además cada vez las posibilidades son menores, no hay más que observar el número de opositores por plaza o las fusiones que realizan las grandes empresas que siempre se traducen en destrucción de empleo. Por tanto es necesario analizar donde hay más posibilidades de salida profesional.

Los estudiantes y trabajadores americanos tienen como objetivo el crear su propia empresa. Muchas empresas las crean personas con nula experiencia empresarial, lo que subsanan acudiendo a asesores profesionales, pero lo fundamental es que creen en su idea y que triunfaran con ella. Por otro lado las personas que fracasan en su iniciativas tienen una reputación muy distinta que la que se da en nuestro país, se reconoce la experiencia por la que han pasado y los errores que han cometido como fuente de conocimiento, mientras que aquí prácticamente se consideran unos fracasados.
Manuel Trincado
www.winred.com
134empresa.com

sábado, 29 de mayo de 2010

Mi jefe, mi peor pesadilla


Si sufre de ansiedad o insomnio con el sólo pensar cómo enfrentará a su superior el día siguiente, puedes estar viviendo un caso de mobbing, o violencia laboral.

¿Qué situaciones señalas que estás sufriendo acoso? :

1. Asignarte trabajos sin valor o utilidad alguna.

2. Ponerte en evidencia delante de tus compañeros o repetir varias veces que eres ineficiente.

3. Causarte rumores o intrigas sólo por el hecho de desprestigiar.

4. Que te limiten información necesaria para el trabajo y descarten tu participación en juntas donde tu presencia es necesaria.

5. Interrumpirte constantemente, impedir que te expreses.

6. Desmoralizarte, a través de varias acciones, continuamente.

¿Qué puedes hacer?

Hay que "descifrar el problema lo más neutral posible, y descartar que no sea cuestión de empatía", explica Margarita Chico, directora de Trabajando.com México. También se recomienda no aislarse, aprovecha cualquier oportunidad para enfrentar la situación con el jefe, utilizando argumentos sólidos sobre tu trabajo. Si no se puede tener un diálogo con él hay que acudir a otras instancias, como Recursos Humanos, o hasta con los jefes inmediatos, sugiere la entrevistada.

Fuente: CNN Expansion

4 ERRORES AL BUSCAR TRABAJO


Un 18% de las personas falta a su entrevista de trabajo mostrando desinterés por el ofrecimiento; no por enviar mas currículos te contratan más rápido, así que piensa a qué firmas quieres llegar.

Al mandar el currículo a un conocido o bolsa de reclutamiento, generalmente se tiene en mente ciertas características de un empleo: que sea una buena organización, compañeros de trabajo agradables, un sueldo decente; un lugar donde encajar. La pregunta es ¿porqué cuando se consigue una entrevista laboral, hay quien la deja escapar?

"A veces, en la búsqueda laboral contactas a tantos, que van saliendo varias opciones, sobre todo si no tienes bien definido en qué tipo de plaza quieres colocarte. Así que al ver las entrevistas, el candidato simplemente deja las que no le interesan. Eso no es recomendable, porque puedes dejar un mal antecedente y se va la oportunidad de escuchar una alternativa", explica la psicóloga de trabajo, Elsa González, quien ha participado en proyectos de asesoría para Grupo Wal-Mart.

En la encuesta, aplicada a unas 3,000 personas, se cuestionó a los participantes sobre ¿qué pasa por su cabeza? en los momentos previos al encuentro. A la pregunta ¿alguna vez dejaste de ir a una entrevista laboral ya concertada?, el 82% respondió que no y el 18% dijo sí, lo que significa que aunque el porcentaje de desertores no sea muy amplio, hay personas que no le toman el verdadero peso a esta situación.
Y ¿por qué no se presentaron? El 35% señaló que no le interesaba la empresa; el 33% afirmó que no pudo escaparse de su trabajo; el 29% reconoció que tenía otra propuesta laboral, y el 4% señaló no haber asistido porque se le olvidó.
"Parecen increíbles las razones argumentadas para no asistir a una entrevista, porque al momento de comprometerse con la empresa que lo citó, deberían considerar previamente todas estas variables y en caso que una de ellas cambie, avisar anticipadamente que no podrán asistir y no sólo dejar de presentarse".
La especialista añade: "quien no se presenta, y sin previo aviso, refleja su falta de compromiso, interés y responsabilidad, características fundamentales a la hora de evaluar a un buen candidato".

¿Son selectivos?

A la pregunta ¿qué harías si el día anterior de comenzar a trabajar te llaman de otra empresa en la que ofrecen más beneficios?, el 65% optaría por la que más le conviene y le daría aviso a la otra, el 33% asumiría el compromiso y se presentaría a trabajar, mientras que sólo el 2% iría directo a la segunda.
En el contexto de la entrevista, señala el estudio, hay varios aspectos que complican a los mexicanos. El 41% dijo reconocerse temeroso por el rubro de conocimientos, al 26% le preocupa la vestimenta, en tanto, el 16% afirmó que se le dificulta dar una excusa en su trabajo actual, y el 16% apuntó como un problema el transporte para llegar al lugar.

Para el 84% de los mexicanos, quienes se ausentan en mayor medida de una entrevista son los jóvenes entre 18 y 24 años; un 8% cree que son los jóvenes entre 25 y 29 años; para el 6%, son los mayores de 36 años y, para un 2% de los encuestados, los principales desertores son los adultos entre 30 y 35 años.
Estas cifras demuestran que los jóvenes son el segmento que menos importancia le da a este tipo de conductas, eso "es más preocupante porque ellos deben dar una mejor impresión en estas actividades, pues no cuentan con experiencia laboral que los valide".

De acuerdo con la psicóloga del trabajo, éstos son algunos de los errores más comunes (además de no llegar a la entrevista) en los que el candidato puede caer al buscar otra opción laboral. ¡Evítalos!
1. Sin brújula laboral. Hay quien empieza a realizar "monitoreo de trabajo" sin tener en cuenta lo que ha hecho últimamente, y a veces intenta colocarse en un mercado distinto, en el cual no posee experiencia, por lo que su perfil no resulta tan interesante.

Tip: antes de mandar tu currículo (CV) a cuanta persona te ofrece difundirlo, o saturar las bolsas de reclutamiento, necesitas hacer un ejercicio para responder a preguntas, como ¿qué empresa tienen necesidad de mi experiencia y habilidades?, ¿tengo una buena selección en cuanto al mercado de compañías meta? Con base en ello haz una lista de las organizaciones en las que puedes proponer tus servicios y, si de plano requieres un cambio, analiza qué tipo de capacitación necesitas para encontrar una opción en ese nuevo rubro en el que pretendes colocarte. Así ¡no dejarás entrevistas sin cubrir!

2. De tin marín... Salir del desempleo es una meta vital, pero hasta para eso se debe tener un plan de acción. A veces la desesperación y las prisas por encontrar una opción te conduce a elegir una oferta que no es adecuada y, a la larga, terminarás abandonando ese trabajo.
Tip: dedica una tarde (o más) a pensar en qué tipo de trabajo te gustaría verte los próximos dos años y por qué. En lista los pros y contras de cada argumento y piensa en los factores que te están llevando a tomar esa decisión. Como, tener más ingresos para dar un enganche, por situación familiar o deseo de crecimiento personal.

3. Documentos en mano. No sólo el CV pesa como muestra de tu experiencia, es la síntesis de dónde te has desempeñado, pero los reclutadores quieren otras referencias de primera mano, y esa puede provenir de empresas en las que hayas trabajado con anterioridad (por lo que es vital cerrar tu ciclo en cada lugar de buena manera).
Tip: piensa en quién te puede extender una carta de presentación e, incluso, ofrécete para ayudar a redactarla. Existen algunos machotes pero éstos son muy generales y no destacan habilidades que pudieran ser indispensables para el puesto que aplicas. Una buena recomendación es que la carta subraye, en dos líneas, algún éxito que hayas obtenido anteriormente.

4. Vende tus destrezas. A los reclutadores les interesa contratar a personas que demuestren que van a incrementar o tener un mejor uso de los ingresos y recursos con que cuenta la organización. En época de recesión, las ganancias son más difíciles y el énfasis corporativo está en optimizar.
Tip: cuando más se puedan cuantificar tus logros y habilidades mejor. En algunos puestos es más difícil aplicar este concepto pero debes tratar de ligar tu desempeño a un resultado numérico. Por ejemplo "ayudé a terminar un proyecto dos semanas antes, aplicando ciertos... recursos".
Fuente: CNNExpansión

Factores de éxito para triunfar con la propia empresa

1. Golpea donde nadie ha golpeado. Cuando nos planteamos entrar en un negocio, mejor intentar ser de los primeros, posición que se refuerza si se trata de un un sector en crecimiento o todavía no maduro, esto nos puede suponer contar con unas ventajas decisivas a la hora de situarte en un mercado concreto.

2. Asumir riesgos si, pero de forma calculada. Es necesario asumir riesgos, si tienes una buena idea no esperes, actúa, eso sí adáptala a tus recursos humanos y materiales, siempre habrá inversores esperando apostar por negocios que han conseguido arrancar. Es necesario evaluar y planificar el riesgo para reducirlo y ajustarlo a su precio justo, que es el que estamos dispuestos a pagar.

3. Voluntad y Motivación. Estar dispuesto a dar el paso, estar convencido de las propias posibilidades y capacidades personales, establecer objetivos realistas que podamos alcanzar.

4. Detectar y aprovechar las oportunidades que presenta el mercado. Hazte un plano de situación del segmento de mercado que conoces. Entérate de las necesidades actuales y futuras de los clientes, pregunta, escucha, analiza y sintetiza las ideas factibles que desarrollar en la práctica.

5. Creatividad. El negocio no acaba cuando se pone en funcionamiento, mantener un servicio de calidad es fundamental, un cliente satisfecho es el mejor comercial para tu empresa, es necesario tener visión de futuro, para ello analiza a donde te gustaría llegar con tu empresa, resuelve los viejos problemas con nuevas formulas, evita expresiones del tipo “hazlo como de costumbre”, define nuevas estrategias, busca nuevas utilidades a los recursos de tu empresa, Innova, renueva, mejora, rediseña tus producto o servicios, ábrete a nuevas ideas, nuevos conceptos, nuevas políticas

6. Un buen comienzo. Ajusta tu idea de negocio a los recursos de partida. Aprovecha los pocos recursos de salida, es mejor utilizar los recursos en una buena campaña de promoción, en hacer una imagen de marca, en alquilar, en recurrir al leasing, renting,… En definitiva no inmovilices tus recursos, úsalos.

Fuente:134empresa.com

Jefes-líderes, en la era del conocimiento


En las grandes empresas, los directivos de nivel medio mantienen una relación más directa con los trabajadores (“trabajadores del conocimiento”, en muchos casos) y su función de liderazgo debe entenderse soportada por un buen conjunto de cualidades intra e interpersonales, que a menudo es preciso desarrollar. La Alta Dirección también utiliza estas habilidades personales (bastante que ver con la denominada inteligencia emocional), pero su perfil competencial es obviamente más complejo que el de la dirección intermedia. Y digámoslo ya: las acciones formativas orquestadas para desarrollar el liderazgo en los niveles intermedios no vienen generando resultados muy satisfactorios. Sin duda los seminarios o workshops se pueden mejorar, pero difícilmente resultarán suficientes. La cultura de la organización y el ejemplo de la Alta Dirección han de servir de sólido refuerzo a las acciones formativas que se programen; y, desde luego, los directivos intermedios han de hacer un continuado esfuerzo de autocrítica y desarrollo profesional. Todas las personas deben hacerlo; pero en los directivos intermedios resulta inexcusable por lo cardinal de su emergente papel. Digamos ya que, en la era del conocimiento, el jefe no es el que más sabe; pero sí posee las claves de la sinergia organizacional.

Fuente: 134empresa.com

viernes, 28 de mayo de 2010

¿Quieres montar un negocio en internet? No te pierdas Red Innova


La segunda edición de la Red Innova, un espacio de encuentro para emprendedores, inversores y expertos del mundo de Internet, intentará mostrar los próximos días 14 y 15 de junio en Madrid las posibilidades que ofrece la Red en el actual contexto de crisis.

Según destacó el fundador de esta iniciativa, Pablo Larguía, en la presentación del programa del evento, el objetivo es seguir "evangelizando" acerca del potencial de Internet para empresas, nuevos emprendedores y usuarios.


El encuentro, que se volverá a celebrar en el madrileño Circo Price, contará, entre otros, con la presencia del presidente de Google España, Javier Rodríguez Zapatero; el vicepresidente de búsquedas de Yahoo! para Europa y América Latina, Ricardo Baeza-Yates; el director general de Red.es, Sebastián Muriel o la consejera delegada de Tuenti, Koro Castellanos.

Asimismo, participaran en la Red Innova, empresas de capital riesgo, académicos y representantes del mundo de la publicidad y el espectáculo.

En la presentación de la cita, participaron representantes del BBVA y Telefónica, patrocinadores del evento, el responsable del área de Economía y Empleo del Ayuntamiento de Madrid, Alejandro Arranz, y el director general de Red.es, Sebastián Muriel.

En paralelo a las conferencias, habrá una zona de talleres de trabajo, se celebrará una competición de "startup" para elegir nuevos proyectos de negocio en la Red y habrá un espacio para el "networking" o contactos profesionales.

El año pasado más de 800 participantes, el 60% de fuera de España, se reunieron en la Red Innova.

Fuente: Portalparados portalparados.es

3 PASOS QUE CAMBIARÁN TU EMPRESA


Simplicidad, variación del tiempo y la disciplina mejoran procesos de producción, dice Accenture; las mediciones de desempeño se deben hacer vertical y horizontalmente.
Si un experto consejero en grandes corporativos llegara a tu empresa y te dijera que puedes obtener un crecimiento de 100% en un año, eliminando algunos procesos al interior de la compañía, seguramente muchas dudas surgirían y rechazarías la oferta.
"Un director tiene que tener claro que muchas veces en las compañías estamos haciendo actividades que no representan ningún valor para el cliente, y esto se traduce en bajo rendimiento, poca satisfacción e incumplimiento en los tiempos", dijo Mark O. George, líder de operaciones Globales de Desempeño de Procesos e Innovación de Accenture.
El experto, explica que existen tres puntos en los cuales, los líderes de las empresas deben trabajar para ganar mayor presencia en el mercado y así más clientes. El primero es simplificar todos los procesos de la organización, el segundo trabajar en las variables de los tiempos de trabajo y el tercero crear disciplina en cada una de las áreas de la compañía.
Para lograr el primer paso, George recomienda que se haga una valoración de cada una de las áreas de la compañía. "Si en una empresa el directivo firma un contrato con un nuevo cliente para venderle un producto y para hacer la entrega debe pasar por una lista de personas involucradas en el proceso, para que al final tenga que retornar el documento y esperar por la firma del mismo directivo, algo está funcionando mal y los procesos deben de cambiar".
En este punto, el autor del libro "The Lean Six Sigma: Guide to do more with less", señala que es necesario revalorar cómo opera la empresa y simplificar cada uno de los pasos que se deben seguir antes de entregar el producto o servicio al cliente.
"Para ser eficientes no sólo se debe conocer el proceso de producción de la organización, sino que hay que acercarse al cliente, hablar con él y escuchar qué es lo que él necesita, ahí se darán cuenta que existen muchas cosas que están haciendo muchas cosas de más generando mayores costos en la cadena de producción".
Una vez simplificado cada uno de los pasos de la producción, se debe iniciar una medición de las variables de tiempo que tarda cada una de las personas o máquinas en operar cuando están trabajando.
"En las compañías en las que trabajamos encontramos que en muchas ocasiones los empleados no tenían estandarizado el tiempo de cada una de sus tareas, entonces la firma de un documento o la revisión del pedido de entrega u otra tarea, podía tardar de 10 minutos a una hora o hasta tres, sin explicación alguna de por qué era más lento o rápido".
Esta variable en el tiempo de ejecución, causa una demora en el resultado final, haciendo que se incumple con los tiempos de entrega al cliente, y esto a su vez retarda los otros pedidos, generando sobre costos.
El experto asegura que si se trabaja al 80% de productividad en una empresa, esta variable de tiempos de ejecución no toman relevancia en la entrega, pero si se labora al 50% existe una probabilidad de fallar en calidad y tiempos de entrega del 50%.
Para resolver este problema, Mark sugiere disciplinar, tercer aspecto, cada uno de los procesos de trabajo, para llevar a la empresa a una transformación de excelencia operacional.
Mediante la implementación de esta guía, Mark a logrado que empresas como Best Buy, Xerox, Caterpillar, FritoLay, BMW, entre otras, incrementaran sus ventas y el grado de satisfacción del cliente.
Por: Diana Fernández
´Fuente: CCNExpansión

jueves, 27 de mayo de 2010

¿Tiene un trabajo de calidad? Compruebe si las condiciones son justas


Teniendo en cuenta la coyuntura económica y laboral que atraviesan países como España en estos momentos, el simple hecho de mantener un trabajo es casi algo para celebrar. Sin embargo, no todos los trabajos cumplen con las condiciones básicas y no todos se podrían catalogar como "trabajos decentes".

Compruebe si cumple todas estas cuestiones importantes con los Indicadores de Empleo de Calidad que pone a su disposición la web www.tusalario.es en la que puede encontrar información importante sobre legislación laboral. TuSalario forma parte de una familia internacional de páginas salariales en la que participan como socios, universidades, institutos de investigación y sindicatos de varios países.

¿Su trabajo, salario y seguridad social respetan la ley laboral de España y los convenios internacionales? A través del Test de Empleo de Calidad, puede comparar su situación laboral con los estándares internacionales y su aplicación en España.

Tras realizar el test, si su puntuación es mejor, perfecto, lo que no debería ser nunca es menor que los estándares internacionales. Además, después de cada una de las respuestas aparece un breve texto informativo acerca de cuáles son sus derechos, tanto a nivel nacional como internacional. Compruebe en qué punto se encontraría su trabajo actual.

Fuente: El economista

Imagen: Eneko

Michelin ha vuelto a crear empleo tras dos años de crisis

Esta empresa de fabricación de neumáticos ha pasado, como muchas otras, unos años duros de crisis pero parece que poco a poco la van remontando. Habrá que ver si el final de las ayudas al sector del automóvil no suponen otro revés para empresas como ésta pero de momento, el pasado mes de mayo han vuelto a crear empleo, en concreto unos 100 contratos en su fábrica de Gamarra (Álava). De momento, son eventuales pero veremos cómo evoluciona el sector.

En toda la provincia de Alava se está corriendo la voz y son muchos los que acuden a la sede de Michelín en Gamarra para intentar ser uno de los afortunados que pueda optar a un contrato en esta empresa. De momento, y según ha publicado noticiasdealava.com, el mes de mayo ha roto una tendencia de dos años en los que Michelin no ofrecía ninguna posibilidad de contratación. Al menos, y gracias al acuerdo con los sindicatos, evitaron poner en marcha un Expediente de Regulación de Empleo, como en otras empresas.

Este mes, y debido a los ritmos de producción de los últimos meses, han contratado a 100 personas de forma eventual. Sin embargo, esta noticia alude a que, en caso de mantenerse los ritmos actuales, estos contratos pasarían a ser estables e incluso la empresa podría necesitar ampliar aún mas su actual plantilla.

Aunque el plan del gobierno para ayudar a la industria del automóvil está próximo a acabar, los responsables de Michelín confían en que no les afecte ya que una gran parte de la producción de neumáticos de esta fábrica se marcha a otros países europeos donde no se da esta situación.

En la actualidad, Michelín no tiene ninguna oferta de empleo activa en su web pero permite que podáis presentar vuestras candidaturas espontáneas por si se produce en las próximas semanas. Por intentarlo no perdéis nada, sobre todo si vivís en la zona o estáis dispuestos a desplazaros.

Fuente: Portalparados

LAS 10 CLAVES DEL TALENTO SEGÚN TOM PETERS


Tom Peters es lo que se conoce como un gurú, en todo lo amplio de esta palabra. Es uno de los más influyentes líderes en temas como innovación, creatividad, talento y “nueva” visión corporativa. En su libro “Re-imagina: Talento”, este maestro del management reseña lo que él llama “el kit de supervivencia de la marca personal”. He aquí los 10 atributos claves según el gurú.
1. PIENSA COMO EMPRENDEDOR
Sé el jefe de tu propio espectáculo. Reinventa todas las actuaciones para asegurarte de que realmente realcen tu marca personal. Debes actualizar tu “historial”, por lo menos, una vez al año. Imagínate como el CEO de “YO S.A.”. Piensa que hoy sólo estás “prestado” a tu actual trabajo.
2. SÉ SIEMPRE UN “REMATADOR”
Necesitas saber los pormenores de hacer dinero, sea en tu actual trabajo o como el CEO de “YO S.A.”. Conoce los números y mantén la vista pegada en el balance. Aquí lo clave es que tu historial, en la práctica, consiste un 98% en “cerrar el trato”. Como sabe un auténtico hombre de negocios, la vida es vender. “El buen intento” de cerrar una operación, en este caso, no es suficiente.
3. UTILIZA EL MARKETING
Esto no significa poner un anuncio en una revista de alta circulación. El mundo de la marca personal está lejos del viejo mundo den el que permaneciste durante 20 años... en el departamento de crédito y cobranza. Ahora saltarás de proyecto en proyecto, trabajando con desconocidos. Tendrás que venderte de nuevo en cada actuación. Vende tu punto de vista. Vende lo que vales. Vende tu “YO S.A.”.
4. PERSIGUE LA MAESTRÍA
Ya no es suficiente ser bueno en lo que haces y saber las reglas del marketing y el networking. Necesitas ser condenadamente especial en algo de valor económico específico. En una palabra: necesitas exhibir una ¡verdadera maestría! Esto es mucho más que tener una capacitación distinta. Debes trabajar obsesivamente en tu “arte”, como un artista o atleta de elite.
5. FOMENTA LA AMBIGÜEDAD
Aunque la maestría es esencial, ni siquiera eso será suficiente en un mundo donde las auténticas categorías de pensamiento y de acción están errando y cayendo constantemente. Tan importante como la capacidad de hacer una cosa extremadamente bien, es la capacidad de hacer una docena de cosas a la vez. Todo está a nuestra disposición. Nadie sabe a qué demonios se dedica. Debes ser capaz no sólo de “ocuparte de ello”, sino de fomentar realmente la ambigüedad.
6. RÍETE DE LAS GRANDES TONTERAS
Cultiva el sentido del humor. Esto no significa saber contar chistes, sino tener la capacidad de reírte del fabuloso prototipo que se auto-destruye... y ocuparte inmediatamente de la próxima interpretación. En la actual y turbulenta era, tendremos que equivocarnos mucho más frecuente y embarazosamente que antes. Triunfarán las empresas que toleran o incluso celebran el fracaso.
7. CONFÍA EN LA TECNOLOGÍA
No necesitas ser un experto en un paquete de software particular o saber programar. Pero debes apreciar instintivamente el hecho inequívoco de que Internet y todo lo que venga después pondrá boca abajo la empresa en un período de tiempo extraordinariamente corto.
8. PÓSTRATE ANTE EL JOVEN
Muchos tendremos “apetito por la tecnología”... pero, ¿llegaremos a “captarla” verdaderamente? ¡Ni pensarlo! Por eso tenemos que rodearnos de jóvenes. Cada equipo de proyecto debe incluir al menos un joven: alguien que no necesite “reinventarse” porque nació, se crió y se licenció genéticamente en la nueva economía.
9. ALIMENTA TU RED
La lealtad no está muerta y es más importante que nunca. Pero el eje de la lealtad ha girado 90 grados. La “lealtad antigua” era una lealtad vertical: a una jerarquía. Te agarrabas un escalón tras otro mientras escalabas una ladera vertical prescrita.La “nueva lealtad” es horizontal: a una especialidad o un sector. Lo que importa es lo que piensan de tu trabajo tus compañeros. Debes formar y gestionar deliberadamente una red cada vez mayor de contactos profesionales en tu campo.
10. CULTIVA LA PASIÓN POR LA RENOVACIÓN
Hoy, un enfoque pasivo del perfeccionamiento profesional te dejará fuera de carrera. Revolucionar tu cartera de capacitaciones... al menos cada media docena de años, si no más a menudo, es ahora una necesidad de supervivencia mínima. Pregunta: ¿tienes un plan formal de renovación de la inversión? Y, si tienes uno, ¿es tan osado como demandan estos tiempos osados?
Por: Héctor Vera A.

miércoles, 26 de mayo de 2010

10 claves para superar las barreras que debilitan la motivación


La burocracia, la jerarquía y la falta de colaboración son algunas de las barreras que disminuyen la motivación del empleado. Le damos las claves para superarlas.

1. Burocracia organizativa. Se imponen la organización horizontal –en la que fluya el trabajo en equipo–, la comunicación y el liderazgo compartido.

2. Desalineamiento de los objetivos. Se supera con la identificación de los retos y la definición de la misión de cada uno de los profesionales. Concretar los objetivos.

3. Jerarquía. Hay que favorecer la cercanía entre las categorías profesionales para generar confianza y agilizar los procesos.

4. Cultura de presencia. Evaluar al empleado por los resultado, no por su permanencia en el puesto.

5. Cultura de apagafuegos. Lograr el consenso en cada decisión.

6. Falta de colaboración entre departamentos. Organizar foros de intercambio de inciativas enfocadas hacia un objetivo común.

7. Falta de claridad organizativa. Identificar quién hace qué y para qué.

8. Comunicación limitada. Aumentar la frecuencia y calidad del ‘feedback’ y crear un sistema de incentivos eficaz.

9. Falta de herramientas para incentivar el alto desempeño. Premiar la aportación de los mejores es la clave de la motivación.

10. Escasa movilidad interna. La rotación interna favorece el desarrollo y la implicación.


Fuente: Expansion

Cómo enganchar y hacer feliz al empleado


Conseguir que el profesional trabaje a gusto es el primer objetivo para la empresa que, a partir de ese momento, comienza a diseñar políticas que comprometan al empleado con un proyecto de negocio más allá de sus obligaciones. Engancharlo es la clave para el éxito.

Si los lunes por la mañana el sonido del despertador le cae encima como una losa y piensa en la jornada laboral como un trámite más para pagar la hipoteca o subvencionar su ritmo de vida, probablemente su compañía no ha hecho los deberes: la satisfacción, la motivación, el entusiasmo y, mucho más lejos aún, el compromiso con el proyecto de negocio brillan por su ausencia. Y, por supuesto, usted no está precisamente enganchado a su trabajo y a su empresa. Para Montserrat Ventosa, directora de Employee Branding, este es el reto o, mejor dicho, la obligación que tienen que asumir las compañías para aumentar la productividad de sus empleados y los resultados de negocio.

Para ser competitivo hay que enganchar. Ventosa habla del enganching como un estadio que supera el compromiso tradicional al que hacen referencia las empresas para medir el grado de implicación de sus profesionales. Este concepto hace referencia al significado de 'engagement', ocupar la atención o esfuerzos de una persona; asegurar la ayuda, el trabajo, el uso de algo; que difiere del compromiso, es decir, poner de común acuerdo en manos de un tercero la determinación de la diferencia.

Según Ventosa, para enganchar "hay que ser más auténtico y decir lo que es importante en cada momento. Lo que rompe el compromiso son las mentiras y falsas promesas. Venimos de casa con altos niveles de enganching y las empresas tienen que mantenerlo. El secreto casi siempre está en la transparencia, en decir las cosas como son para que el empleado tome sus decisiones y critique, sin temor a las represalias".

Las empresas constituyen el escenario en el que el empleado debe ser libre, en ningún momento puede estar obligado a un compromiso. Elisabeth Roux, directora general de Penna, entiende la implicación del profesional en un proyecto desde esa perspectiva: "Eres forofo de un equipo de fútbol porque eliges esa opción y te sientes cómodo con ello. En las organizaciones sucede lo mismo: si el entorno es propicio por su flexibilidad y liderazgo, el compromiso del profesional es un hecho".

En la gestión de personas no existen recetas mágicas, pero Ventosa asegura que para pasar del compromiso al 'enganching' el principio puede ser aplicar las "tres B": believe (creer), belong (pertenecer) y be embassador (ser embajador). "Lograrlo requiere unos jefes con grandes dosis de coherencia y sinceridad en sus planteamientos y que sean cercanos", concluye.

Fuente: Expansion

martes, 25 de mayo de 2010

Las empresas de innovación, las que más valoran la capacidad de gestión femenina


Un centenar de personas se dio cita el lunes en el V Foro Mujer y Liderazgo que, organizado por Aliter y la Fundación Rafael del Pino, analiza cada año el papel femenino en el entorno laboral. Aspectos como la selección de directivas, la mujer empresaria y la ley orgánica de Igualdad centraron la atención de los presentes en un encuentro que no cabe sino calificar de oportuno cuando las consejeras sólo alcanzan el 9,4% en las 35 empresas del Ibex -apenas un 2,5% son consejeras ejecutivas- y el 8,2% en el resto de cotizadas.

La mayor capacidad de las mujeres para negociar, su generosidad y su motivación "para crear situaciones de beneficio mutuo" fueron, para el presidente de Eurotalent, Juan Carlos Cubeiro, que participó en una mesa redonda, algunas de las principales conclusiones del foro. Ellas gestionan mejor las relaciones interpersonales dentro de la firma y apoyan más a los trabajadores, opina el experto. Cualidades que, sin embargo, se neutralizan si la mujer ocupa la presidencia ejecutiva, asegura.

Según un informe de dos analistas de las universidades de Columbia y Maryland que estudió los balances de compañías estadounidenses entre 1996 y 2006, "las que promocionan a féminas a puestos de responsabilidad obtienen mejores resultados económicos". Y son las relacionadas con la innovación donde se valoran más esas capacidades, el estilo de gestión de las mujeres.


La necesidad de integración, los desafíos que aguardan en tiempos venideros y el talento, con cuatro 'd' -diversidad, disfrute, dedicación y dominio- como claves y tres 'c' -compromiso, capacidad y contexto- como ingredientes, fueron otras de las cuestiones abordadas en el encuentro, así como la importancia del equipo para generar sinergias y para forjar a los líderes.

La socia fundadora de Excellent Search, Elena Terol, habló de la buena formación de las directivas -valga sólo un ejemplo: 123 de los últimos 183 premios fin de carrera del Ministerio de Educación los han recibido alumnas-, de la diferencia salarial con sus colegas -un 17% en altos cargos- y de sus valores, como su cooperación, su gran sentido de la realidad, su actividad multitarea y su entusiasmo. Además, reseñó el hecho de que asumen menos riesgos y dirigen firmas con menores tasas de morosidad, algo fundamental en momentos de crisis.

Completaron la nómina de ponentes la socia del departamento de Derecho Laboral de Garrigues, María José Ramo; el presidente de Vértice 360, José María Irisarri; la directora de la división de Mujeres en Consejos de Administración y Alta Dirección de Excellent Search, Eva Levy; el presidente de la Fundación para el Desarrollo de la Función de los Recursos Humanos, Jorge Cagigas; la presidenta de la Fundación Rafael del Pino, María del Pino; la directora de Promoción de la Cámara de Comercio de Madrid, Mariola Olivera; la presidenta de la Asociación Española de Mujeres Empresarias, Inmaculada Álvarez; el presidente de la Confederación de Asociaciones de Jóvenes Empresarios, Patricio Rodriguez-Carmona y la directora del departamento de Economía del Círculo de Empresarios, María Jesús Valdemoros.

Galardón
Tras la celebración del foro, recibieron sus diplomas las estudiantes de la tercera edición del Programa Superior Mujer y Liderazgo, promovido por las instituciones impulsoras de un encuentro que se clausuró con la entrega del Premio Mujer Líder 2010 a Mónica de Oriol e Icaza. Una distinción que reconoce "su trayectoria profesional, su calidad humana y su responsabilidad con el bienestar de la sociedad española" y que conceden cada año la Fundación Rafael del Pino, Aliter y Merck.

Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid y diplomada en Economía de la Unión Europea por la London School of Economics, Mónica Oriol preside, desde 1989, el grupo Seguriber, que ha pasado, durante su gestión, de 18 a más de 3.300 empleados en sus diferentes divisiones: dos compañías de seguridad, una de servicios integrales y auxiliares, otra de limpieza industrial y una más de asistencia sanitaria. La sociedad facturó en 2007 un total de 84,5 millones de euros.

La emprendedora, que destacó que el galardón es "un estimulo importantísimo" en el actual entorno empresarial, "duro y complicado", ha sido también profesora de Economía Aplicada en varias universidades y hasta su incorporación a Seguriber trabajó en la inmobiliaria Momisa. Además, es consejera independiente de Indra, presidenta de Secot, vicepresidenta del Círculo de Empresarios, miembro de IWF (International Women’s Forum), del comité directivo de YPO (Young President’s Organization) y del Consejo Asesor de la Fundación Rafael del Pino, así como del Consejo Protector de la Fundación Vizcaína Aguirre.

Fuente: Expansion

Recomendaciones de la comunicación de crisis


NO MENTIR (para mí es la más importante de todas)
No especular. Sólo dar información contrastada.
Dar información. Es mejor que los medios se enteren de primera mano y que no busquen información de otras fuentes que puedan distorsionarla.
Dar la cara y atender al plano emocional.
Establecer canales de comunicación directa con afectados.
Compartir la información con otras entidades.
Mantener informados cuando es el caso, a empleados, proveedores, clientes,…
No eludir responsabilidades ni señalar culpables (esto no significa asumir responsabilidades que claramente corresponden a otros).
Espero que os sea de utilidad

Fuente: el blog de Yises

lunes, 24 de mayo de 2010

Diez errores que pueden llevar su proyecto de negocio a mal puerto


Desarrollar un plan de negocio y dejarse guiar por él, estudiar la competencia, realizar un análisis de mercado... Son algunos de los consejos y recomendaciones básicas cuando se pretende emprender un negocio. Nada que no se aprenda con una consulta a las Cámaras de Comercio. Sin embargo, el salto de la teoría a la práctica no es sencillo y salir al mercado supone encontrarse con algún escollo imprevisto.

¿Cuáles son los errores más frecuentes? ¿Cómo se pueden evitar antes de que se produzcan? elEconomista ha recopilado los 10 errores y dificultades más frecuentes que pueden llevar un proyecto emprendedor al fracaso, a través de la experiencia de doce emprendedores.



1 No saber aclimatarse a las funciones de empresario

Ser empresario conlleva adquirir nuevas funciones y rutinas, entre ellas la gestión de licencias, trámites, administración, burocracia... No saber adaptarse a este rol de gestión puede derivar en un fracaso emprendedor.

"La parte administrativa es la que más cuesta: lidiar con el papeleo, los contratos... Es algo que requiere tiempo", reflexiona Javier Garrido, uno de los fundadores de El ajuar de María, pyme especializada en la fabricación de vajillas.

Coincide en ello María José Estrella, impulsora de Maralis: "No es lo mismo conocer el funcionamiento del mundo empresarial que el oficio de empresario. Tienes que ir aprendiendo día a día".

Juan Antonio García, fundador de la productora Noosferamedia, también señala que "tienes que ir poniéndote al día en cosas nuevas que no conocías. Si nunca has sido empresario antes, cuesta".

2 Confiar en la buena voluntad de socios e inversores

Un segundo escollo que se puede encontrar en el camino viene derivado de la relación con socios e inversores. En este sentido Sergio Medina, director de Tuymilmas, lo tiene claro: "No voy a tener una posición minoritaria en los negocios en los que me implique".

Ésa es la lección que aprendió de sus proyectos empresariales anteriores. "En su día me equivoqué en confiar en la buena voluntad de la gente. Tuve socios que dejaron de lado el negocio y yo no tenía capacidad de hacer fuerte mi presencia para reconducirlo. Veía que se iba a hundir y no podía hacer nada. Ahí pequé de inocente".

3 Descuidar la persona en quien se delegan algunas funciones

Un tercer error, derivado del anterior, tiene que ver con la selección de la persona adecuada sobre la que delegar varias funciones.

Gabriel Alemany, creador de la tienda de material deportivo Basketspirit, considera que al principio es necesario estar muy encima del proyecto: "Si no ves de primera mano lo que está pasando no puedes diagnosticar la situación. Y cuando te das cuenta es demasiado tarde. He ido aprendiendo cosas, como por ejemplo que tienes que estar encima de lo que hace tu asesor, por más que lo haga con buena voluntad. No puedes dar nada por sentado".

4 Descuidar la oferta de profesionales disponibles

Federico Martín tuvo una idea: construir casas de madera prefabricadas como solución habitacional. Así fue como montó Casamisura. Pero encontró un escollo: "En España la arquitectura en madera es optativa en la carrera, por lo que no había muchos especialistas y tuve que dedicar mucho esfuerzo a encontrar uno".

La lección que se desprende de su experiencia es que no se debe descuidar la oferta de profesionales disponibles en el mercado antes de aventurarse con un negocio que requiera una especialización técnica.

5 No saber romper la barrera del intrusismo sectorial

Se puede tener una buena idea, un plan de negocio bien estudiado, poner en marcha una estructura fiable... pero encontrarse con la dificultad de acceder a proveedores y socios comerciales por ser nuevo en el sector.

"A nosotros directamente hubo empresas que no nos hicieron caso cuando fuimos a pedirles presupuesto", recuerda Ataulfo Arróspide, fundador de Noñoño, una pyme especializada en el sector textil, donde aterrizó sin experiencia.

6 Dejarse seducir por la imagen de marca

Al iniciar un nuevo proyecto empresarial hay que poner en marcha muchos frentes. ¿A cuál hay que dedicarle más recursos?

Maica Malavé cree que, en su caso, "quería que la imagen de mi empresa fuera espectacular y me gasté lo que no estaba escrito en crear la imagen corporativa. Me dejé deslumbrar", dice sobre su empresa de delantales. En su caso contrató.

7 Poner los gustos personales por encima del mercado

Lo que le gusta a un emprendedor puede que no sea lo que le guste a los consumidores. En este sentido, dejarse llevar por las preferencias personales -especialmente en la selección de productos- en lugar de analizar las demandas del mercado es un error que puede dejar el proyecto en una difícil situación.

Es lo que les sucedió a María Luis Fernández de Loaysa y su socia cuando montaron La Bañista, una tienda de antigüedades donde se puede comprar ropa y complementos con historia. "Al principio, comprábamos prendas y objetos que luego nos costaba vender. Creo que nos equivocamos de criterio a la hora de escoger", afirma esta emprendedora. "Hemos ido aprendiendo a ser más selectivas, a comprar más artículos y de más calidad".

8 No contar con que un mercado global conlleva negociar en otros idiomas

Operar en un meracado global significa enfrentarse a la barrera idiomática. Los responsables de Tot a Lot, una pyme que diseña ropa para bebés gemelos, se dio cuenta de ello "cuando tuvimos que contratar la confección de los patrones en Portugal", dice Daniel Bezares, uno de sus socios fundadores.

"La interacción con otro idioma complica y eso nos ha provocado muchas idas y venidas en los primeros prototipos". Más aún si se trata de buscar proveedores asiáticos. Esto también se aplica a los consumidores, especialmente si el producto o servicio se quiere sacar al mercado exterior.

9 No darse cuenta de cuándo se ha llegado al fracaso

Uno de los errores en los que incurren muchos emprendedores es no darse cuenta de cuándo ha llegado el momento de echar el cierre. Si la facturación y ritmo de ventas no cumple el plan de negocio es una señal de aviso.

Otra es marcarse plazos, como hace Daniel Aguirre, un emprendedor que ha lanzado varios proyectos relacionados con arte y showrooms. "No todo lo que hagas va a salir bien. "Si lanzas un negocio y a los tres meses ves que no funciona, lo mejor es cerrarlo y probar con otra idea, de lo contrario acabas perdiendo tu tiempo y tu dinero", es la lección que él ha aprendido.

10 Esperar demasiado en dar el primer paso

A veces se tiene la idea, la inversión y el modelo de negocio... pero se demora demasiado en dar el primer paso, lo que puede dar ventaja a la competencia.

Daniel Mediavilla, fundador del portal de cashback eBonus, cuenta que "tardé mucho en dar forma a mi idea y cuando me lancé ya habían surgido otras empresas similares".

Fuente: El Economista