sábado, 31 de julio de 2010

Aprovecha el Tiempo:Libros para leer en Vacaciones

Puedes sacar rendimiento a tus vacaciones con esta lista de libros que te recomendamos a continuacion:

Para los emprendedores:

El libro negro del emprendedor de Fernando Trias de Bes , para aquellos emprendedores sin miedos.

Let´s Play,de Ventura Ruperti/Sergi Corbero para los jovenes trabajadores


El espiritu creativo de Paul Kaufman/ Michael Ray, para desatar nuestra imaginacion

¡Delega! de Donna M.Genett, para un lider mejor

Vivir sin jefe de Sergio Fernandez, para no tropezar en la misma piedra

Estes son mis recomendaciones y.. ¿Cuales son las vuestras?

Las respuestas que un emprendedor debe saber

¿Plan de negocios? ¿estudio de mercado? ¿hacer publicidad con bajos recursos? Muchos son los interrogantes que enfrenta un entrepreneur al constituir su empresa. Una guía de consejos para que el proyecto sobreviva y se consolide.

Tener un plan de negocios es como una brújula: siempre marca el norte. La herramienta es especialmente necesaria cuando se empieza a crecer, la etapa en que aparecen los problemas. Esa hoja de ruta indica lo que el emprendedor quiere hacer. “El gran tema en un emprendimiento no es la empresa, sino el emprendedor. Qué es lo que él quiere”, asegura Alejandro Mashad, director de Endeavor. La pregunta para hacerse es: ¿adónde quiero llegar? y fijar un objetivo a cinco años.

El primer desafío para todo proyecto es que no se muera. Sólo el 40 por ciento de las nuevas empresas sobrevive a los dos primeros años. La siguiente pregunta: ¿cómo quiero llegar?

Para Silvia Torres Carbonell, directora del Centro de Entrepreneurship del IAE, es indispensable conocer y no subvalorar a la competencia, considerar todos los recursos que serán necesarios, y no quedarse corto con el cálculo de la necesidad de fondos.

La primera pregunta que se hacen todos los emprendedores es si conviene constituir una sociedad comercial. Hacerlo permite armar una estructura legal para separar la responsabilidad legal de la empresa de la personal. Y es la mejor opción cuando hay más de un socio. Pero, ¿qué tipo de sociedad constituir? Las sociedades se dividen entre aquellas que tienen como centro el capital y las mixtas. La S.A. es una sociedad de capital, donde no importa quiénes son los accionistas. Lo que interesa es el capital. “Eso permite la libre circulación del mismo y estimula la inversión”, explica Martín Caselli, socio del estudio homónimo. Una de las ventajas de la S.A.: si quiebra, lo hace la sociedad, no las personas. En una SRL, una sociedad mixta, se puede elegir quién entra y quién no, y cada cambio de socio implica un cambio de estatuto. Esto hace que los socios estén más protegidos. “Existía una imposición social que hacía pensar que, para sentarse frente a un banco, por ejemplo, tenía más peso una S.A. que una SRL. Hoy ya no es así”, dice el abogado.

Las SRL son más económicas en su constitución, ya que están exentas de la tasa de fiscalización que la IGJ cobra a las S.A. por acción, y no requieren de capital mínimo. Por otro lado, las S.A. están obligadas a presentar balances certificados en forma anual.
Para llevar a cabo un emprendimiento es fundamental conocer el mercado al cual se quiere entrar. Cómo se maneja, quiénes son los competidores y cuál es su modelo de negocios. Tener esta información es la única manera de poder diferenciarse. Más aún, si en el business plan figura como objetivo conseguir un inversor. Presentar estimaciones sustentadas con información del mercado es uno de los requisitos más importantes para conseguir plata.

Continua leyendo: http://jcvalda.wordpress.com

viernes, 30 de julio de 2010

Empezar un Negocio con Mentalidad de Emprendedor

Antes de empezar un negocio, es necesario cambiar la forma de pensar. La realidad es que su mejor activo es usted mismo. Lo mejor que puede hacer es trabajar en su mentalidad cuando esta pensando en empezar un negocio. Por ello, le presentamos algunas ideas para trabajar en su mentalidad emprendedora y de empresario.

Antes de comenzar, es importante aclarar ciertas diferencias que existen entre emprendedores, empresarios, inversionistas, especuladores o poseedores de bienes. Esto le permitirá identificar su personalidad y hacia dónde puede orientar su nuevo negocio.

El emprendedor está por encima y se le puede identificar donde quiera que surja un salto brusco en cualquier campo del saber y del hacer. Un empresario se reconoce porque, normalmente, enfrenta riesgos bastante medidos. Sin embargo, si no es emprendedor simplemente está destinado a ser uno de tantos en su actividad y, por lo tanto, las probabilidades de fracaso son grandes, si entendemos la dinámica de la competencia. Por ejemplo, algunas actividades que haría un emprendedor serían los negocios por internet, los negocios de moda, nichos de mercado específicos, etc.

Todo el articulo en: www.100negocios.com

Emprendedor: Un estado del espíritu, independiente de la edad

Es emprendedor quien dispone de la capacidad individual de tomar iniciativas y de administrar la iniciativa tomada, y este adjetivo no hace distinciones entre gente joven y madura, aunque sí pide una aptitud específica. Hay quien llega al mundo dotado con esa aptitud, pero no todos los emprendedores lo son de nacimiento.

Incluso si fuera así tuvieron y tienen mucho que aprender, pues la característica de ser emprendedor es algo que se estimula, se enseña y se aprende.

En este mundo de rápidos cambios en el que vivimos incluso los emprendedores natos necesitan prepararse para las grandes empresas. La capacidad de emprender sin una determinada preparación permite ir poco más allá de los pequeños negocios.

Si le preguntara qué significa ser un joven emprendedor, tal vez usted me respondería que es tener entre 18 y 29 años y disponer de suficientes aptitudes para administrar un negocio propio. Con todo, cuando le hago esta pregunta la edad cronológica en realidad no pasa de ser un detalle y carece de relevancia en la respuesta. El núcleo de la respuesta se centra en la osadía, el ímpetu y en otras cualidades típicas de la juventud.

Ser un hombre o una mujer jóvenes no consiste tan sólo en ser osados, impetuosos y tener hormonas. Es más que eso: es disponer de las cualidades necesarias para ser emprendedor, potenciadas por una especie de lente de aumento para hacerlas más fuertes y vigorosas. Si tuviéramos que trazar un perfil del joven emprendedor diríamos que:

  • No sólo tiene iniciativa, sino que vibra más que los demás con sus iniciativas;
  • cree mucho en su potencial (si los emprendedores saben que pueden hacer algo, los jóvenes emprendedores están completamente convencidos);
  • es más intrépido que los demás, y eso no significa que no calcule los riesgos, sino que sabe que son inevitables;
  • aunque esté convencido de que está destinado a tener éxito, no teme al fracaso, pues sabe que si llega su vena emprendedora lo conducirá a nuevas oportunidades;
  • decide y asume la responsabilidad de sus decisiones con increíble facilidad;
  • controla todas las situaciones que rodean sus proyectos;
  • es dinámico, perseverante, está convencido, confiado y auto-motivado;
  • es optimista y soñador, pero sólo lucha por aquello que es capaz de ver (aunque los demás no lo vean);
  • tiene energía de sobra para sacar adelante más de un proyecto a la vez;
  • confía en su potencial de realización, pero sabe que un equipo bien liderado es fundamental para realizar sus proyectos;
  • conoce la importancia del liderazgo en el mundo actual, es consciente de su papel de líder y, por lo tanto, procura desarrollar características que le permitan ser un líder cada vez más eficaz.

Tanto los emprendedores como los líderes pueden nacer como “tales” o formarse para ello. Según Warren Bennis, profesor de administración de empresas y destacado especialista mundial en esta área, el liderazgo es “la capacidad de crear una visión apasionante, transformarla en realidad y mantenerla durante un largo periodo de tiempo”. Y está convencido de que existe una fórmula para realizar esta proeza y que los elementos de esta fórmula pueden transmitirse de una persona a otra, que las utilizará según sus características personales para definir su estilo de liderazgo.

Los factores necesarios para el liderazgo son:

Visión: ante todo, un líder debe ser un visionario. necesita desarrollar la habilidad de pensar en aquello que aún no existe y ser capaz de crear un mapa del futuro a partir de los datos de que disponga gracias a su intrépida visión. Una visión, en un cerebro normal, es apenas un sueño, pero cuando la visión aparece en un cerebro guiado por la estrella del liderazgo, se trata de una nueva empresa.

Compromiso: es el recurso generador de energía para realizar aquello que se desea. menos que esté completamente involucrado y comprometido con una actividad, el líder no conseguirá realizarla, pues le faltará energía. Comprometiéndose, será responsable del proyecto y responderá de su participación así como de la participación de terceros, asegurando con ello que el proyecto se realizará.

Comunicación: en la era de la agricultura mandaba quien disponía de la tierra. En la era industrial, mandaba quien tenía el capital. En la era de la información, manda quien tiene información, pero esto sólo es así cuando esa información se comunica. Y la comunicación sólo es eficaz cuando todos los implicados la entienden. Así, el líder debe saber identificar el canal de comunicación de sus interlocutores (el visual, el auditivo o el cinestésico) y, más aún, debe ser claro y objetivo al transmitir sus orientaciones a los liderados, debe encontrar la manera de romper las resistencias y saber adaptar su mensaje a las necesidades, preocupaciones, temperamentos y vocabulario de sus interlocutores.

Integridad: la credibilidad y la fiabilidad del líder dependen de su integridad, que es la forma en que sus valores personales y profesionales se reflejan en su lenguaje y en su comportamiento. Los emprendedores necesitan ser líderes. Y los líderes, ante todo, deben ser íntegros.

Realidad: Un estrecho contacto con la realidad permite al líder dar dirección a sus acciones. El líder no puede rechazar conocer cómo los demás perciben sus proyectos y sus planes. Sólo cuando disponga de este conocimiento podrá plantear estratégicamente la puesta en marcha de sus proyectos.

Intuición: en el mundo de hoy, el desarrollo de la intuición es crucial para el líder.

La intuición nos permite tomar decisiones correctas en base a datos incompletos, y es algo cada vez más necesario en la medida en que no podemos mantenernos informados de cuanto ocurre a nuestro alrededor y, con todo, debemos tomar decisiones firmes y correctas. Hay que destacar que la intuición es una habilidad del hemisferio derecho del cerebro y una de las características femeninas que predominarán en el mundo.

Ser un joven emprendedor es cualificarse para hacer realidad los sueños, para desarrollar el liderazgo, actualizarse constantemente y, sobre todo, mantenerse como joven emprendedor a cualquier edad.

Autor Dr. Lair Ribeiro
Conferenciante internacional, autor de más de 100 trabajos científicos publicados en revistas médicas americanas, y de 13 best sellers en Brasil, doce de los cuales han sido traducidos a otros idiomas, siendo también best sellers en países de América Latina y Europa. http://www.lairribeiro.com.br

Fuente: jcvalda.wordpress.com

jueves, 29 de julio de 2010

Piense a lo grande en la red: cree un negocio internacional

Poner en marcha un negocio en Internet sale mucho más barato que hacerlo en un espacio físico. Si está planteándose montar una empresa online, aquí tiene algunas pistas que le ayudarán a empezar con buen pie.

Un buen producto

Sin él no hay nada que hacer. Una opción es trasladar a la Red un producto del mundo real. No todos pueden pasar a Internet; los alimentos, por ejemplo, rara vez triunfan. Una buena idea es encontrar un nicho de mercado, es decir, un público que demande algo, y ofrecérselo.

Poca proyección pueden tener los negocios que se dirigen a un sector muy especializado y a un mercado limitado: por ejemplo, un emprendedor que venda monedas antiguas no puede esperar un gran crecimiento en España.

Elegir 'hosting'

Los aspectos técnicos son esenciales. Nos referimos a cuestiones cercanas a la programación informática, como el emplazamiento online y el hospedaje (hosting). El proveedor ideal posee un buen sistema de respaldo o backup (copia de seguridad) y un correcto servicio de atención al cliente. Además, tal y como explica el profesor de IE Business School Enrique Dans, conviene tener un servidor externo, para evitar que la página se cuelgue si en un momento dado recibe un aluvión de visitas. Amazon es una de las compañías que ofrecen este servicio.

El diseño

Si el portal es bonito, mejor; pero lo principal es que funcione bien. Si el aspecto es impecable pero la página tarda minutos en cargarse, el internauta se irá para no volver. Fuentes de Priceminister señalan que lo aconsejable es "contratar a un profesional del diseño web, o conseguir en Internet plantillas a las que sólo hay que añadir las imágenes y la información". Muchas empresas de hosting incluyen el diseño entre los servicios ofertados.

Que pueda replicarse

En lo que respecta al tipo de negocio, Yago Arbeloa, presidente de la Asociación de Inversores y Emprendedores de Internet (AIEI) considera esencial que el modelo "pueda reproducirse en todo el mundo". Con él está de acuerdo Rodolfo Carpintier, presidente de la incubadora de negocios online Dad, que ha apoyado a empresas hoy tan conocidas como Buyvip o Tuenti. Dad impulsa los proyectos de los emprendedores para cuyo plan de negocio ve proyección y busca socios financieros para ellos, además de acompañarles en su desarrollo.

Posicionamiento

Enrique Dans explica que "no se trata sólo de poner un escaparate, sino también de posicionarlo bien y de que aparezca en los motores de búsqueda. ¿Qué pretendo que ocurra con la información de mi web? Que sea lo más comentada y reenviada posible". ¿Y qué es lo que lleva a la gente a twittear o pulsar la opción Me gusta en Facebook? El sentido del humor con que se presente el producto o su utilidad pueden ayudar, pero descubrir el anzuelo ideal es tarea del emprendedor. Más consejos de Dans: "Busca los sitios en los que encuentres público afín a tu producto, en lugar de bombardear de forma indiscriminada. Para ello son muy útiles los blogs verticales (muy especializados) como los de Weblogs, así como las redes sociales".

Organización

Si el negocio van a llevarlo varias personas, es recomendable describir un correcto organigrama y fijar responsabilidades. Yago Arbeloa explica que entre los trabajadores debe haber "personas con conocimientos acerca de marketing online y de posicionamiento en buscadores", precisamente para cubrir eficientemente el punto anterior. Rodolfo Carpintier señala que una de las cosas en las que se fija Dad para apostar por un proyecto es el hecho de que el emprendedor "haya sido capaz de crear un equipo y de ganarse su confianza".

Establecer objetivos

Alejandro Suárez, consejero delegado de la biotecnológica Genolab, empresa que está lanzando ahora su proyecto online, explica: "Lo primero que hay que plantearse es si uno quiere ser rico o rey; si desea tener un rédito económico desde el principio o establecerse como una compañía que predominará en el futuro". Genolab, dedicada a los test genéticos, ha elegido la segunda opción: "Éste es un proyecto muy innovador, se trata de un nicho al que no se dedica ninguna compañía en España". Su objetivo es "estar bien situados cuando la realidad económica haya cambiado", añade Suárez.

Fuente: El Economista

Cosas a tener en cuenta para emprender

cosas a tener en cuenta para emprender, consejos para emprender
Cómo ser tu propio jefe y lograr esta aventura con éxito. Sea que emprendas un negocio en Internet o en otra área, serás tú quien determine los logros y las experiencias que lo enriquezcan.
1. Identifica tu negocio
Tu estilo de vida, personalidad, intereses, lo que te apasiona pueden ser buenas guías para identificar el negocio a tu medida. En qué trabajaste antes, qué aficiones has desarrollado, qué tipo de música te gusta. Explórate y saca lo mejor de ti para hacerlo exitoso.
2. Prepara un plan de negocios
Hacer un plan te ayudará a mantenerte enfocado. Puedes tener un plan muy detallado, o uno simple, pero que contenga los puntos esenciales: objetivos, estrategias y acciones para alcanzar tu meta. Además, debe estar claro para ti, qué es lo que estás construyendo, a quién le sirve esto, cuál es la promesa hacia tu cliente, qué valor le ofreces.
3. Conoce a tu público
¿A quién le vas a ofrecer tus servicios o productos? ¿Saben si realmente los quieren o necesitan? El pensar que todos van a querer lo que ofreces es un error. Antes de invertir tu dinero investiga si tendrá acogida, en qué nicho de mercado puede ubicarse, etc. Hay diferentes fuentes para investigar y de todo precio, incluyendo las gratuitas. Procura revisar informes, análisis de mercados, productos o servicios similares para que conozcas a quién te estás dirigiendo.
. Entendiendo de finanzas
Entender cómo manejar el dinero es crucial para un emprendedor. ¿Cuál es tu punto de equilibrio? ¿Cuándo retornará tu inversión? ¿Cuánto tienes que invertir para iniciar? ¿En qué momento tu flujo de caja se vuelve positivo? Son preguntas que los emprendedores deben responderse y si no sabes cómo, entonces debes aprender al respecto.
5. El Networking
Conocidas como networking, redes profesionales o también relaciones sociales, son las actividades que te llevan a tejer tu propia red. Es la manera en que puedes encontrar socios, inversores, aliados, vendedores o toda relación que sea beneficiosa para el crecimiento de tu empresa.
Lima Valley tiene un espacio para el networking en todos sus eventos, esperamos que lo aproveches y nos comentes si ya estás tejiendo tu propia red.
6. Cuéntales a todos lo que haces
Difunde, difunde, difunde, sea con tus redes, en Internet, en blogs o en otros medios, aquello que haces. Cree en tu emprendimiento y muéstralo al mundo!
Funete: lima-valley.com por Nancy Vega.

miércoles, 28 de julio de 2010

10 Frases Motivadoras Para Todo Buen Emprendedor


A todo emprendedor le ha sucedido en algún momento, que las cosas no nos sale como lo planeamos, que no obtenemos los resultados que queremos, que las personas que queremos que nos apoyen no nos apoyan, entre muchos otros motivos. Todo esto siempre nos saca la motivación de seguir luchando y empujar nuestro proyecto hacia adelante.Es por esto que decidí que cada cierto tiempo realizare un copilado de 10 frases motivacionales para leerlo en esos momentos y poder conseguir ese impulso que buscamos.
1. “No he fracasado. Acabo de encontrar 10.000 maneras que no funciona”– Thomas Edison
2. “No existe sueños imposibles, sino hombres incapaces”- Anónimo
3. “Hay que imponer nuestra voluntad a nuestras debilidades”- Carlos Slim Helú
4. “El fracaso es la oportunidad de empezar de nuevo, pero más inteligentemente” -Henry Ford
5. “El fracaso derrota a los perdedores e inspira a los ganadores” - Robert T. Kiyosaki
6. “Algunas personas sueñan con grandes logros, mientras que otros se quedan despiertos y actúan” - Anónimo
7. “El único lugar donde el éxito viene antes que el trabajo es en el diccionario” – Vidal Sassoon
8. “Si uno quiere tener mañana un gran negocio, debe empezar a actuar hoy mismo como si lo fuera”- Anónimo
9. “Donde hay una empresa de éxito alguien tomó alguna vez una decisión valiente.”- Peter Drucker
y por ultimo les dejo esta frase que es claramente una actitud mental que hay que tener presente todos los dias y hacerlo hasta inconcientemente…
10.“El secreto para progresar es empezar por algún lugar. El secreto para empezar por algún lugar es fragmentar tus complejas y abrumadoras tareas de tal manera que queden convertidas en pequeñas tareas que puedas realizar y entonces simplemente comenzar por la primera.”- Mark Twain
Fuente: negocioaz.com

LOS EMPRENDEDORES VIVEN CON PASION SU NEGOCIO


Siempre que leemos y conocemos historias de emprendedores exitosos pensamos que son personas muy especiales con dones o virtudes que muy pocos tienen y que el resto de mortales comunes solo debemos mirarlos y admirarlos. Y así es, los emprendedores tienen características que los hacen especiales.

Pero ¿qué es lo que los hacen especiales? ¿que define a un emprendedor? A partir de este artículo me referiré a las características básicas que tienen los emprendedores exitosos y quizá tú poseas algunas de ellas y es solo cuestión de potenciarla para que logres el éxito en tu negocio.

Una de estas principales características, y con la cual empezaré esta serie es la pasión por lo que hace. La pasión se refiere al deseo, a las ganas que ponen los emprendedores cuando hacen las cosas. Es el fuego interno que los hace actuar con ganas, con deseos de ganar, de crecer, de obtener logros.

La pasión que pone el emprendedor es el principal motor de sus acciones. Así es, los emprendedores se mueven o son motivados por la pasión.

La pasión es lo que da el valor para comenzar el negocio, así como la fuerza para perseverar.

Importancia de la pasión

El empresario debe tener más que un interés casual o material en el negocio, porque tendrá muchos obstáculos y problemas por enfrentar y vencer. Si no tiene la pasión o un interés genuino que lo motive, lo más probable es que el negocio no tenga éxito.

Steve Jobs, fundador de Apple, dice que su empresa tuvo éxito no porque fuera una buena idea, sino porque fue "construida con el corazón". Hacer empresa implica un compromiso personal o emocional.

Efectivamente, emprender es estar dedicado en mente, cuerpo y alma al negocio, todo el tiempo al negocio, aunque todo esto pueda afectar un poco las amistades y las relaciones familiares

Lejos de lo que ahora se nos pretende vender en la gestión empresarial, todo presidido por la razón y la competitividad desmedida, la pasión forma parte del emprendedor. Pasión que se conjuga con una evidente tenacidad por sacar el negocio adelante y unas gotas de paciencia para conseguir el éxito.

Cuando el emprendedor actúa con pasión, muchas cosas positivas y beneficiosas suceden:
Ama intensamente los productos o servicios que produce.
Interpreta el trabajo como un juego más que como una obligación, el emprendedor se divierte.Trabaja intensamente muchas horas sin demostrar cansancio. Los emprendedores dicen: “Yo no trabajo, me divierto haciendo lo que me gusta…y por eso gano dinero..que felicidad”Crea e innova sus productos o servicios, aumenta su creatividad. Difícilmente existirá la creatividad sin pasión.
Existen mas ganas de atender y servir mejor al cliente.
Se realiza mejor el trabajo, con calidad y eficiencia
Se genera un mejor ambiente laboral.Se obtienen mayores logros

Cómo desarrollar la pasión

Para desarrollar la pasión, un aspecto clave es que hagas negocio sobre la base de lo que te gusta hacer; es decir, un pasatiempo o un hobbie que tengas o algo que hagas bien y te guste.

También debes tener una mente lo suficientemente abierta como para no hacer caso a las voces externas que constantemente te dirán no lo hagas, no funcionará, no es buen negocio, no podrás hacerlo, perderás, te irá mal.

Si te está pasando esto y esas voces te cuestionan, analiza solo por un minuto sin detenerte, si es verdad lo que te dicen o lo dicen por envidia o por sus propios temores y miedos; si tu caso es el segundo, entonces sigue adelante porque con seguridad estás en el buen camino.


En conclusión: La pasión es una característica básica de todo emprendedor exitoso; por ello, debes construir tu negocio con el corazón.

martes, 27 de julio de 2010

UNA GRAN CAPACIDAD DE DECISION: Característica clave de los emprendedores

Un Emprendedor de éxito cuenta con el conocimiento, experiencia, capacidad y sentido común necesario para tomar buenas decisiones.Sabe que en el mundo de los negocios, cada decisión es importante y, por tanto, antes de tomarlas, se toma su tiempo, medita y analiza bien.

Pero también sabe que en ocasiones debe tomar decisiones rápidamente. Sabe identificar estos momentos, y toma rápidas decisiones, confiando en su instinto de empresario, sin remordimientos y asumiendo su responsabilidad.

Debes saber que la capacidad de decidir adecuadamente rara vez es innata y puede adquirirse y desarrollarse.

Si deseas mejorar tu capacidad de decisión, te presento 3 consejos básicos, que debes seguir:

a) No exagerar en decisiones basadas en análisis y racionalidad
Muchas veces tratamos de tomar decisiones basados solamente en hechos racionales, y eso en parte es bueno, siempre y cuando no se exagere.

El hábito de analizar demasiado, el escepticismo y el sentido crítico excesivo acaban a menudo por paralizar y conducen a la inacción.

El mayor defecto de que adolece la mayoría de los que vacilan en decidir es que procuran identificar todos los obstáculos que encuentran sin considerar los instrumentos de que disponen para vencerlos. Se preocupan más de los aspectos negativos y no de los aspectos positivos.

La actitud adecuada es buscar por qué razón tu puedes triunfar, en lugar de buscar todos los obstáculos que encontrarás. Desde luego, es necesario considerar las ventajas y desventajas.

Debemos tener presente que siempre habrá imponderables, y que ni siquiera el estudio mas profundo y minucioso, el análisis más elaborado, podría eliminar por completo lo desconocido. Siempre habrán imponderables.

b) Desarrollar la intuición
La intuición es el conocimiento que no sigue un camino racional para su construcción y formulación, y por lo tanto no puede explicarse.

Ante una situación de imponderables y de decidir en lo desconocido, es importante aprender a cultivar la intuición o el “olfato”.
En la práctica, muchos de los millonarios famosos, muy pocos han seguido estudios formales como la universidad. Y fue, en cierto modo, gracias a su gran intuición, que han tomado decisiones exitosas.

Algunos aspectos que te permitirán desarrollar la intuición son: con mucha meditación, desarrollando la imaginación, cambiando de rutina, experimentando nuevas cosas, con la práctica de decidir (tomando decisiones, sin portergar) y evaluando el nivel de satisfacción que te proporciona cada decisión.

c) Tomar la decisión rápidamente y actuar
Un gran defecto que ocasiona muchos problemas a las personas es postergar constantemente las decisiones o dudar mucho para tomar las decisiones.

En general, la mejor decisión es actuar, y no esperar para hacerlo. Todos los emprendedores exitosos han demostrado la facultad de tomar decisiones rápidamente.

Ante la disyuntiva de decidir, el emprendedor no se queda estático, no duda, no espera y deja las cosas…toma la decisión y actúa inmediatamente. Una característica clave del emprendedor es la acción.

Cuando ha tomado la decisión, con firmeza y valentía sigue adelante; no se arrepiente de ella, no retrocede; al contrario hace lo necesario para avanzar hasta lograr su cometido.

Por lo general piensa: “Retroceder nunca, rendirse jamás “

Aunque parezca tan elemental, la mejor manera de aprender a decidir es: ”decidiendo y actuando”, sin demora.

LA PERSEVERANCIA: EL MOTOR DEL ÉXITO DE UN EMPRENDEDOR


La perseverancia (o persistencia o tenacidad) es la cualidad que permite que logremos las metas a pesar de los obstáculos y dificultades que se presenten. Es un valor fundamental de los emprendedores.
La perseverancia implica trabajo duro y sacrificado, y determinación para no darse por vencido nunca.

Cuando empezamos un negocio propio, nos planteamos resultados por lograr; nuestra ilusión y deseo es que tengamos clientes, se venda bien, que el negocio crezca y desarrolle, y se pueda ganar una importante cantidad de dinero. Tenemos objetivo que esperamos alcanzar.

Sin embargo, no siempre las cosas salen como uno espera o tal como se ha planificado, y se presentan dificultades de diverso tipo que impiden u obstaculizan el logro de los objetivos.

Hacer empresa siempre implica un riesgo, muchas veces elevado; de que las cosas no salgan bien, tal como uno lo espera, y mas bien aparezcan imponderables o sucedan y situaciones difíciles.

Por otra parte, es normal que el negocio tenga algunas situaciones de crisis, grandes o pequeñas.

Cuanto más lejos quieras llegar, mayores obstáculos tendrás; y esto, lo saben todos los emprendedores exitosos.

Ante estas situaciones, la realidad nos muestra que son pocos los que enfrentan las dificultades y los imponderables y salen ganadores. Son pocos los que se levantan y siguen; la mayoría desiste y renuncia a seguir. El mundo está lleno de fracasados, a quienes les faltaba un ingrediente: La perseverancia.

La perseverancia hace que los emprendedores sigan adelante, a pesar de todas las dificultades, siempre con la mira puesta en alcanzar sus objetivos.

Para el emprendedor no existen el fracaso, lo que existen son oportunidades para aprender, para mejorar. Ellos no dicen “fracasé”, no dicen “perdí US$5000; al contrario, dicen “con esta experiencia aprendí”, dicen: “este aprendizaje me costó US$5000”.

Los emprendedores se caen, y se levantan; una y otra vez,…y así…5, 10, 15 o muchas veces más, hasta lograr su objetivo.

Los emprendedores prosiguen con decisión, no se detienen desalentados ante la adversidad, ni se dan por vencido cuando están en situación de fracasar. Por el contrario, frente a las contrariedades surgen dentro de él fuerzas renovadas que impulsan a buscar alternativas para resolver problemas o para recuperarse del desaliento.

Quien persevera comienza un trabajo y es capaz de concluirlo (difícilmente podemos obtener algo si no hemos hecho nada para conseguirlo).

Un gran ejemplo de perseverancia en la historia es el de Tomas Edison, quien tuvo que experimentar más de 1000 “fracasos” antes de inventar la bombilla eléctrica que contribuyó al desarrollo de la humanidad. Su gran frase lo inmortalizó: “10% de inspiración y 90% de transpiración”

Necesitamos tener la perseverancia bien asimilada para no se derrotados y tener la satisfacción de haber luchado por llevar a cabo las actividades necesarias para alcanzar lo que nos propusimos.

lunes, 26 de julio de 2010

El entusiasmo y el emprendedor

La palabra entusiasmo proviene del griego y significa tener dentro de sí la inspiración divina.

Para los griegos, la persona entusiasta era aquella que había sido poseída por los dioses y era guiada por su fuerza y sabiduría. Y por ese motivo, esa persona podía transformar la naturaleza que le rodaba y hacer que ocurrieran cosas.

Hoy día, todos sabemos que eso no es cierto, pero también estamos convencidos de que las personas entusiastas son capaces de vencer los desafíos de lo cotidiano. Por lo tanto, es necesario entusiasmarse para resolver los problemas que la vida nos plantea y así poder crear una nueva situación.

El entusiasmo no es una cualidad que se construya por sí misma o que se desarrolle por un esfuerzo de voluntad. Es un estado de fe, de afirmación en uno mismo y sus posibilidades.

La persona entusiasta es aquella que cree en su capacidad de transformar las cosas, cree en sí misma, cree en los demás, cree en la fuerzo que tiene para transformar el mundo y su propia realidad. Está impulsada a actuar en el mundo, a transformarlo, movida por su fuerza interior y el convencimiento en sus acciones. El entusiasmo es lo que le da una nueva visión de la vida.

Y todo ese entusiamo es la principal característica del emprendedor.

Pero no debemos confundir entusiasmo con optimismo. Optimismo significa creer que algo favorable va a ocurrir, incluso desear que ocurra. Es ver el lado positivo de las cosas, es una postura amable lante los hecho que ocurren.

En cambio, el entusiasmo es acción y transformación, entusiasmo es movimiento.

Sólo hay una manera de ser entusiasta: actuando con entusiasmo.

Si tuviéramos que esperar tener las condiciones ideales, para luego entusiasmarnos, jamás nos entusiasmaríamos por nada, pues siempre tendríamos razones para no entusiasmarnos.

No son las cosas que van bien lo que nos entusiasma; es el entusiasmo el que impulsa a hacer bien las cosas.

Hay personas que se quedan esperando que las condiciones mejores, que llegue el éxito, para luego entusiasmarse, pero la verdad es que con esa actitud jamás se entusiasmarán por nada.

Si creemos que es imposible entusiasmarnos por las condiciones en que nos tocó vivir, lo más probable es que jamás salgamos de esa situación. Porque el entusiasmo es el motor que pone en funcionamiento nuestra creatividad, nuestra imaginación, nuestra fuerza vital, nuestro deseo de progresar… ¡nuestro espíritu emprendedor!

Es necesario creer en uno mismo y en nuestras posibilidades, en nuestra capacidad de hacer, de transformarnos a nosotros mismos y transformar la realidad que nos rodea.

Dejar a un lado toda la negatividad, abandonar el escepticismo, dejar de ser incrédulo y comenzar a entusiasmarnos con la vida, con las personas y las situaciones que nos rodean y… ¡por supuesto que sí!, con uno mismo.

¿Qué es ser emprendedor? ¿Y cómo empezar a serlo?

Ser emprendedor es algo más que una profesión o una forma de ganarse la vida.
Ser emprendedor es una forma de ser y de sentir, es un estilo de vida, es apostar por ser diferente.
Ser emprendedor no es tener la obsesión de hacerse rico rápidamente, sino de hacer por uno mismo aquellas cosas que creemos necesario hacer. Y si hacemos las cosas bien, el dinero vendrá por añadidura.
Ser emprendedor es tener iniciativas, imaginación y una gran vida interior.
Ser emprendedor es apostar cuanto se tiene por nuestra idea, porque para el emprendedor es preferible morir de pie que vivir arrodillado.
Ser emprendedor es no tener miedo al fracaso, porque el fracaso forma parte de la vida del emprendedor, y todos los emprendedores hemos fracasado en nuestros emprendimientos un buen puñado de veces hasta conseguir el éxito. Porque el fracaso es un ingrediente obligatorio del éxito, y forma parte de la experiencia que es necesario acumular antes de triunfar.
El emprendedor camina solo porque va siempre por delante, abriendo nuevos caminos, inmune a las críticas de los demás. Por eso debe estar dotado de una gran fortaleza moral para vivir en soledad, porque generalmente es un incomprendido.
El emprendedor nace, y eso se le nota porque ya desde pequeño es un rebelde que no se atiene a lo establecido, queriendo hacer las cosas a su manera.
Pero, en muchos casos, el emprendedor también se hace. Especialmente cuando llega a comprender que está malgastando su vida viviéndola como los demás le han dicho que debe hacerlo, trabajando en lo que no le gusta, obedeciendo por un sueldo de miseria a un jefe inepto o despótico que tiene en su mano contratarle o despedirle cuando le apetezca, convirtiéndose así en el dueño de su vida.
Así que cuando llegues al convencimiento de que no eres feliz con tu trabajo o tu profesión, cuando te levantes de malhumor y sin ilusión, cuando tus sueños sean más fuertes que la realidad que te rodea… posiblemente estás maduro para convertirte en emprendedor.
Y si ese es tu caso, te voy a proponer un plan de acción.
Coje papel y lapiz y, a solas contigo mismo, ponte a escribir y describe lo que quieres hacer con tu vida.
Y en ese escrito deberías incluir, al menos, los siguientes cinco puntos:
1.- Por qué quieres cambiar tu vida.
Pon por escrito tus más íntimos sentimientos, y ¡por Dios! sé sincero contigo mismo. Escribe como si lo estuvieras haciendo para tu mejor amigo, ese amigo del alma al que quieres profundamente y con el que no tienes secretos, ese amigo que, cuando reciba esa carta, la va a leer con toda la atención y el cariño del mundo.
Porque ese amigo para el que estás escribiendo eres tú mismo.
Es muy importante que detalles lo que ya no te sirve y quieres eliminar de tu vida, lo que te sobra, lo que te estorba, lo que ya no aguantas más. Eso que si mañana por la mañana hubiera desaparecido de tu existencia como por arte de magia, te haría sentirte inmensamente feliz.
2.- Qué pretendes conseguir.
Pon por escrito tus deseos más profundos, esos que realmente te empujan a cambiar tu vida.
Ten en cuenta que en este punto estarás haciendo visible una parte muy importante de tu inconsciente, y es enormemente importante poner por escrito esos deseos que nunca nos hemos atrevido a confesar en voz alta. Porque de alguna manera, ya estás empezando a materializar esas ideas que llevan tiempo dando vueltas por tu interior.
No analices excesivamente lo que escribes, déjate llevar por tus instintos, escribe todo lo que quieras, sin censuras ni limitaciones, porque esa carta es solo para ti.
Pero permíteme que te haga algunas recomendaciones:
Expresa lo que quieres en positivo, evita las frases negativas en las que aparezca la palabra “no”. Cambia la expresión y en lugar de “no quiero tal cosa” escribe “deseo tal cosa”.
Sé concreto, describe lo que deseas como si ya se hubiese realizado, imagina lo más nítidamente que puedas cómo te sentirías si ya lo hubieras alcanzado.
No utilices a otras personas. Cada uno tiene su vida, y tú no tienes derecho a inmiscuirte en la de ellos. Así céntrate en tus deseos, porque lo que quieres es cambiar tu vida, no la de otros.
Recuerda que tu insconciente es como un niño, te escucha mejor si le hablas con humor, con emociones, con ilusión, con ternura. Como si estuvieras contando en un cuento lo que va a ser tu nueva vida.
3.- Establece los recursos necesarios para conseguir tus deseos.
Es evidente que debes ser realista, y establecer de una forma objetiva tu situación. Así que no te engañes, ni por exceso ni por defecto.
Haz un análisis objetivo de los recursos con que cuentas para conseguir tus planes. Recursos tanto internos (lo que sabes, lo que eres) como externos (los medios materiales que tienes a tu disposición).
Y como siempre suele suceder, si haces un análisis riguroso te darás cuenta de que aunque cuentes con pocos medios materiales (externos) sí que tienes muchos internos y muy valiosos (ilusión, entusiasmo, creatividad, coraje, empatía, inteligencia, etc.)
No menosprecies tus recursos internos ni les quites importancia, porque suelen ser mucho más valiosos de los que nosotros mismos pensamos.
Y de entre todos ellos hay un recurso que puede ser positivo o negativo, aunque eso no suele depender de ti. Me refiero a la actitud de las personas de tu círculo más íntimo: tu pareja, familiares, amigos, etc.
Sin embargo, y por experiencia propia, lamento decirte que su actitud suele ser, generalmente, negativa.
“Es una locura”, “no saldrá bien”, “tu no eres un empresario ni nunca lo serás”, “la seguridad te la da un empleo fijo”, y muchas otras son las frases con que quieren destruir tus sueños aquellos que más obligados estarían a ayudarte. Pero esa es la triste realidad.
Así que si intuyes que esa va a ser su reacción, guarda tus sueños para ti, y no los compartas con ellos, porque no te entenderían.
Y un último recurso, aunque enormemente potente, es tu imaginación. Utilízala “a tope” para que te aporte novedosas ideas sobre cómo conseguir más recursos, colaboradores, nuevas ideas, etc.
Con esa lista en tu mano, verás que empieza a parecer más sencillo conseguir tus objetivos.
4.- Fija el plazo para su consecución.
Establece un plazo concreto, dentro de lo razonable, para alcanzar tus sueños, y ya verás como empiezas a sentirte mejor. Porque una vez fijado el plazo, has establecido un compromiso contigo mismo. Y el tiempo comienza a correr.
Así que ya solo queda… ponerse en marcha.
5.- Formaliza tu compromiso y fírmalo.
Para que tenga fuerza tu escrito debes comprometerte contigo mismo y con lo que has plasmado en el papel. Porque si no lo firmas no habrás contraido un compromiso moral con tu yo más íntimo.
Firmar este documento implica que eso es lo que más anhelas en este mundo, que esos son “tus” deseos, y que, en consecuencia, eres tú quien se compromete a hacerlos realidad.
Pero sobre todo representa que confías en que lo lograrás, que confías en ti. Porque cuando tu insconciente compruebe que hay compromiso y determinación en tu proyecto, se pondrá en marcha para ayudarte a conseguirlo. Porque así es como funciona nuestro subconsciente.
Unas recomendaciones para terminar.
Si realmente no crees que lo conseguirás, no hagas el escrito ni lo firmes. Porque estarías jugando con tus propias expectativas. Sé honesto y realista contigo mismo.
Es evidente que el simple hecho de escribir ese documento no cambiará tu vida. Es solo un documento de intenciones y un compromiso contigo mismo, pero eres tú, con tu esfuerzo el que tiene que alcanzar esos logros.
El escrito no es más que el diseño de la estrategia, la “hoja de ruta”, pero el camino debes transitarlo tú, cada día, paso a paso, sin perder de vista tu objetivo.
Porque, a fin de cuentas, el cambio que quieres hacer con tu vida no es más que:
Percepciones y actitudes positivas trabajando en una misma dirección.
Movidas por un fuerte deseo.
Y con el apoyo de todo el poder de tu subsconciente al que has programado con ese escrito.
Conserva ese documento contigo permanentemente, en tu cartera, en tu mesa de noche, en tu zona de trabajo, en el espejo del baño, donde la puedas leer con frecuencia, pero no la compartas con nadie, porque serán muy pocos los que te entenderán y apoyarán.
Léealo frecuentemente, al menos cada mañana y cada noche, antes de dormir.
Si mantienes tu deseo permanentemente en tu imaginación, comenzará a funcionar la “ley de atracción”. Porque “cuando deseas algo ferviéntemente, todo el Universo conspira para que lo logres.”

domingo, 25 de julio de 2010

¿Hacia donde gira su empresa?

Para comenzar un negocio, antes que recursos, debes saber qué quieres vender, y a quiénes; te presentamos 5 ejemplos de emprendedores que ampliaron su oferta comercial para ganar clientes.

Para emprender una empresa, más que buenas intenciones y grandes recursos, hay que comenzar por un paso más sencillo: tener en claro qué necesidad de mercado se cubrirá, con qué valor agregado y hacer una planeación de negocio de cómo cumplirás tus objetivos.
La falta de información, y carecer de un programa de acción para cubrirse cuando el flujo de efectivo falta o hay que dar un giro de negocio, predispone a la empresa a cerrar operaciones dos o tres años tras su apertura, señala el coordinador del programa emprendedores de la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Fernando Martínez.

Te presentamos algunos ejemplos de negocios que empezaron cubriendo un nicho poco explorado, y han ampliado su oferta para satisfacer a nuevos clientes.

1- Empresa: Dieta de los asteriscos.

¿Cómo surgió? La nutrióloga Patricia Rivera buscó un método efectivo que evitara el temido rebote de las dietas. Sus investigaciones la llevaron a encontrar que el secreto era el control del llamado índice glicérico.

¿Qué vende? Resultados óptimos. La doctora creó en el 2000 la Dieta de los Asteriscos, que combina los alimentos según sus colores. Patentado en México y Estados Unidos, se apoya en la ingesta de ingredientes muy concretos, y combina la dieta con tratamientos de motivación neurolingüística, consultas por línea telefónica, interacción en Internet, entre otras herramientas.

Valor diferencial. No "comercializa" resultados estéticos, sino un concepto de salud integral, así que sus clientes pueden recurrir a este sistema lo mismo por un problema de obesidad, que por cualquier otra situación que requiera un cambio de régimen alimenticio.

Amplió su giro: Empezó con el proyecto de las dietas y actualmente tiene libros, además, a partir de 2003 comenzó a vender el know how de su negocio a través del modelo de franquicia.

2- Empresa: Antonio Saucedo Wedding Photography

¿Cómo surgió? Su interés en la fotografía lo llevó a realizar proyectos en diversos rubros: comercial, publicitario y editorial, pero decidió especializarse en el área de bodas.

¿Qué vende? Ilusiones. La cobertura fotográfica de los eventos es su principal producto, utiliza diversos recursos tecnológicos para modificar la imagen y hacer que una foto tradicional se convierte en un escenario diferente elegido por los novios.

Valor diferencial. No comercializa imágenes ‘tradicionales' de boda; trabaja el proyecto con los novios en diferentes etapas, desde elección de escenarios y tipo de foto que desean, hasta darles servicios adicionales vinculados a su ‘recuerdo visual'.

Amplió su giro. Además del levantamiento de imagen, maneja paquetes que incluyen álbum con las fotos en formato tradicional y digital; puede colocar fotos en Internet, contacto y seguimiento a través de redes sociales, y el emprendedor estableció alianzas con proveedores relacionados con la boda para que aparezcan en su página.

3- Empresa: Ingressio

¿Cómo surgió? El maestro en Comunicaciones y Redes, Humberto López, inició en el 2000 una empresa de biometría. Primero una integradora de sistemas le pidió un software para huella digital, así creó un método que reconoce la identidad de las personas y administra sus datos con un lector dactilar.

¿Qué vende? La empresa crea chips específicos para las necesidades de diferentes compañías. Desde lectores para identificación (de Iris), hasta equipos para control de asistencia, programas de lealtad y autorización de transacciones, entre otros.

Amplío su giro. Los clientes que solicitan este tipo de producto ya no se reducen a México sino que empresarios españoles y japoneses se han interesado en su tecnología. Así han crecido para atender sectores muy variados, como militar, financiero, seguridad pública, aseguradores, manufactura, hospitales, cadenas de ropa y de alimentos, por citar algunas.

4- Empresa: Farmatel

¿Cómo surgió? Al enfrentarse a las deficiencias de distribución de los medicamentos, Heriberto Acosta, decidió ser un canal de enlace. Su inspiración fue la dificultad para conseguir un antibiótico cuando su hija estaba enferma.

¿Qué vende? Una conexión indispensable. Desde 1995 su empresa fusiona los dos eslabones fundamentales: farmacias y distribuidores. Mediante una llamada realiza la entrega de medicamentos a domicilio, las 24 horas, todos los días del año.

Amplío su giro. Empezó con unas cuantas farmacias y ahora trabaja con más de 50 laboratorios y rebasa los 26,000 pacientes. Además tiene bodegas en Nuevo León, Puebla, Jalisco y DF. Su objetivo es continuar su expansión en otros estados de la República.

Empresa: Mission Brand

¿Cómo surgió? Cuando estaba en la preparatoria, Álex Villanueva trabajó en una tienda de ropa alternativa, de la cual fue socio y tiempo después decidió poner su propia compañía de camisetas.

¿Qué vende? Diseño gráfico sobre camisetas con un concepto funky. Crearon un estampado especial que se puede estirar, tallar, lavar varias veces y el gráfico sigue intacto.

Valor diferencial. Atiende a un nuevo mercado: el de chavos que gustan de atuendos informales y huyen de la corbata, pero con un concepto original.

Amplío su giro: Empezó con el diseño de pantalones y ahora produce 300 camisetas diarias como mínimo y distribuye a todo México, además de Canadá, Suiza y España. Comenzó su promoción con una imagen corporativa en Internet.


Fuente:CNNExpansion

sábado, 24 de julio de 2010

La crisis refuerza la moral e ingenio de los emprendedores



La crisis que nos está azotando está poniendo por los suelos la moral de aquellos que están iniciando una aventura profesional. Este podría ser el titular de un periódico sensacionalista y posiblemente tenga parte de razón pero solo en parte porque lo que está provocando esta crisis es que agudicemos el ingenio para sobrevivir. Y creedme, lo conseguiremos porque ser emprendedor es algo que se lleva dentro y aquel que se siente emprendedor no puede optar por otra opción que no sea sobrevivir a la crisis tomando decisiones.
¿Cuál es la alternativa que tenemos los emprendedores? ¿Cerrar y volver al mercado laboral para incorporarnos a una empresa como directivo? Rotundamente NO. Una vez que te has puesto el traje de Emprendedor y has entrado en el mundo de la toma de decisiones resulta muy difícil o complicado enrolarte en una estructura empresarial.
Quizá en más de una ocasión aquél que está al frente de su negocio, y empieza a sentir la crisis en sus cuentas y estados financieros, haya tenido la tentación de volver pero no es el camino. La solución pasa por tomar las siguientes 10 medidas para capear durante la crisis las dificultades económicas a las cuales no somos inmunes:
Reduce los costes que no tengan una relación directa con los ingresos, es decir, todo aquello que no vaya ligado a ventas (por ejemplo dietas, oficina más pequeña y ecónomica, impresora a color,…).
Pospón o retrasa las inversiones que no tengan un retorno de la inversión inmediato,por ejemplo nuevos productos, nuevas aplicaciones informáticas, etc.
Cancela los planes de expansión, es momento de poner todas las energías en tu actual mercado fortaleciendo las relaciones comerciales.
Tu mejor cliente es el que ya tienes por lo que incrementa las acciones de fidelización para evita que pueda prescindir de tus servicios.
Aprovecha la crisis para fortalecer tu producto. Es momento del principio “más por lo mismo” por lo que congela tarifas y se espléndido con la satisfacción de tus clientes. La consigna es mantener a los actuales clientes cueste lo que cueste.
Busca aliados con los cuales puedas realizar intercambios de servicios como medida de realizar acciones que no te cueste un desembolso económico.
Agudiza tu ingenio para arrebatar clientes a tu competencia mediante agresivas acciones de marketing (ejemplo 2×1, prueba del servicio gratis) que permitan a tus potenciales clientes mejorar sus costes o ingresos.
No dudes de tu producto ni de tu valía profesional, estamos posiblemente en la peor crisis desde el crack del 29 por lo que es momento de cuidar tu autoestima y creer en tu proyecto igual o más que el primer día que lo creaste.
Recuerda y ten en la mente que ERES EMPRENDEDOR y que no hay vuelta para atrás, lucha hasta el final.
Méntalizate que la crisis va para largo y que no se va a solucionar en los próximos meses por lo que es importante que las decisiones que tomes tengan la reflexión del horizonte temporal al cual nos enfrentamos.

Fuente: Juan Antonio Sánchez retirarsealos40.com