martes, 30 de noviembre de 2010

Los emprendedores pueden (podemos) cambiar el mundo

¿Te acuerdas de cuando eras pequeño y pensabas que podías hacer cualquier cosa...?

Todavía estás a tiempo.

Porqué lo que consideramos imposible, es fácil de superar.

Porqué debes saber que vivimos en un lugar donde UNA persona puede hacer la diferencia.

¿Quieres una prueba?

Piensa en la gente que construyó nuestro país

Nuestros padres, abuelos, tíos...

Ellos eran inmigrantes, recién llegados listos para dejar su huella.

Puede que ellos vinieran con muy poco  o quizás no eran propietarios de nada, excepto de una brillante idea.

Idealistas, personas activas, innovadoras ... hasta que encontraron su nombre:

EMPRENDEDORES

Ellos cambian nuestras ideas sobre lo que es posible

Ellos tienen una visión clara de cómo la vida puede ser mejor para todos nosotros, incluso cuando los tiempos son difíciles

Ahora mismo es difícil de ver, cuando nuestra visión está llena de obstáculos

Pero las turbulencias crean oportunidades para el éxito y la realización

Y nos empujan a descubrir nuevas formas de hacer las cosas, así que...

¿Detrás de qué oportunidades vas a ir y porqué?

  • Si tu eres un emprendedor sabes que el riesgo no es la recompensa. No.

  • La recompensa es impulsar la innovación

  • Cambiar la vida de las personas

  • Cambiar la vida de las personas crea trabajos, crecimiento y promueve un mundo mejor

Los emprendedores están en todos los lugares. Crean pequeños negocios que son la base de nuestra economía . Crean herramientas para ayudarte a permanecer conectado con los amigos, la familia y los colegas, en todo el mundo

Y están encontrando nuevas formas de ayudar a resolver viejos problemas de la sociedad.

¿Conoces a algún emprendedor?

  • Cualquier persona puede ser un emprendedor como tu

  • Así que aprovecha la oportunidad para crear el trabajo que siempre quisiste

  • Ayuda a curar la economía

  • Marca la diferencia

  • Eleva tus negocios para nuevas alturas

  • Pero, lo más importante...

  • Recuerda cuando eras pequeño, cuando todas las cosas eran posibles...

  • Y repite para ti mismo, tranquilamente, pero con determinación

  • Todavía es posible

Doce pasos para el éxito en la fijación y logro de las metas emprendedoras

Está usted empantanado en la consecución de sus proyecto emprendedor? ¿Siente que podría alcanzar más pero realmente está hecho un caos desorganizacional? ¿Desea hacer algo que realmente le beneficie?

Por Efraín Aguayo Guillé

Es posible que vea en forma descorazonada que se le escapa el tiempo como el agua y que solamente se queda rumiando ese maravilloso proyecto que le hará saltar a otros árboles más frondosos, pero no se ha decidido a tomar la liana del árbol más apropiada para iniciar. ¿Qué podría hacer?

Le recomiendo utilizar estos doce pasos en cualquiera de sus metas o propósitos que tenga para su empresa, proyectos personales o nueva empresa. Son pasos muy prácticos y útiles. Tan sencillos que conforme los esté usando se entusiasmará para aplicarlo hasta en diferentes aspectos de su vida. He aquí los 12 pasos que sugiero.

1 - Decida lo que quiere hacer y encienda el deseo
La indecisión es el peor gastador de tiempo que existe en el mundo. Es fácil posponer las cosas, creyendo que estas van a trabajar de acuerdo. Piense en lo que desea para su empresa "Mejor posición en el mercado", "Disminuir las pérdidas", "Mejorar la maquinaria" podrían tomarse como ejemplo. Piense en un solo punto. El más importante para usted. Cuando asesoro a los empresarios primero le pregunto los dos aspectos más importante y luego seleccionar uno de los dos. Vaya anotando todo eso en una "Hoja de deseos". Anote todo aquello que se le ocurra. Este paso permitirá sacar de la mente toda aquella información que parece que choca entre los cables de la posibilidad. Algunos serán posible ponerlos en marcha fácilmente, otros requerirá su tiempo. Esta es como su lista de "buenos propósitos de año nuevo". Luego seleccione uno que realmente encienda su deseo y aplique en él los siguientes once pasos.

2 - Crea que se puede lograr. Tenga fe
Este punto es muy importante. Usted tendrá que ir pensado "creo que esto es factible", "Podemos ocupar un mejor lugar", "Estoy seguro que podemos..". Las afirmaciones positivas son el elemento indispensable en este paso de la administración. Este paso tiene el propósito de recopilar toda aquella información necesaria para convencerse a usted mismo que puede lograrlo. Piense en todas aquellas razones, que hacen factible y probable de realización: sus contactos, sus conocimientos, experiencia, sus recursos. Piense en términos de plazo, que necesitaría para terminar en corto, mediano o largo plazo.

3 - Escriba los objetivos
Ahora usted necesita "una fotografía de su objetivo". Qué necesita, con qué características y para que fecha. Es necesario que quede totalmente "fuera de su mente" y fijado en papel para que todo mundo pueda verlo. Para ello, en ocasiones tendrá que re-escribirlos hasta que quede en la justa medida de lo que usted quiere, desea y cree que pueda realizarse. Imagine el sitio exacto en donde usted quiere estar o desea sentir. Escriba con todo lujo de detalle como va a iniciar y como va a terminar este objetivo. Por ejemplo, si usted va a escribir una carta dirá "Desde una hoja en blanco, hasta el envió de la carta al correo". Inicio y terminación.

4 - Describa su situación actual
"Muy bien señor empresario, en el punto anterior usted escribió el lugar donde desea llegar, pero ¿Cuál es en el que se encuentra ahora?" "¿En que sitio?". Analice su punto de partida. Su punto de inicio, arranque o despegue. Para ello, quizá necesita comparar su estado financiero, el nivel de ventas, el estado anímico en que se encuentra, la opinión de los principales clientes con relación a su producto o servicio, etc.

5 - ¿Cuáles son los beneficios que obtendrá?
Después que usted cree que el proyecto va a ser realizable, piensa en los objetivos, el factor motivacional más fuerte son los beneficios que obtendrá. "Disminución de costos", "Mayor conocimiento", "Metodología y estandarización de los procesos", etc.

6 - Fije ahora el tiempo, duración y plazos en que deberán terminarse los objetivos
Tenga cuidado de asignar plazos realistas. No se estrese fijándose metas muy "apretadas". Deje un tiempo de holgura para imprevistos. "En este tiempo ya debe de cubrirse esto", "En este otro tiempo otro objetivo". No son actividades, son objetivos para alcanzar una meta., esta es la parte que le corresponde a "la cuota diaria", los estándares de cumplimiento.

7 - Piense ahora en los obstáculos
Sobre este punto es válido hacerse una pregunta ¿Qué es lo que le impide alcanzar la meta propuesta? Quizá sea más educación, experiencia, dinero, etc. ¿Hasta que grado de conocimiento?

8 -Determine los requerimientos en cosas, sistemas, etc. para cumplirse el objetivo
Procedimientos, conocimientos, metodología, materia prima, contactos, dinero, experiencia, información, etc.

9 - Asistencia para llevar a cabo el trabajo
¿Quiénes deben de ayudarle? ¿Qué contactos?, ¿Qué es lo que usted les puede ofrecer por esa ayuda? ¿Cuántas personas van a ser necesarias? ¿Está definido lo que ellas van a hacer? ¿Qué van a recibir a cambio esas personas? ¿Qué va a significar para ellos ayudarle en este proyecto? Acuérdese de la "Ley de la compensación", todos dan algo a cambio de algo. (Vacaciones, aumento de sueldo, intercambio de conocimientos, etc. )

10 - Plan o lista de actividades
En este punto distribuya las acciones necesarias de su plan. En lístelas de acuerdo a prioridad, tiempo y lógica. Responsabilice a quien lo vaya a hacer. Esta es la parte principal de su plan. Utilice esta parte para controlar lo que esté usted haciendo, si no se ha movido es porque ya no se va a hacer lo que usted pensó. Mejor dedíquese a otro proyecto. Ese proyecto no fue tan importante o factible para usted.

11 - Tenga una imagen clara de lo que sería el objetivo
Visualice lo que quiere lograr. Tome una foto, haga recortes, un diagrama, una maqueta, un bosquejo, un borrador. Manténgala presente y pásela una y otra vez en su vista y mente, hasta que penetre totalmente en la idea concreta que le corresponda.

12 - Persista hasta terminar
Respalde con resistencia y determinación. Hágalo ahora, comience de una vez.

Bien ahora usted tiene en concreto un plan de ataque. Siga los pasos uno a uno, al pie de la letra y seguramente encontrará la clave para fijarse y lograr con éxito sus metas en la vida.

5 actitudes clave para alcanzar el éxito

“¿Cuándo alcanzaré el éxito?” Si quieres una respuesta, piensa en esto: cuando tú decidas que ha sido suficiente. “¿Y cuándo será suficiente?”. Probablemente, cuando dejes de disfrutar, innovar y buscar con desesperación esa meta que te fijaste cuando tu proyecto era sólo un sueño.

Por Marcelo Berenstein

Entonces, no te preocupes tanto por el resultado y enfócate en los procesos que te llevarán a tocar las estrellas. Si te gustan los buenos consejos, lee y analiza estas cinco actitudes clave.

1. La aventura no termina nunca
Es otra forma de decir: nunca dejes de innovar. Para los emprendedores, el cierre de un ciclo es el inicio de otro. Cifras entregadas por Steve Ballmer, el presidente de Microsoft, aseguran que el 70% de los proyectos no tiene éxito, entre el 20% y el 25% tiene algo de éxito, y sólo un 5,9% consigue triunfar tras siete u ocho años de trabajo. ¿El secreto? Llegar al año N° 7. Entonces, no te detengas. Piensa en el futuro. Siéntate a descubrir cuál será tu oferta de valor el próximo año y en tres años más.

2. Identifica al cliente clave
Google demostró que atender las necesidades de información de las personas podía ser un gran negocio en Internet, aún después del reventón de la burbuja puntocom a fines de los 90. Uno de los lemas de la compañía más admirada del mundo lo dice todo: “Concéntrate en el usuario y todo lo demás llegará solo”. La frase, que parece sencilla, esconde una gran lección: lo importante es identificar quién es el cliente clave, y éste no necesariamente es quien pone el dinero. El modelo de negocios de Google –al menos con el que logró fama y millones de dólares en capitalización bursátil– se basa en cobrar a los anunciantes por publicar sus avisos en su buscador. Y nunca a los usuarios, aunque sean el eje de toda la compañía.

3. Concéntrate en el éxito
Bill Gates, el fundador de Microsoft, lo dijo con certeza: “Desde el principio no pensábamos en otra cosa que no fuera tener éxito”. Piensa en grande. Piensa positivo. Sueña con una visión y transfórmala en una empresa. Trabaja duro y cuida cada detalle. Fíjate una meta y haz que toda la organización se dirija en esa dirección.

4. Trabaja con pasión
La mejor inyección de capital que puede recibir tu negocio es tu energía. Y para eso necesitas trabajar con pasión. Recuerda lo que dijo Warren Buffett, el inversionista que se transformó en uno de los hombres más ricos del mundo: “En mi vida adulta de negocios nunca he tenido que elegir entre lo profesional y lo personal. Bailo claqué yendo al trabajo, y cuando llego me divierto tremendamente”. El éxito, al final, viene desde dentro. Diviértete en tu empresa. Disfrútala.

5. Sé honesto
Contigo y con los demás. No es cierto que debes destruir el mundo para alcanzar tus metas. Puedes hacerlo sin transformarte en una persona abominable y neurótica. Si no escucha a Emilio Botín, presidente del Banco Santander. Cuando le preguntaron por qué su institución financiera no había caído en la tentación de comprar y vender créditos y bonos basura –que terminaron hundiendo a gigantes como Citigroup y Lehman Brothers–, uno de los banqueros más poderosos del mundo respondió: “Si no lo comprarías para ti, no intentes venderlo”.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Capital Social: Clave de éxito para emprender

El Capital no es solo dinero, hay otros tipos de Capital que necesita el emprendedor en todas las etapas de desarrollo de su emprendimiento, desde la gestación hasta el crecimiento y la consolidación, y es el Capital Social
Por Víctor Kertesz
Seguramente habrán escuchado la frase “Juan es muy sociable”, o “que bien se maneja socialmente”, bien, de esto se trata de alguna manera. Pero aplicado más que a reglas básicas de cortesía y urbanidad, a la posibilidad de potenciar nuestros emprendimientos, otorgando a su vez beneficios a nuestra contraparte. Si bien puede adquirirse día a día, sin mayores costos que afrontar, es necesario “recaudarlo” siempre, ya que sus dividendos pueden ser extraordinarios, inesperados y sin exigencias de retorno inmediato.

No lo confundamos con otros significados contables o macroeconómicos, aquí nos referimos al Capital Social Emprendedor, basado en las redes de contactos personales y grupales que sepamos conseguir.

Ampliar nuestra red de contactos o network está directamente relacionado con la consecución de nuestros objetivos. Dicha red se convierte en nuestra Red Social (virtual o presencial) , que debe gestionarse adecuadamente. Ampliar el círculo de conocidos, fortalecer nuestras relaciones y ayudar a los demás para ser ayudado contribuirá a nuestro éxito. En inglés se habla de “Know Who” (a quienes conocemos), en analogía al “Know How” (Que conocemos)

Que es el Capital Social
Según define WIKIPEDIA, el Capital Social es la variable que mide la colaboración social entre los diferentes grupos de un colectivo humano, y el uso individual de las oportunidades surgidas a partir de ello, a partir de tres fuentes principales:
La confianza mutua
Las normas efectivas
Las Redes sociales.
Por lo tanto, se refiere a la interacción humana, y las oportunidades que se generan a partir de ellas, donde es necesario contar con herramientas, habilidades y actitudes que reconozcan el valor de las mismas y las “reglas” con las que se rigen.

El capital social también puede definirse como el conjunto de recursos disponibles para nosotros a través de nuestras redes de contactos personales y profesionales. La palabra capital aporta el significado valor y la palabra social atribuye ese valor no a nosotros, sino a nuestra red de contactos.

Pensemos que tiene más valor para un emprendedor: $100.000 de inversión inicial o lograr a través de nuestra Red de contactos entrevistas con Canales de venta de nuestros productos o servicios, que representarán dentro de un año una facturación de $ 1 milllón

El capital social también mide la sociabilidad de un conjunto humano y aquellos aspectos que permiten que prospere la colaboración y el uso, por parte de los actores individuales, de las oportunidades que surgen en estas relaciones sociales.

Las personas con una gran capacidad de conexión generan valor y son muy valoradas a nivel profesional y de negocios. Y gozan de retornos crecientes, “la riqueza social atrae a la riqueza social”: una persona que tiene un gran número de buenos contactos atrae al resto del grupo que quiere estar conectado con ella y con ellos viene otros contactos valiosos.

Factores importantes a considerar (y aprender a manejar)
Para el logro de Capital Social, no basta solamente contar con tarjetas personales, una linda sonrisa y facilidad de diálogo, se necesita eso, pero también mucho más, construirlas, y sobre todo, gestionarlas:

Algunos tips:
Plan de acción para generar networking, construir y gestionar Capital Social:
Generá un Diagrama de relaciones: amigos, familia, relaciones profesionales, colegas de trabajo, amigos, colegas y amigos de amigos, etc.
Listá las personas a las que les interese o necesiten algo que estés haciendo o tengas la posibilidad de hacer: invitar a una charla, enviar un artículo que le interese, presentarle algún contacto, etc-
Contactalos!
De esta forma podés ser objeto de reciprocidad y construir relaciones que podrás utilizar en otro momento.
Valorar el trabajo colaborativo y las reglas de intercambio: Muchas relaciones sociales, y casi todas las vinculadas al mundo de los negocios, se construyen como un ida y vuelta, donde puedo pedir en la medida que también estoy dispuesto a dar. Y para dar algo de valor, debo tener algo que la otra parte necesita. Aunque suene antipático, es la realidad y más allá de la simpatía personal, casi nadie está dispuesto a colaborar si no ve un beneficio (actual o diferido) para si en dicha colaboración.
Posicionarnos adecuadamente en nuestra Redes Sociales: Debemos hacer conocer nuestras capacidades y posibilidades de intercambio, en otras palabras, comunicar que tenemos de valioso para otros, sea en nuestro know how o en nuestras propias redes de contactos.
Generar credibilidad: Esto lo podemos logra respaldando eso que estamos comunicando que somos y hacemos, y luego actuando en forma confiable, acorde a esas expectativas. La credibilidad se genera con el tiempo, pero puede perderse en un instante (máxime con la “viralidad” en que la información puede expandirse)
Mantenernos activos: Aparecer con cierta frecuencia, intercambiar, comunicar novedades, etc. nos hace visibles y permite actualizar nuestro estado. Sea en forma virtual, como presencial, debemos “estar” haciendo networking, sumando contactos, refrescando otros, fidelizando los más relevantes.
Capacitarnos y mejorar nuestras habilidades de comunicación: Es clave poder comunicarnos efectivamente, y esto implica varias facetas: Redactar en forma correcta, tener poder de síntesis, mantener “reglas de cortesía online” (ej. responder emails, práctica que mucha gente no hace, dejando una pésima imagen); capacidad de verbalmente exponer nuestro negocio rápidamente y de hacerlo también ante una audiencia mayor; inteligencia emocional e interpersonal para captar que necesita el otro y en que momento abordar la temática, etc.
Capacitarnos y mejorar nuestras habilidades de Negociación: Al igual que en la comunicación, es clave saber negociar con nuestros contactos, siempre sobre la base “ganar-ganar”.
Compartir nuestros contactos: Cuidando siempre la forma en que lo hagamos, y evaluando las partes a las que conectaremos. Este tipo de conexiones son muy valoradas, pero si las manejamos más, corremos el riesgo de “incinerarnos”
Hay muchas más formas de incrementar tu Capital Social, es un proceso que nunca debe terminar y durante el cuál podrás disfrutar y aprender de mucha gente interesante. Vale la pena!

¿Los bancos no le dan un crédito? 'Cuelgue' su propuesta en Internet

¿Por qué tiene que ser el banco el que ponga siempre las condiciones del préstamo? ¿Por qué el cliente se tiene que adaptar a las ofertas de la banca? Preguntas como éstas son las que llevaron al consejero delegado de Weemba, Constancio Larguía, a lanzar un innovador proyecto de créditos a través de Internet que, en poco más de un mes, ya tiene más de mil usuarios y cinco entidades financieras participantes.

Pero, ¿cómo funciona? Weemba registra el perfil de un usuario que demanda crédito y las entidades le hacen ofertas. Sin tener que visitar sucursales, sin llevar papeles bajo el brazo y con tan sólo un click en el ratón del ordenador, el cliente accede a las 400 entidades financieras registradas en el Banco de España.

¿Cuál es el papel de Weemba? La red social recoge los perfiles de los clientes, contacta con las entidades financieras y verifica que sus apoderados son legales. Y todo eso, sin cobrar ni un euro... de momento.

Aunque tanto para usuarios como para entidades será totalmente gratuito hasta final de año, a partir de 2011 se empezará a cobrar a las entidades. La red social ha fijado una comisión de 75 euros para aquellos préstamos de consumo, de 200 euros para una subrogación de hipoteca y de 300 euros para un crédito empresarial. ¿Es caro o barato? Larguía hace la comparación con las acciones de marketing que desarrollan la mayor parte de las entidades (llamadas telefónicas, cartas personalizadas, entre otras) y la conclusión es clara: barata.

La buena marcha que viene registrando el portal financiero durante este primer mes de vida lleva a Larguía a un optimismo en sus previsiones, que sitúa en 30 entidades financieras para 2011 y en alcanzar los 30.000 usuarios durante ese mismo ejercicio.

Nuevas actividades
Barajan, incluso, la posibilidad de ampliar las funcionalidades de la red social, volcada ahora en el negocio del activo, para ofrecer nuevos servicios financieros. Por ejemplo, prevén trasladar este mecanismo al sector de los seguros de tal forma que sea el cliente el que se ofrezca a las aseguradoras. E, incluso, no descartan captar usuarios interesados en hacer depósitos y aportar, así, su granito de arena a la cruenta guerra que en este campo libran los bancos y cajas de ahorros.

¿Y la respuesta de las entidades financieras? Hasta el momento, cinco participan activamente (dos grandes bancos y tres financieras), aunque aseguran estar en conversaciones con otras ocho a las que esperan ir incorporando progresivamente.

Durante la conversación con elEconomista, Constancio Larguía -que se hizo popular en nuestro país por haber sido uno de los fundadores de Patagon, el banco por Internet de BBVA- explica que, por ejemplo, en Argentina, donde la red social es un mes más vieja que en España, han detectado que muchas entidades financieras entran para localizar a sus propios clientes para evitar que se vayan... y en estos tiempos, eso es lujo.

¿Porque Emprender?


¿Por qué algunos pasamos el día imaginando posibilidades de negocio? ¿qué es lo que nos mueve a realizar esfuerzos importantes (económicos y personales) en la puesta en marcha de una empresa?.

Pues a pesar de que pueda resultar un tanto vago, la respuesta es el Espíritu Emprendedor. Ese espíritu es el que hace que muchos nos llenemos de ilusión y por ende de energía cuando vemos una oportunidad de negocio, siendo capaces de sacrificarnos por la puesta en marcha de la idea.

Hay muchos que malentienden el concepto de emprender, porque toman como referencia a los tantos Bill Gates que hay en el mundo; con esto no queremos decir que esté mal tener referencias de casos de éxito como los de estos personajes… sin embargo es peligroso caer en el error de no saber ver lo que les ha costado llegar a donde están, o de que al igual que ellos muchos otros decidieron emprender y fallaron.

Si no se tiene en mente que para transformar una idea en un negocio… (eso partiendo de la base de que sea buena) hacen falta conocimientos, esfuerzo, suerte, esfuerzo, apoyos y esfuerzo, es muy complicado llevar a cabo esa transformación.

El esfuerzo es la palabra clave, tal vez en pro de atender nuestro negocio sacrifiquemos algunas cosas en su momento, tal vez no sea tan agradable como creímos que sería al inicio, sin embargo si se tiene la meta, las ganas, y una idea funcional no hay que dejar pasar la oportunidad.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Cómo emprender en las redes sociales


Pros y contras

Entre las principales ventajas que ofrecen las redes sociales, Pablo Medina, profesor de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Palermo (UP) y moderador del seminario Jóvenes Emprendedores, que dictó esa facultad, destacó el efecto del boca en boca. "Además, el mensaje se expande mucho más rápido y a muchas personas. Es que los usuarios están más dispuestos a creer en la recomendación de un amigo conocido que en la de un desconocido", comenta.
Al hablar de los contras, el profesor de la UP destacó que la inmediatez también puede ser perjudicial para aquellas empresas que prometen algo y no cumplen, o que trabajan con bajos estándares de calidad. "Este tipo de empresas terminan siendo escrachadas en las redes", asegura.
Según Cash, otro aspecto negativo que tienen las redes sociales a la hora de pensar en los negocios es que aún es muy difícil obtener dinero de este canal porque la mayoría de las empresas prefieren pautar en televisión, radio o gráfica. "Además, los usuarios de las redes quieren publicidad no invasiva y es difícil generar masa crítica de usuarios fieles a una página", agrega.
Por su parte, Sporn destaca que las redes sociales posibilitan la democratización de la información y el diálogo, amplificando las voces de los usuarios. "Y nos permiten vincularnos, interactuar, participar y acercar la distancia con personas con las que tendríamos que invertir mucho tiempo y esfuerzo para contactarnos por otro medio", agregó.
Hablando de su sector y las redes sociales, Okecki manifiesta: "Lo interesante es que este nuevo canal ha generado cientos de millones de nuevos jugadores en Internet, que no existían hasta hace poco y que nadie pudo predecir".
Para tomar nota
Aquellos que tienen proyectado lanzar su emprendimiento necesitan tener en claro algunos aspectos propios de este nuevo medio. "En las redes sociales se debe segmentar muy bien la audiencia, mantener actualizado el sitio en forma diaria o semanal, y fundamentalmente, elegir bien las acciones que se van a realizar", señala Medina. Además considera que es muy importante estar preparado para responder proactivamente (tener gente, stock, etcétera) frente al incremento probable de la demanda, fruto de la acción que se realice en las redes sociales.
Entre los errores frecuentes, el socio gerente de Bueeno destaca que uno de los más habituales en su mercado es no analizar el comportamiento del usuario.
Por su parte, Serrano recomienda ser pacientes y constantes porque los resultados se ven a largo plazo. "Tienen que trabajar en equipo creando sinergias. Emprender en una red social implica replicar la red social en la organización. Además, siempre se debe escuchar y responder a los usuarios. También es importante innovar y ser creativo", afirma.
La fundadora de RealRef considera que lo esencial para llevar adelante un emprendimiento en las redes sociales es contar con un equipo sólido y tener en cuenta la manera en que se va a financiar el emprendimiento. "También creo que es importante escuchar opiniones y estar abierto a perfeccionar el proyecto, con el fin de obtener mejores resultados día a día", agrega.
Actualmente existen muchos emprendimientos que utilizan las redes sociales para darse a conocer, pero en el nivel nacional hay pocos que desarrollaron una propia. "Dentro de poco tiempo empezarán a salir muchos proyectos de redes sociales más específicos y centrados en un nicho particular, como por ejemplo una red social para gente que ama los perros", vaticina Medina.

Cómo alinear los requerimientos de las empresas y las necesidades de los trabajadores

El éxito de una empresa proviene fundamentalmente de las personas que la conforman, de su talento, de su trabajo, de su gestión, de su motivación y de su compromiso con ella. Por eso es necesario alinear los requerimientos de las empresas y las necesidades de los trabajadores para superar la desintegración entre la Universidad y el mundo laboral en los instantes iniciales de su carrera profesional y posteriormente según avanza ésta.

En el mundo académico cada vez es más necesario evolucionar desde una simple transmisión de conocimiento hacia una formación dinámica en la gestión de equipos, la promoción del talento y la orientación a resultados para que el trabajador sea competitivo y responder a lo que las empresas necesitan. Conforme gana el trabajador en experiencia también es necesario impulsar sus tareas con nuevas misiones, retos y motivaciones para que no suceda lo que leía el otro día en Internet de que “cuando tenía 20 años me pedían experiencia y ahora que tengo experiencia me piden 20 años”.

Qué ofrecen las empresas a los trabajadores

Las empresas resuelven la gestión de su negocio potenciando capacidades clave de los trabajadores como el trabajo en equipo y facilitando la promoción continua de las personas que los conforman. La misión de la empresa también exige colaboradores flexibles, con perfiles todoterreno, especialmente en el inicio de su carrera laboral, que sepan movilizar y hacer equipos.

La orientación a resultados es un recurso muy valorado y fundamental para incrementar la competitividad de la empresa. La empresa se mueve en un ecosistema que se desarrolla con ella, por eso los candidatos deben tener una gran capacidad de comunicación e influencia en el resto del equipo. La organización del trabajo es otra habilidad reconocida porque se traduce en ahorros de tiempo y en gestión eficiente. La cuenta de resultados presiona a todos los empleados por lo que todos deben aprovechar al máximo sus recursos y gestionar según criterios de rentabilidad.

Para las empresas actuales el cliente es el que genera sus ingresos por lo que todos los empleados deben trabajar con una dedicación para conseguir su satisfacción generando empatía con ellos y contribuyendo a su vinculación. Otra capacidad imprescindible es ofrecer servicios excelentes y de calidad al cliente que le generen satisfacción mientras se relacionen con la empresa. El talento para analizar con perspectiva y no centrarse en el retorno rápido sino en el incremento de beneficios mediante prescriptores, identificados por los clientes, es una cualidad muy apreciada en el momento actual.

La empresa también fomenta el emprendimiento de sus trabajadores movilizando la iniciativa y promoviendo la apertura de nuevos negocios o mercados. Otra característica reconocida es la iniciativa, ningún jefe quiere resolver tus problemas, quiere que se le ofrezcan soluciones a los suyos.
Qué ofrecen los trabajadores a las empresas

La necesidad de vivir en un entorno cambiante, que exige reciclaje, que posiciona a la persona como objetivo de múltiples noticias y opiniones les demanda conocer, aunque sea de forma básica muchas más cuestiones que las puramente técnicas, académicas o específicas de su puesto de trabajo. El otro día escribía un conocido empresario en su blog sobre algunas preguntas que él formula en sus entrevistas de trabajo, entre ellas indicaba por qué vuelan los aviones, qué hay dentro de un ordenador, qué pasa cuando giras la llave de contacto en el interior del motor de un coche, qué diferencias existen entre los virus y las bacterias, y una pregunta genial que nos ayuda a conocer la dimensión de nuestro negocio, aproximadamente cuánto valen las empresas que más valen del mundo.

Según el autor, no ser capaz de responder a estas sencillas preguntas, que seguro que muchos niños de primaria son capaces de responder, implican que hay que reformar el sistema educativo, que hay que hacer que todas las personas estudien cuestiones relacionadas con la informática, que conozcan conceptos básicos sobre cómo funciona Internet y que tengan visión global para no quedar reducidos a un escenario limitado.
Conclusiones

Las empresas, y de acuerdo a su tamaño, potencian más unas características que otras, ofrecen a los trabajadores desarrollo profesional rápido, responsabilidad, flexibilidad, movilidad, seguridad, internacionalización y gestión por resultados.

En el momento actual es necesario lanzar un mensaje de ilusión, para que se perciba el trabajo como algo que tiene valor por si mismo y que genera riqueza, éxito y más motivación asegurando la continuidad y la regeneración del proceso. Existe una diferencia clara entre las multinacionales que disponen de medios para incentivar y generar ilusión y las pequeñas empresas familiares. Entre los activos de las primeras están la generación de carreras profesionales, el reciclaje, la obtención de nuevas responsabilidades, el intercambio de conocimientos dinamizando eventos y foros de debate, etc.

Sin embargo en las pequeñas empresas, siendo muchas de ellas familiares, se invierte mucho menos en potenciar la formación y la carrera profesional corriendo el riesgo de limitar la carrera de todos aquellos que no pertenecen a la familia y generando consecuencias nefastas en el futuro
.

Fuente: El Blog de Sage

Importancia que reviste la inteligencia emocional para el buen funcionamiento de las empresas

El elemento fundamental de la presente investigación, está dirigido a determinar la importancia que reviste la Inteligencia Emocional para el buen funcionamiento de las empresas. La importancia y justificación desde el punto de vista de la investigación, la representa el hecho de que para que se produzca un cambio en los procesos organizacionales, es necesario que inicialmente se origine un proceso de aprendizaje organizacional y emocional, a través del uso de la inteligencia emocional, la cual ha demostrado ser un elemento clave para el buen funcionamiento tanto de las organizaciones como para la vida del ser humano en general.

El estudio se encuentra estructurado bajo la modalidad de investigación documental, y el procedimiento para la recopilación de información se realizó a través de la revisión de páginas Web, citas bibliográficas, revistas en el área, libros, manuales y trabajos de grados entre otros. Este estudio permitirá obtener una visión actual de cómo, a través de la inteligencia emocional, se pueden solucionar muchos inconvenientes que usualmente pueden llegar a afectar a los empleados dentro de las organizaciones, y subsanar estos inconvenientes para así poder crear un amiente óptimo que repercutirá en el aumentos de los estándares operacionales de la empresa como de los empleados.

INTRODUCCIÓN

En la actualidad ha surgido una gran cantidad de información con respecto al rol que juegan las emociones en nuestro diario vivir, y es así como surge el concepto de inteligencia emocional para graficar lo esencial que estas resultan ser. Hasta hace poco se valoraba a las personas en general por su coeficiente intelectual, pero desde hace un tiempo la inteligencia emocional se ha insertado en los diferentes aspectos de la vida diaria, como es el caso de su influencia en las organizaciones.

Es así, como en esta época de grandes y constantes cambios en todas las esferas de la existencia, se les exige a los individuos tener que estar preparados para enfrentar nuevos desafíos, más rápidos y más violentos, principalmente motivado esto por el efecto de la globalización, la cual impone todo tipo de exigencias a las organizaciones, ocasionando riesgo a su personal.
Es indispensable recordar, que ante todo las empresas se encuentran conformadas por seres humanos, que tienen necesidades y metas, las cuales algunas veces aceptan, o no racionalmente. Una de las necesidades principales es llenar ese ‘el vacío personal’ de emociones, sentimientos y necesidades, ya que esto determina y organiza todos los procesos mentales y comportamiento total diseccionándolo con motivación al logro y beneficio de la organización.

Últimamente se les ha dado a los factores emocionales la importancia debida, incluyéndolos en el óptimo desempeño de las actividades profesionales, donde las personas como individuos, líderes, gerentes ó empleados, tienen sus diferencias en muchos aspectos y áreas, pero que como seres humanos están dentro de los Principios de la Inteligencia Emocional.

En cuanto a inteligencia emocional se dice que es la habilidad de reconocer los sentimientos propios y ajenos, por lo tanto el poseer habilidades tales como el ser capaz de motivar y persistir frente a las decepciones, controlar el impulso, demorar la gratificación, regular el humor y evitar que los trastornos disminuyan la capacidad de pensar, mostrar empatía y abrigar esperanza pueden llegar a ser grandes herramientas que den ventaja dentro del mundo empresarial.

Hoy en día, las empresas deben estar siempre evaluando las herramientas que les puedan ofrecer la inteligencia emocional, ya que ésta puede ayudar a controlar las actitudes del personal en la organización, determinando así el potencial para aprender habilidades prácticas como el autoconocimiento, motivación, autorregulación, empatía y relaciones personales, que indudablemente les servirán a los empleados como base para su desarrollo personal y profesional.

El respecto, el presente trabajo de Grado tiene como propósito el analizar la importancia que reviste la Inteligencia Emocional para el buen funcionamiento de las empresas. La presente investigación está estructurada en IV capítulos, a saber:

En el capitulo I: se presenta El Problema, se hace referencia al planteamiento y su formulación, los objetivos, la importancia y la justificación de la investigación.
En el capitulo II: se presenta el Marco Teórico, donde se exponen los antecedentes de la investigación, el fundamento teórico relacionado con el estudio, la definición de terminas básicos.
En el capitulo III: se indica el Marco Metodológico, en el cual se establecen los lineamientos metodológicos, sección que da a conocer la modalidad de la investigación, la técnica de instrumentos de recolección de datos, el procedimiento seguido, y el sistema de variables.
En el capitulo IV: Finalmente se presentan las conclusiones y las recomendaciones.


EL PROBLEMA

1.1 Planteamiento del problema

Actualmente en el mundo y como es de esperarse en el país, se han venido confrontando una serie de cambios, no solo en el orden de lo económico, sino también cambios tecnológicos, organizacionales y sociales obligando a las organizaciones a ir al compás de las transformaciones. La realidad de un mundo moderno ha penetrado culturas, sin tomar en cuenta fronteras, un entorno globalizado que exige de los integrantes de las organizaciones, una mayor disposición al cambio, capacidad de adaptación al mismo, así como también una disposición más abierta a la interrelación entre ellos.

A pesar de lo anteriormente dicho, un gran número de organizaciones se encuentran en crisis, debido a su incapacidad para reaccionar adecuadamente a los cambios del medio en el que operan.

Las empresas que desean elevar su desempeño orientándose hacia la calidad, deben buscar estrategias internas que las ayuden a alcanzar sus objetivos. Para satisfacer las complejas necesidades de los clientes, se requiere de un trabajo no individualizado; por el contrario, la utilización exitosa de grupos cuyos miembros tengan diferentes habilidades, antecedentes, y experiencias, incrementa la posibilidad de ofrecer soluciones creativas.

Dado que estas habilidades son importantes y que la Inteligencia Emocional es reconocida por diversos autores, como una de las más importantes, se irá ahondando en este concepto.

En este sentido, la Inteligencia Emocional es definida por Salovey y Meyer, (citado por Shapiro, 1998) como: “...un sub-conjunto de la inteligencia social que comprende la capacidad de controlar los sentimientos y emociones propias, así como las de las demás, de discriminar entre ellos y utilizar esta información para guiar nuestros pensamientos y emociones.” (p. 34).

También Cooper y Sawaf (1998) afirman que:

“No basta con tener sensaciones, la inteligencia emocional requiere que aprendamos a reconocerlas y a valorarlas (en nosotros mismos y en los demás), y que respondamos apropiadamente a ellas, aplicando eficazmente la información, y energía de las emociones en nuestra vida diaria y en nuestro trabajo.” (p. 23).

Este concepto de Inteligencia Emocional nació a principio de la década de los años 90, cuando Peter Salovey y Jhon D. Meyer publicaron el primer trabajo científico sobre este tema. Pero años atrás, el psicólogo E. L. Thorndike (1935) escribió acerca de la inteligencia social, como la capacidad de obrar prudentemente en las relaciones humanas, alcanzando la popularidad en 1995 cuando se publicó el célebre libro de Daniel Goleman La Inteligencia Emocional, revolucionando el campo de la psicología.

Según Martineaud (1999), “el Cociente de Inteligencia (CI) utilizado habitualmente para medir el potencial de éxito en los estudios y en la vida profesional y laboral, se ha convertido en una herramienta obsoleta.” (p. 26), Esto se da ya que en el mismo, interviene sólo en un 20% de los actores que determinan el éxito, mientras que el 80% restante está vinculado a otros factores que incluyen la inteligencia emocional.

También se puede afirmar, que no existe una única monolítica clase de inteligencia fundamental para el éxito en la vida, sino un amplio espectro de inteligencias.

Como afirman Cooper y Sawaf (1998) “Aún cuando la gente todavía cuenta el CI como un factor importante para el éxito, el mismo no cuenta. No se debe olvidar que lo más importante es la inteligencia interior.” (p. 21).

Así mismo, estas y otras formas de inteligencia se fortalecen y complementan recíprocamente; las emociones provocan creatividad, colaboración, iniciativa y transformación; el razonamiento lógico frena los impulsos descarriados y conforma el propósito con el proceso. He aquí otro elemento que indica que los valores y el carácter fundamental de una persona provienen no de su Coeficiente Intelectual (CI), sino de subyacentes capacidades emocionales.

Gran parte de las investigaciones realizadas demuestran que las personas con habilidades emocionales bien desarrolladas, tienen mas probabilidades de sentirse satisfechas y ser eficaces en su vida, y de dominar los hábitos mentales que favorezcan su propia productividad; las personas que no pueden poner cierto orden en su vida emocional libran batallas interiores que sabotean su capacidad de concentrarse en el trabajo, pensar con claridad o elegir las reglas tácitas que gobiernan en éxito en la política organizativa.

Es necesario entender y hacer entender que la inteligencia emocional, genera competencias que influencian la habilidad de una persona para enfrentarse a las demandas y presiones del entorno. Por lo tanto, servirán como una herramienta para agregar valor a la organización y desempeñar un papel significativo para conseguir que el centro de trabajo no sólo sea el mas productivo y rentable, sino que sea un lugar significativo y agradable.

Las aptitudes emocionales se están colocando a la vanguardia de las habilidades empresariales, reflejando cambios radicales en los lugares de trabajo, representando una nueva realidad competitiva. Se está pasando de una jerarquía corporativa, con un jefe manipulador y agresivo recompensado, a un virtuoso en habilidades interpersonales que lideriza el futuro corporativo de las organizaciones. Todo este cambio se ha venido dando gracias a la presión ejercida por la globalización y la tecnología de la información.

Los autores Cooper y Sawaf (1998), plantean que:

“Es cierto que los negocios se manejan con el poder del cerebro, pero para pensar bien y alcanzar el éxito duradero es necesario aprender a competir con todos los aspectos de la inteligencia, no sólo con la cabeza. Si bien es cierto que un exceso de emoción puede perturbar temporalmente la emoción o el análisis, nuevos estudios sugieren que en la mayoría de los casos muy poca emoción puede ser aún más perjudicial para una carrera u organización.” (p. 28).
Dado que la inteligencia emocional es una habilidad del individuo y que como anteriormente se mencionó, el éxito de una organización viene determinado por diferentes habilidades que deben poseer sus miembros, para ofrecer combinaciones de soluciones creativas y complejas, necesarias en este mundo globalizado, se consideró que sería interesante conocer si esta habilidad en particular puede dar aportes al funcionamiento de los grupos de trabajo en las organizaciones. Por todo lo anteriormente dicho, se origina la inquietud de analizar:

- ¿Cuál es la importancia que reviste la inteligencia emocional para el buen funcionamiento de las empresas?
- ¿Cuál es el rol del personal gerencial en el uso de los principios aplicados por la inteligencia emocional?
- ¿Cuáles son los aportes que brindan la utilización e implementación de la inteligencia emocional dentro de las empresas?

1.2 Objetivos de la Investigación
1.2.1 Objetivo General

Determinar en qué grado los diferentes factores de la inteligencia emocional son importantes para el buen funcionamiento de las empresas.

1.2.2 Objetivos Específicos

- Establecer el marco conceptual de los factores que están involucrados dentro del proceso de la Inteligencia Emocional.
- Considerar los enfoques de los diversos investigadores, a fin de visualizar cuales son los métodos más adecuados dentro del área de la Inteligencia Emocional a implementarse dentro de las empresas.
- Establecer en cuáles áreas la Inteligencia Emocional ofrece un mejor grado de desempeño dentro de las empresas.
- Valorar cuales son las grandes ventajas que la implementación de la Inteligencia Emocional puede trae consigo para la organización.

1.3 Importancia y Justificación

La importancia por la cual se realiza el presente trabajo especial de grado, se basa en que en toda organización en la cuál se persigue realizar cambios en los procesos organizacionales, los cuales se pueden definir como los aspectos integrales que garantizan el éxito de las organizaciones, se debe, inicialmente originar un proceso de aprendizaje organizacional, donde el liderazgo y la participación represente un papel preponderante en la toma de decisiones.
Actualmente las normas que gobiernan el mundo laboral están cambiando. En la actualidad no sólo se juzga a los individuos por lo más o menos inteligentes que puedan ser, ni por su formación o experiencia, sino también por el modo en que se relacionan entre ellos mismos y con los demás.

Dentro de la empresa se observa la necesidad de dos habilidades para tener éxito: la formación de equipos y la capacidad de adaptarse a los cambios.

Las condiciones intelectuales no son la única garantía de éxito en el ámbito profesional del trabajo, sino tan sólo un factor, que unido a las necesidades emocionales cubiertas del personal como equipo, desarrollará el desempeño y los resultados de todo líder y trabajador motivándolo emocionalmente a ser productivo.

Una vez que una persona entra en una organización para que pueda dar lo mejor de sí, hacer bien su trabajo, que no sólo de su talento sino que además lo haga con entusiasmo y compromiso, se necesita primero que tenga sus herramientas de trabajo y que sepa qué es lo que tiene que hacer. Segundo, que sepa como hacerlo. Y tercero que sienta que lo que esta haciendo tiene un valor significativo, que él esta contribuyendo y que se le reconozca por ello afectivamente.

Según Goleman (1998), define el éxito de gerentes, lideres y trabajadores como personas de un alto nivel de desempeño, destrezas, habilidades técnicas y emocionales, bien desarrolladas alcanzando capacidad de dar sentimientos, que cada vez se hacen más competitivos y necesarios en la familia, la gerencia y la sociedad.

Una de las responsabilidades básicas de los gerentes en general, es proveer la motivación necesaria a sus equipos de trabajo en la organización, considerando que su ausencia limita la consecución de los objetivos organizacionales, además de ser el elemento indispensable para la generación de un buen clima organizacional.

Por ello, se requiere de grupos gerenciales con un estilo de liderazgo participativo, democrático que inspiren el trabajo de equipo, que se permita desarrollar en las personas actitud positiva, sentido de pertenencia, motivación hacia el trabajo y compromiso real con la organización.

Si esa acción no se desarrolla, las mejores intenciones de la administración por motivar a las personas se perderán o reducirán significativamente.
Actualmente son muchas las empresas que están invirtiendo mucho dinero en formar a sus trabajadores en Inteligencia Emocional. Y esto es así porque se han dado cuenta de que la clave del éxito, la clave de las ventas, está en el grado en el que los trabajadores de una empresa conozcan y controlen sus emociones y sepan reconocer los sentimientos de los clientes.

Los autores Cooper y Sawaf, (1998), plantean que:

“Es fácil imaginarse el caso de un vendedor que no tuviera habilidades de trato con el público, un empresario sin motivación por su empresa o un negociador sin autocontrol. A estas personas un Master en Harvard no les servirá de nada, porque tardarán poco el echar a perder su trabajo por un mal conocimiento de sus emociones.” (p. 42).

Hay que tener presente que en las selecciones de personal se tiende cada vez más a poner al candidato en situaciones incomodas o estresantes para ver su reacción. Los tiempos del simple Test y Currículo pasaron a la historia, puesto que es necesario ver cómo reacciona el individuo ante las situaciones clave que se encontrará en su trabajo.

Es imposible que el hombre se desligue de sus emociones, por lo cual se hace conveniente crear conciencia acerca el rol que cumplen en el diario vivir. Este “crear conciencia” no debe limitarse sólo a aceptarlas, sino que se puede sacar partido de él y diseñar métodos para aprovechar sacar emociones en las relaciones.

Sobre estos aspectos, Dezerega (1999), en su enfoque de la consultoría gerencial, recomienda que la mayoría de las organizaciones, consideren importante la reflexión sobre el aprendizaje organizacional, antes de proceder a utilizar una herramienta gerencial.

Así mismo, Heider (2000) destaca que las áreas en que deben ser expertos los gerentes en las organizaciones en este nuevo milenio son:

a) Formulación de estrategia en mercadotecnia y ventas
b) Administración de Recursos Humanos
c) Negociaciones y solución a conflictos
d) Contabilidad y Finanzas
e) Habilidad con los medios de comunicación
f) Investigación y desarrollo de ciencia e innovaciones tecnológica
g) Liderazgo
h) Modelos gerenciales.

Lo señalado por el citado autor, explica que los gerentes del futuro deberán manejar estrategias gerenciales relacionadas con el conjunto gente, sus emociones, la tecnología y capital financiero. Además guardan relación con las razones fundamentales en la cual se apoya el presente trabajo de investigación, ya que la mayoría de las organizaciones venezolanas están actualmente invirtiendo recursos económicos y financieros para adaptar el proceso de cambio de los procesos organizacionales enmarcado en las estrategias globales y que la nueva Cultura Organizacional, la cual debe estar orientada hacia la satisfacción del cliente.

El presente Trabajo Especial de Grado, valora su importancia al determinar en que grado los diferentes factores de la inteligencia emocional son importantes para el buen funcionamiento de las empresas, ya que se ha demostrado que los sentimientos y habilidades humanas son claves para el buen funcionamiento tanto de las organizaciones como para la vida del ser humano en general.

Además se justifica el estudio, porque servirá de orientación y referencia para futuras investigaciones sobre el tema que será considerado por los empresarios como un medio para reducir significativamente los costos, ya que en la actualidad la aplicación de las premisas de la Inteligencia Emocional, han demostrado ser una herramienta útil para el crecimiento de las empresas. 

Fuente: Gestiopolis