viernes, 29 de marzo de 2013

¿Emprendedor veloz o emprendedor ágil?….


El éxito de una empresa naciente no es una cuestión de velocidad. Los emprendedores veloces son, salvo excepciones puntua­­­­les, los que no llegan a la meta. Porque emprender es más una cuestión de solidez y agilidad que de rapidez.
Por: Marcelo Berenstein
No se trata de una carrera de Fórmula 1 sino de una prueba de resistencia.
Hay muchos emprendedores veloces mentalmente, que tienen una energía inicial muy potente pero de corto aliento. En la inmensa mayoría de los casos terminan bajando los brazos y abandonando ante el primer fracaso. Se desalientan con la misma velocidad con la que avanzan; se cansan pronto, se abruman y prefieren retirarse.
Por otro lado, hay emprendedores menos rápidos pero dinámicos y ágiles, persistentes en su camino y con la capacidad de explorar caminos transversales en búsqueda de oportunidades o como alternativa para esquivar situaciones peligrosas para el negocio. Este tipo de emprendedores suele tener claro su objetivo y tienen siempre presente que en la resistencia está la clave de la buena salud de la empresa.
Emprender no es una carrera de 100 metros sino una prueba de fondo. La clave no está gastar rápidamente el aire pues la ventaja adquirida se pierde enseguida, por eso, constancia, pasos cortos y firmes, perseverancia, buena administración de la energía ¡Y a la meta!….
Te dejo este cuento para que te reflejes y te des cuenta si sos león o gacela:
“Cada día en África, una gacela se despierta. Ella sabe que debe correr más rápido que el león más veloz, o será devorada. Cada mañana en África, un león se despierta. Éste sabe que debe correr más rápido que la gacela más lenta, o morirá de hambre. No importa si tú eres un león o una gacela. Cuando el sol se levante, más te vale estar corriendo”

lunes, 25 de marzo de 2013

7 consejos para recuperar la motivación


Hay veces en que ciertas circunstancias de la vida pueden provocar que dejes de ver tus objetivos claros y que pienses en abandonar tus planes y renunciar a lo que te habías propuesto. Son situaciones difíciles, a veces inesperadas, que hacen que afloren tus miedos e inseguridades, que te dejes llevar por el desaliento, pierdas la motivación y te sientas perdido, sin rumbo.

¿Qué puedes hacer si te encuentras en una situación así? ¿Cómo puedes recobrar tu motivación y seguir adelante con tus proyectos? Si estás dispuesta a poner de tu parte, a seguir adelante como sea, hay varias cosas que te pueden ayudar:

Por: Aida

1. Acepta lo que es. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero es la realidad. La aceptación es un paso importante, saber que llegarán mejores momentos, que esto es un bache en tu vida. Resistirse al cambio sólo va a hacer que lo pases peor. Una forma de empezar a aceptar las cosas es mostrar gratitud por lo que todavía tienes, por poco que sea. Piensa en tres cosas por las que puedes estar agradecida todos los días, incluso pequeñas cosas valen: un día bonito, tener para comer, el apoyo de tu familia, la sonrisa de un desconocido, seguro que puedes encontrar más de tres.

2. Encuentra tiempo TODOS los días para hacer algo que te guste. Aunque sólo sean 5 minutos, dedícalos a cuidarte. Sea lo que sea lo que te hace sentir bien: un rato al sol con un café, un buen libro, hacer ejercicio, darte un baño, jugar con tu hijo, rezar, lo que más te apetezca. Coge otra vez lápiz y papel y haz una lista con las cosas que te dan energía, que te hacen sentir bien y empieza hoy mismo.

3. Busca apoyo. Es un hecho, las personas que se relacionan socialmente son más felices. Aunque ahora sólo te apetezca estar sola y encerrarte en casa, es justo lo contrario lo que te hará sentir mejor. Rodéate de gente que te quiera y que te ayude a pensar en el futuro, nada de víctimas ni pesimistas. Tu pareja, tu familia, tus mejores amigos, tu coach. Quien tú quieras, pero alguien.

4. Descansa y reflexiona. En una época en la que todos vamos corriendo a todas partes, parar a recuperar la energía te vendrá muy bien.  Ahora es un buen momento para pararte a pensar por dónde vas y qué es lo que quieres. Normalmente este tipo de situaciones hace que cambien tus prioridades, así que coge lápiz y papel (o siéntate al ordenador si lo prefieres) y empieza a apuntar todo lo que se te venga a la cabeza ante la pregunta “¿qué quiero?” No lo que los demás quieren o creen que es mejor para ti, lo que tú quieres. Considéralo un tiempo de barbecho, para recargar las pilas y volver a dar lo mejor de ti misma.

5. Revisa tus objetivos y proyectos actuales. ¿Están en concordancia con lo que quieres? Recuerda que tus acciones y objetivos solo son útiles si te llevan a donde tú quieres ir. Por eso es importante que te tomes tiempo para decidir dónde quieres ir y en qué punto del camino estás.

6. Céntrate en el siguiente paso a dar. Muchas veces cuando nos proponemos algo importante, nos agobiamos al ver todo lo que queda por hacer. Lo mejor es centrarse sólo en un paso, el que tienes que dar a continuación. Aunque siempre tengas en mente el destino final, centrarte en el siguiente paso a dar hará que te resulte más fácil empezar e ir avanzando y ya se sabe, paso a paso…

7. Recuérdate constantemente por qué quieres lograr tus proyectos. Visualiza el resultado final, guarda fotos o recortes de cosas que te motiven y te recuerden cuál es tu objetivo. Una vez que tengas claro por qué tus proyectos son importantes para ti, el cómo no será un problema sino un mero obstáculo. Además,  el hecho de saber lo que quieres y qué pasos tienes que dar para conseguirlo es algo que te hará sentir motivada casi sin quererlo.

 Fuente: Planemprendedor

lunes, 18 de marzo de 2013

10 preguntas antes de emprender


Descubre si estás preparado para renunciar a tu trabajo actual y dar el salto para convertirte en tu propio jefe.

Renunciar a la seguridad de un trabajo de tiempo completo para iniciar un negocio es una decisión riesgosa y hasta cierto punto, muy estresante. “La principal razón por la que la gente no renuncia es por el miedo a lo incierto. No saben qué pasará y no quieren sacrificar la seguridad que tienen”, dice Sean Ogle, quien dejó su trabajo para vivir en Tailandia y dirigir una firma de consultoría Web.

Por: Alina Dizik

¿Cómo puedes saber que es el momento ideal para dar el salto? Éstas son las 10 preguntas que debes hacerte antes de renunciar para emprender:

1. ¿Eres miserable en tu trabajo actual?

Muchas personas creen que quieren ser emprendedores simplemente porque odian sus trabajos actuales. Desarrollar un Plan de negocios puede ayudarte a evitar tomar decisiones impulsivas. Además de querer renunciar, debes tener una idea de negocio viable y un plan de marketing y de operaciones. En lo que trabajas en tu plan, conserva tu trabajo y los ingresos el mayor tiempo posible.

2. ¿Cómo será tu nueva rutina diaria?

Tener libertad instantánea puede ser peligroso. Ogle recomienda crear un calendario a seguir, al igual que lo haces en un empleo. Cuando eres libre de elegir qué hacer con tu tiempo existe el riesgo de que dejes todo para después y que no termines tus tareas. A una semana de renunciar a su trabajo, Ogle empezó a ir al gimnasio en el mismo horario que antes, y trabajaba el mismo tiempo que en su antiguo empleo.

3. ¿Cómo obtendrás dinero para mantener tu negocio?

La falta de capital es uno de los principales problemas al emprender. Por eso es esencial que hagas proyecciones realistas como parte de tu Plan de negocios antes de decidir si puedes o no solventar tus gastos.
Es probable que tu negocio no sea rentable los primeros tres o cinco años, por lo que debes ser realista al definir cuánto tiempo puedes mantenerte financieramente. Anticiparte a tus necesidades financieras te permitirá enfocar tu energía en construir tu negocio y no en preocuparte sobre cómo pagarás las cuentas.

4. ¿Has considerado posibles costos imprevistos?

Cuando Jody Dyer lanzó Blackbird Tees, una tienda de ropa, se sorprendió de la cantidad de gastos que no había anticipado en su Plan de negocios. “Gastamos cientos de dólares experimentando con diferentes telas y tintas, destruyendo camisetas y haciendo elecciones incorrectas de color”, afirma Dyer, quien vende sus productos en Etsy. “En aquel entonces, esos errores nos estaban amputando financieramente”. En lugar de abandonar el negocio, Dyer regresó a ser freelance de medio tiempo para complementar los ingresos.

5. ¿Estás dispuesto a tomar múltiples roles?

Iniciar un negocio significa que debes usar muchos sombreros. “Un día eres el encargado de la tecnología, otro eres vendedor, otro limpias”, dice Shobha Tummala, fundadora de una cadena de belleza del mismo nombre, con sede en Nueva York. Por eso, antes de dejar tu empleo, debes decidir si estarás feliz haciendo las numerosas funciones que requiere un nuevo negocio.

6. ¿Cuáles son tus fortalezas y debilidades?
Mientras consideras los múltiples roles, sé honesto contigo mismo sobre aquello que haces bien y aquello que debes mejorar, aconseja Tummala. Quizás necesites impulsar tus conocimientos de finanzas o de programación, o buscar a un socio que te complemente. Si no tienes forma de superar tu debilidad, tal vez te convenga conservar tu empleo hasta que lo consigas.

7. ¿Quiénes serán tus competidores y clientes?

Aunque es posible que no puedas validar completamente el mercado potencial para tu concepto de negocio, al menos debes entender quiénes serán tus clientes y qué tipo de competencia tendrás. Si no estás seguro, considera atender tu idea a medio tiempo y probarla con un ‘lanzamiento suave’ antes de invertirle demasiado tiempo y dinero.

8. ¿Cuentas con apoyo?

Para facilitarte esta transición, comparte tus planes de emprendedor con los miembros de tu familia y amigos para ver si te apoyarán en las dificultades de emprender. Sé muy explícito con los riesgos, ya que cuando una persona emprende, todos en la familia son afectados.

9. ¿Tienes una opción de backup?

Desarrollar un plan B antes de emprender te ayudará a evitar quedar expuesto si fracasas. Piensa si hay algo que puedas hacer a medio tiempo en caso de necesitar generar dinero de otras fuentes o si, por el otro lado, debas buscar otro empleo de tiempo completo si tu idea no funciona. Para mantener abiertas tus opciones, mantente en contacto con reclutadores, jefes anteriores y contactos de networking.

10. ¿Cómo evitarás las asperezas?

Si decides renunciar, recuerda que tu ex jefe te puede ser de ayuda para lanzar tu nuevo negocio. En lugar de renunciar abruptamente, piensa cómo puedes hacerlo para salir bien parado. Dile con anterioridad que piensas renunciar y sé abierto con tus planes como emprendedor a futuro. “Generalmente las empresas lo entienden y ofrecen ayuda de ser posible”, afirma Ogle. Tus jefes pueden ayudarte dándote un horario flexible o algún consejo.

viernes, 15 de marzo de 2013

Cuatro claves para que una innovación tenga éxito


Sin ninguna duda asistimos a un momento absolutamente explosivo e inabarcable en cuanto a innovación. Nos rodean nuevas tecnologías, nuevas aplicaciones de esas nuevas tecnologías y por supuesto nuevos comportamientos que se sustentan en esas nuevas tecnologías. O tal vez sea que esas tecnologías tienen éxito porque se encuentran con nuevos comportamientos o con tendencias sociales que anuncian que serán bien acogidas.

Por: Evaristo Nogales

En cualquier caso, resulta interesante reflexionar sobre si existe una primera y aunque sea mínima lista de chequeo que nos permita anticipar las probabilidades de que una innovación de alguno de los tipos anteriores pueda ser interesante para mi como usuario, o lo que desde mi perspectiva es más importante, para mi negocio.

Para que una innovación se expanda debe cumplir al menos con los siguientes requisitos:
• Que aparezca una nueva tecnología que la soporte
• Que tenga una utilidad concreta para al menos un segmento significativo de población, definido en base a algún comportamiento social o de consumo
• Que sea escalable
• Que no existan barreras de adopción:
• Culturales
• Tecnológicas
• Sociales
• Económicas

Probablemente la mejor manera de ilustrar a lo que me refiero sea poner algunos ejemplos:

INSTAGRAM:
• Soportada sobre la tecnología de Apps y la incorporación de cámara en los smartphones.
• Ofrece la oportunidad de generar contenido con cierto valor añadido, lo que encaja con la necesidad de contar con contenido para compartir en redes sociales. Esta necesidad proviene de la popularización de los canales sociales que ha convertido a los usuarios en medios de comunicación en si mismo.
• Ha demostrado tener capacidad para absorber de forma consistente un crecimiento exponencial en número de usuarios.
• Inicialmente presentaba como barrera de entrada para más de la mitad de los usuarios de smartphones, la ausencia de versión para Android. Lo que suponía un riesgo cierto para Instagram de la aparición de un competidor que se asentara fuertemente en ese segmento.

FOURSQUARE:
• Soportada sobre la tecnología de Apps y la incorporación de GPS en los smartphones.
• La “socialización de los usuarios” que acostumbran a compartir experiencias y a dejar recomendaciones, especialmente en lo relacionado con el turismo y el ocio. Junto con la posibilidad de realizar ofertas por parte de los establecimientos, son los comportamientos o “utilidades” en que fundamenta su éxito.
• Ha demostrado tener capacidad para absorber de forma consistente un crecimiento exponencial en número de usuarios.
• No obstante, cuenta con dos barreras de entrada importantes. La primera, al menos en nuestro entorno, es que el “Chek-in” es percibido por muchos usuarios como una cesión total de la privacidad. La segunda, que requiere tener éxito a la vez en el número de usuarios para que los establecimientos se interesen y realicen ofertas y en el número de ofertas para que sea interesante para los usuarios. Probablemente deberían incentivar de alguna forma a los establecimientos para conseguir mayor número de ofertas y así resultar más atractivo para los usuarios.

Y si filtramos esos requisitos desde la perspectiva de negocio, entonces quedarían así:

• Que aparezca una nueva tecnología que la soporte
• Que la utilice mi mercado
• Que tenga una utilidad concreta para al menos un segmento significativo de población,        definido en base a algún comportamiento social o de consumo
• Que me sirva para mejorar la experiencia de consumo, para aportar mayor valor a mis clientes o para fidelizarlos.
• Que sea escalable
• para la medida de mi empresa
• Que no existan barreras de adopción
• entre mi público objetivo

Como decía antes, esto es sólo el fruto de mi reflexión al respecto. Me encantaría contar con vuestras aportaciones y que llegáramos a una conclusión que entre todos hiciéramos realmente útil.

Fuente: Pizcos

lunes, 11 de marzo de 2013

Emprender, un aprendizaje lleno de fracasos

El sistema educativo actual está concebido como un itinerario donde el estudiante se prepara para ir superando hitos hasta alcanzar el objetivo final. En este marco el error, el fracaso, equivocarse, es un problema y no genera aprendizaje. Ya lo dijo Sir Ken Robinson en su famosa charla en TED, “la escuela mata la creatividad”.
Por: Miguel Macías
De hecho podemos ver el significado de las palabras “fracaso” y “error” en el diccionario de la Real Academia Española:
Fracaso: 1. m. Malogro, resultado adverso de una empresa o negocio.
Error: 2. m. Acción desacertada o equivocada. 5. m. Fís. y Mat. Diferencia entre el valor medido o calculado y el real.
Pero, ¿existen modelos de aprendizaje alternativos donde el error y el fracaso se aceptan y son el resultado de un proceso deliberado para generar aprendizaje?
Al responder a esta cuestión siempre sale el caso de Tiimiakatemia (Team Academy) de Finlandia, una organización que ha formado hasta el momento más de 700 estudiantes-emprendedores. Team Academy está adscrito a la Universidad Politécnica de Jyväskylä (Finlandia), en su mayor parte con enseñanzas de gestión. Cuentan con un vivero de empresas, un MBA local y un MBA internacional.
“En su entrada a la escuela, los estudiantes-emprendedores en grupos de 15 personas son invitados a crear una verdadera empresa, que constituirá el terreno de aprendizaje del emprendedor durante 3 años. Los primeros días los invierten en la búsqueda de un nombre, búsqueda de ideas y definición de servicios, organización del equipo, formalidades administrativas y búsqueda de clientes potenciales. Con el tiempo, el equipo comienza a llevar otros proyectos simultáneamente. Asimismo experimenta y pone en práctica conceptos relacionados con el liderazgo, el trabajo en equipo, las decisiones colectivas, resolución de conflictos, ya que la empresa se desarrolla con las personas que la componen. También siguen cursos de gestión, y un coach supervisa muy de cerca al equipo, casi todos los días desde los primeros meses. La supervisión es menos frecuentemente después ya que las cualidades de funcionamiento del equipo se reafirman.”
Al margen de este interesante modelo educativo, me gustaría destacar el prototipado como estrategia y metodología para abordar problemas complejos de forma creativa, experimental y rápida.
Ahora Eric Ries y su metodología Lean Startup o Steve Blank con su teoría Customer Development lo han situado en el top de tendencias de management.
En el prototipado la esencia es la experimentación, mediante un producto con las mínimas funcionalidades posibles con las que evaluar nuestras hipótesis (preguntas) y obtener información (respuestas). En este caso se aprende tanto de las hipótesis que resultan falsas (errores) como de las que se validan.
Se trata en definitiva de analizar cada error, obtener conclusiones y modificar la estrategia en base a ellas. Este aprendizaje se fundamenta en la experiencia propia y en él se acepta el fracaso como algo inevitable, facilitando el desarrollo de habilidades que permiten adaptarse a los problemas que surgen a diario y ayudando a superar la parálisis que genera tanto perfeccionismo.
El emprendedor tiene que desenvolverse en ese hábitat y metodologías con las de Eric Ries o Steve Blank aportan método para ir alcanzando las metas e hitos de todo proceso de emprendimiento, que no es más que un aprendizaje continuo.
De Rafa Nadal alguien dijo:
Gana porque desde pequeño en su familia le enseñaron a perder y, como entiende las reglas de la incertidumbre, juega con una frescura que otros jugadores envidian”.

Fuente: Emprenderaria

viernes, 8 de marzo de 2013

Los emprendedores y el desaliento…


Emprender no es soplar y hacer botellas. No alcanza con tener una idea buena; hay que implementar, gestionar, invertir, contratar, vender, cobrar, pagar, consolidar… y además tener la cuota de suerte necesaria  y que puede hacer la diferencia a favor.

Cada emprendedor es un diamante en bruto e iniciar un negocio es un proceso de pulido de la personalidad constante. Después de ser extraído, el diamante es sometido a una serie de pulidos profundos e incesantes y solo después de este proceso brilla en su máximo esplendor y valeuna fortuna.

Por Marcelo Berenstein

En forma similar, hacer realidad el sueño de la empresa propia te somete a varias etapas donde el ego, la soberbia, la falsa humildad, los preconceptos, etc., se pulen.  Este proceso suele tener momentos de dolor intenso, golpes y caídas, por eso hay emprendedores que quedan en el camino. Si bien es cierto que no todos pueden emprender, también es real que muchos abandonan sin darse la oportunidad de pulirse, templarse y brillar.

El desánimo es un arma que carga el diablo y si no me creen, lean el siguiente cuento:

“Cierta vez corrió la voz de que el diablo se retiraba de sus negocios y que vendía todas sus herramientas al mejor postor. La noche de la venta estaban todas las herramientas dispuestas deforma que llamaran la atención. Por cierto, era un lote siniestro: odio, celos, envidia, malicia, traición, además de todos los otros elementos del mal.

Aparte del lote había un instrumento que parecía inofensivo en forma de cuña, muy gastado y cuyo precio era mucho más alto que todos los otros. Alguien preguntó al diablo que como se llamaba ese instrumento.

- Desaliento —fue la respuesta.

- Y ¿Por qué su precio es tan alto? —le preguntaron.

- Porque ese instrumento me es más útil que cualquier otro, con él puedo entrar en la conciencia de un ser humano cuando todos los demás me fallan y una vez dentro, por medio del desaliento, puedo hacer de esa persona lo que se me antoja. Está muy gastado porque lo uso con casi todo el mundo y como muy pocas personas saben que me pertenece lo puedo usar continuamente para lograr mis propósitos.

Y como el precio del desaliento es tan, pero tan alto, aún hoy sigue siendo propiedad del Diablo”

lunes, 4 de marzo de 2013

Emprendedor: 5 hábitos diarios que debes practicar


Para alcanzar el éxito personal y profesional, aplica estos sencillos tips que mejorarán tu estado físico y mental.

Si quieres conseguir el éxito personal y como emprendedor te recomendamos practicar estas cinco clases de hábitos en tu vida diaria.

Por: Ann Mehl

1. Físicos
Todos los días haz algo que mejore tu salud física. En lugar de pasar dos horas viendo la televisión o revisando tus redes sociales, podrías tomar un paseo de 20 minutos o hacer ejercicio. Una opción es caminar o usar una bicicleta en lugar del coche para ir al súper, o subir las escaleras en vez de usar el elevador.

Este tipo de hábitos, además de mantenerte saludable, te ayudarán a ser más puntual y a cumplir mejor con tus horarios.

2. Emocionales
Es vital que uses tu energía emocional sabiamente. Las formas en las que podemos gastar y desaprovechar esta energía son diversas y se nos presentan en el día a día como el tráfico, las fechas de entrega y la gente difícil. Por ello debes intentar rodearte de personas que te inspiren y mejoren tu humor, y no de aquellas que te depriman o te hagan sentir mal.

Por ejemplo, si un locutor de radio te molesta, no lo escuches. Debes aprender a identificar las malas influencias e intentar deshacerte de ellas.

3. Mentales
La mente es como un músculo por lo que también necesita ejercitarse. Intenta aprender algo nuevo todos los días. No importa que sea algo chico o algo grande; puede ser desde el nombre de alguien hasta una historia que siempre has querido aprender o un instrumento musical que siempre has querido tocar.

El famoso escritor estadounidense Philip Roth recientemente compró un iPhone. “Todas las mañanas estudio un capítulo de ‘iPhone for Dummies’”, dijo. “Y ahora soy competente en su uso”. ¡Y esto lo dijo un hombre que ganó el premio Pulitzer!

4. Espirituales
Intenta ponerte en contacto con esa “fuerza mayor”, como sea que la percibas. No necesitas meditar por tres horas diariamente, ni ir a la cima de una montaña o rezar a un dios o a tu idea de dios. Sólo necesitas conectarte con ese algo más grande que tú por algunos minutos al día; puede ser admirando la naturaleza o hacer un acto humanitario.

Una de las mejores formas de practicar este hábito es dar las gracias diariamente. Elige las cosas en tu vida por las que te sientes agradecido, especialmente por aquellas que das por sentado. La palabra más efectiva para hacerlo: Gracias. Cuando hagas esto notarás que puedes reconectarte con la fuente de quien lo recibes.

5. Interpersonal
A esto le llamo la “búsqueda diaria”. Puede ser a alguien que ha estado en mi mente recientemente o a un viejo amigo al que le debo un mail. No nos cuesta nada hacer una llamada, escribir un párrafo u mandar un tuit y esto le dice a ese alguien “estuve pensando en ti”. Puedes añadirle valor regalando algo.

Nadie puede hacer todo por sí solo; necesita de las demás personas como las demás personas también necesitan de uno. Haz esta “búsqueda diaria”, te sorprenderás de los resultados.

viernes, 1 de marzo de 2013

6 ideas para que emprendedores maximicen las redes sociales


Las redes sociales se han convertido en un aliado importante en las actividades de promoción y comercialización para las pequeñas empresas de reciente creación.

La redes sociales como Facebook o Twitter y la masificación de los dispositivos móviles, se han convertido en un aliado importante para las pequeñas empresas de reciente creación.

Por: José Ernesto Amorós

Las tecnologías de comunicación e información, incluidas las muy famosas “redes sociales” como Facebook o Twitter y sobre todo la creciente masificación de los dispositivos móviles, se han convertido en un aliado importante en las actividades de promoción y comercialización para las pequeñas empresas de reciente creación, ya que estas tecnologías cumplen con algunos principios de sentido común: buenas, bonitas y baratas.

Los compradores confían cada vez más en los comentarios y críticas vertidas en redes sociales:  

Una reciente encuesta de Nielsen sólo el 14% de la gente confía en la publicidad tradicional (medios masivos), mientras que el 78% de las recomendaciones de la gente, da mayor confianza del consumidor. Cuando una empresa interactúa con los clientes actuales on-line, estas interacciones en a las redes sociales alimentan mayores referencias.

Los amigos de un cliente son los mejores siguientes prospectos:

Todas las empresas quieren encontrar una fuente de nuevos clientes potenciales cualificados. ¡Resulta que cada negocio ya tiene una fuente! Las redes sociales de sus clientes actuales están llenas de gente como ellos, personas que podrían estar interesados en sus productos o servicios.

Sorprender a los clientes con algo especial:

Las redes sociales son un espejo de lo que piensa y siente la gente. Es decir,  pueden ser “los ojos” de un cliente. Es relativamente fácil encontrar uno o dos puntos que motivan a la gente y con esto crear algo especial; tan simple como felicitarte por el día de tu cumpleaños o tu aniversario.

Unir a los clientes a tus redes:

La gente necesita saber por qué se debe conectar al Twitter y Facebook de la empresa. ¿Qué van a conseguir? Hay que asegurarse de que es fácil y convincente estar conectados, y luego por supuesto invitarles para que se conecten.

El compromiso lleva a la visibilidad social:

La “Prueba social” es el concepto de que cuando vemos a nuestros amigos y colegas tomar una acción, como comer en un restaurante en particular, esa acción es un respaldo. La “Prueba social” pasa por la visibilidad social. Cuando la gente se involucra con un negocio -especialmente en línea a través de las redes sociales-  los demás ven este compromiso, y también son atraídos a participar.

El compromiso importa:

El compromiso consolida una conexión entre una empresa y sus clientes actuales, e impulsa la visibilidad social que motiva a la repetición. Pero ojo, el compromiso ocurre en pequeñas dosis así que hay que ser constantes pero sobre todo enviar los mensajes correctos.

Fuente: Guioteca