lunes, 30 de septiembre de 2013

10 ventajas de ser emprendedor múltiple

emprendedor multiple
Tener dos o más startups al mismo tiempo puede ayudarte a maximizar tus ganancias y disminuir los riesgos, pero debes estar listo para hacerlo.

Por Martin Zwilling

Con el costo que implica dedicarse a tiempo completo a un negocio y con las bajas probabilidades de éxito, cada día más emprendedores inician varias empresas al mismo tiempo. Esta idea de emprendedor múltiple o “en paralelo” ha existido desde la época de Thomas Edison, pero para la nueva generación de emprendedores (acostumbrados desde niños al multitasking) puede ser más que adecuada.

Algunos emprendedores, como Paul Graham de Y Combinator, y Dave McClure de 500 Startups, tienen su enfoque en múltiples startups al dirigir una incubadora o aceleradora, y entregando capital semilla. Pasan de una empresa a otra, ofreciendo capital y mentoría, lo que les permite obtener satisfacción y recompensas de lo mejor de cada una.

Para los emprendedores que intentan ser CEOs de múltiples startups en etapas tempranas existen varias ventajas, en especial si tienen la actitud, recursos y energía para hacerlo efectivamente. Conoce las ventajas de este modelo y descubre si cuentas con el perfil para llevarlo a cabo:

1. Una estrategia de portafolio vs. tener todos los huevos en una canasta. Desde hace tiempo los inversores han argumentado el valor de tener un portafolio para minimizar riesgos, ¿entonces por qué no lo haría un emprendedor? Con los bajos requerimientos de capital para desarrollar aplicaciones y la alta volatilidad del mercado, tiene sentido esparcir el riesgo cuanto sea posible.

2. Optimizar a tus consejeros s e inversores.  Los mentores y consejeros son personas ocupadas. En tus reuniones semanales o mensuales, es mucho más fácil cubrir varios temas de la empresa como uno. Asimismo, a los inversores que construyen su portafolio les encanta escuchar sobre múltiples startups en una sola persona, de manera que puedan elegir la mejor.

3. Muchos emprendedores aman invertir en otras startups. La mayoría de los ángeles inversionistas que conozco fundaron y dirigieron al menos una startup. Ambos roles requieren habilidades únicas, pero ambos pueden beneficiarse de operar en el otro modo. Los inversores múltiples son la norma, y el proceso de inversión es un buen entrenamiento para los emprendedores múltiples.

4. Aprender a manejar recursos como corporativos de múltiples divisiones. Distribuir recursos (financieros y operacionales) entre divisiones es una estrategia de los conglomerados y puede funcionar igual de bien para los emprendedores sabios. Las ganancias de una startup pueden invertirse en otra, y activos como el equipo de TI y las instalaciones pueden compartirse.

5. Atraer y compartir talento especializado. Es muy difícil atraer personas talentosas a una startup de un solo producto, pero es mucho más fácil si el emprendedor tiene una visión mayor, con varias entidades produciendo productos complementarios. El talento puede observar en estas startups potencial de carrera, trabajo seguro y éxitos múltiples.

6. Fertilización cruzada de la retroalimentación del mercado. Algo que aprendes en una empresa, en algún momento puede ser igual o más valioso para otra de diferente forma. Conforme tu lista de clientes crece en una, puedes crecer la otra. El costo de encontrar nuevos mercados puede dividirse entre múltiples entidades.

7. Adoptar e impulsar el arte de delegar. Para los éxitos a largo plazo, todo emprendedor necesita saber cuándo actuar y cuándo delegar. Ésa es una habilidad que puede ignorarse hasta que es demasiado tarde. En las startups paralelas, el delegar tareas es un requisito para entrar y una habilidad valiosa en todos los ámbitos.

8. Multiplicar los reembolsos. Muchos emprendedores paralelos han alcanzado la seguridad financiera a través de esfuerzos anteriores. Ahora pueden ver una forma de multiplicar sus ganancias y esparcir el riesgo al involucrarse en múltiples startups. Claramente, es como doblar la apuesta, lo que es un riesgo inherente y podrías terminar perdiendo el doble.

9. Los productos no deben estar atados a una empresa. La entidad de la empresa ahora es principalmente usada para establecer pertenencia, ejercicios contables e impuestos, y no necesita estar atada a un producto determinado o estructura operativa.

10. Consumo de energía. Regresamos al hecho de que hay personas que aman el mutitasking, y no hacerlo les resulta aburrido. Esto es algo especialmente verdadero en los emprendedores de la Generación Y, que tienen ganas de cambiar el mundo. Algunos ven a las startups como una lotería donde más tickets significa mayores probabilidades de ganar.


Claramente, hay grandes riesgos de montar varios caballos al mismo tiempo. Podrías hacerlo mal en todos los casos y no estar completamente disponible cuando las cosas se ponen difíciles en uno de ellos. Incluso los emprendedores de medio tiempo que conservan su trabajo, sienten la dificultad de atender varios asuntos.

lunes, 23 de septiembre de 2013

Descubre cuáles son los cinco pasos para emprender con éxito, según Forbes

Un artículo publicado en la revista Forbes por la directora de ProEmpleo, Yemi Zonana, nos da las claves para lograr emprender con éxito:

 1. Haz un plan de negocios

El propósito de querer empezar un negocio no es motivo suficiente como para emprender. Cada proyecto empresarial requiere de una estrategia que guíe las acciones de la empresa.

"No puedes iniciar una empresa o mejorarla si no tienes un plan de negocio", dice Zonana.

Se debe de elaborar un documento en el que se muestre un análisis del mercado en el que competirás, a la hora de realizar la investigación, la posición que ocupa la competencia así como un mapa de los aspectos legales y fiscales, se deben de tener en cuenta. El propósito es establecer un objetivo claro y viable sin perder el rumbo.

2. Emprende innovando

Las empresas deben de ofrecer productos y servicios nuevos que logren llegar al público a través de canales no convencionales. Puedes tener una buena estrategia pero siempre respaldada por un producto potente.

3. Conviértete en un emprendedor competitivo

Tu oferta debe de diferenciarse de sus competidores y ser una amenaza para ellos. Los elementos diferenciadores pueden ser diversos, aunque los principales pueden radicar las características intangibles del producto, así como las tangibles. Ya sean el precio, diseño o calidad.

La principal recomendación que hace la directora de ProEmpleo, tener presente en todo momento la oferta de los competidores y buscar un elemento diferenciador.

4. Asume el liderazgo

El emprendedor debe de ser una persona ejemplar y que actúe siempre teniendo presente la meta que quiere alcanzar la empresa, el objetivo. También es muy importante dar ejemplo para liderar: ser puntual, el trato humano, valorar el trabajo humano y respetarlo. Es un elemento básico para alcanzar el respeto del equipo.

5. Obtén la llave de la perseverancia

Frente a los retos hay que ser perseverante y todo buen trabajo termina con buenos resultados.

"Cuando tú eres empresario te toca abrir, cerrar, barrer, comprar, vender, y es que al principio tú tienes que ser de todo", opina la directora de ProEmpleo.


Yemi Zonana sabe que a pesar de las rutas que se puedan trazar, hay retos que siempre pueden modificar el mapa, pero no el punto de llegada: "Ser empresario no es fácil, pero yo creo que es el futuro de nuestro país".

lunes, 16 de septiembre de 2013

10 Premisas para emprender sin saber

emprender sin saber
Los empresarios se quejan de que todo el mundo habla de emprender sin saber, de que muchos de los que hablan lo hacen desde la “gorra” de su puesto de trabajador por cuenta ajena. Y es cierto. Dicen que hay que ponerse en la piel de un empresario para saber realmente qué es emprender, las trabas y problemas que se encuentran, sus inquietudes, las posibilidades de salir adelante, la sensación cuando por fin alcanzan el éxito o cuando no les queda más remedio que tirar la toalla…
 Por: Alicia Díaz
Dicen que hay que hablar desde la propia experiencia para poder opinar, pero hoy haré de abogado del diablo y hablaré de emprender, pese a ser empleada por cuenta ajena. Aunque trabajé dos años como periodista freelance y otros dos en un proyecto como autónoma para una empresa, sé que ambas experiencias no pueden compararse con montar un negocio propio e invertir todo (vida, ahorros y futuro) en él.

No obstante, de todo se aprende y el trabajo en este blog me ha enseñado muchas cosas. Estas son algunas de ellas, las que más preocupan a los que comienzan y también a aquellos que ven peligrar sus negocios:

  1. Se puede emprender a cualquier edad. Pese a que gran parte de las pymes son lanzadas por jóvenes en la veintena, nunca es tarde para montar un negocio. La edad no es lo fundamental.
  2. No existe la jornada laboral de ocho horas diarias.
  3. Quien afirme que apenas se necesita dinero, miente. Es imprescindible la financiación y muchos negocios comienzan con ahorros propios, de la familia y de los amigos. No obstante, puede ser interesante conocer qué espera un inversor (ya sea un business angel o una joint venture) para apoyar tu negocio. Raúl Alonso lo cuenta en este artículo.
  4. La tecnología es clave. La automatización de procesos, la movilidad y el cloud son un trampolín para hacer las cosas mejor, en menos tiempo y a menor coste.
  5. Si no te atreves solo, puedes optar por un negocio que ya funciona. La franquicia es una buena vía para emprender.
  6. Los clientes están en la Red. Si no te conocen, ni hablarán de ti ni comprarán tus productos o servicios. Las redes sociales, las webs y los blogs son necesarios para los negocios, pero hay que atenderlos y ello requiere tiempo y dinero.
  7. El made in Spain no funciona en todas partes. Para internacionalizar un negocio, hay que analizar el mercado destino y elegir bien a los socios.
  8. Cuantos más canales de venta, más posibilidades de éxito. El comercio electrónico es un canal magnífico para llegar a todas partes. 
  9. La atención al cliente marca muchas veces la diferencia y deja fuera a la competencia
  10. El precio y la diferenciación son los dos medios que más conducen al éxito de una empresa. Como ya dijo Guy Kawasaki, especialista en nuevas tecnologías y marketing: “Al final, o eres diferente… o eres barato”.
Fuente: Contunegocio

lunes, 9 de septiembre de 2013

5 puntos para levantarle el pulso a tu Pyme

Ya se hizo tu sueño realidad, ahora considera estas claves para saltar la ola y no formar parte del 75% de Pymes que mueren en sus primeros 5 años.
Ya sea por necesidad o por oportunidad, muchas personas han optado por ser emprendedores. En los últimos 4 años, las Pymes han crecido cerca de un 20%, según el censo económico del 2009 por parte del INEGI y del Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE) que las cuantifica en un total de 4,389,807 en el 2012.
Sin embargo, según el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) el 75% de las Pymes, dejan de existir durante sus primeros 5 años; un dato incómodo y alarmante para el emprendedor.
Por: Jesús Gaspar 
¿Qué está pasando con las Pymes?
Una de las cualidades que admiro y envidio de los empresarios que me rodean, es la pasión con la que viven día a día su empresa. Para ellos su negocio significa y va mucho más allá de ser una forma de ganarse la vida.
El problema está, querido lector, en que la pasión requiere de grandes dosis de atención, la cual muchas veces se ve obligada a dirigirse únicamente hacia la operación diaria de la empresa (procesos, ventas, personal, imagen, etc.) desaprovechando así, información valiosa que proporciona el mercado (competidores, consumidores, cambios culturales, etc.) y por lo tanto, perdiendo la visión integral que tanto requiere la empresa.
El desconocimiento es uno de los grandes retos a los que se enfrentan las Pymes, entendiéndolo como el hecho de no poder darse cuenta de la necesidad de esta clase de información, cuando sólo hace falta levantar la cara para verla y hacerla relevante. De lo contrario,  se corre el riesgo de descuidar el rumbo de la empresa la cual irá perdiendo poco a poco su esencia y con ella, su rentabilidad.
La pasión debe alimentarse con planeación
La pasión por lo que se hace es fundamental y este es un terreno ya ganado para las Pymes, ahora sólo hay que alimentarla con planeación estratégica para desarrollar su potencial.
Para esto,  independientemente del tamaño de la empresa o giro, considera estos lineamientos que te servirán para darle un rumbo estratégico a tu negocio:
Define la identidad de tu empresa
Es muy importante que tu propuesta de marca sea clara y definida. Con esto, conseguirás voceros tanto internos como externos que le darán mayor valor a tu negocio.
Voceros internos al demostrar a tus empleados que no todo gira alrededor de una cabeza (la del dueño) sino alrededor de una marca, esto te dará la ventaja de tener gente más comprometida y proactiva en tu negocio.
Voceros externos, al dejar que tus clientes vivan la experiencia que ofrece tu marca y no sólo el beneficio de tu producto o servicio, lo cual, es mucho más rentable y sostenible.
Marca los próximos pasos
Tener claro hacia dónde quieres ir, te permitirá tomar acciones en el corto plazo. Para esto, es importante partir de la situación actual de tu empresa, aquí será necesario que analices el desempeño de ésta en el último año, toma en cuenta tus ventas, crecimiento, costos, etc.
Apóyate de análisis básicos como es el FODA o la matriz RICE (reducir, incrementar, crear y eliminar) para definir tus próximos pasos. Pero ojo, éstos deben de ir de acuerdo a la visión de tu empresa, es decir, cómo la visualizas en 10 años y cómo te gustaría que tus clientes y empleados la percibieran. 
Identifica en dónde eres fuerte
Encuentra espacios libres y sin explotar dentro del mercado que te ayuden a diferenciarte. Para lograr esto debes tener un gran entendimiento del mercado y de la necesidad que satisface tu producto.
Para realizar este ejercicio  es necesaria una gran empatía con el cliente e imaginar qué es lo que realmente valora, es decir, lo que él percibe, no cómo tu lo percibes.
Comienza por identificar los momentos en que se utiliza tu producto o servicio, cómo se utiliza y qué rol tiene.
Posteriormente, haz un listado de las empresas que logran satisfacer la misma necesidad que tú y qué principales características están explotando ellos,  por ejemplo, el rol de un jugo por la mañana como acompañante del desayuno es mucho más relevante que por la noche en donde el papel de los competidores es más fuerte, como pueden ser los refrescos, aguas de sabor, te helados, leche, etc. Entre menos reemplazos tenga tu producto, mejor.
Toma el pulso del mercado
Tú, como empresario, sabes mejor que nadie que las oportunidades se buscan. Por lo que es importante estar al pendiente de las tendencias globales y cómo éstas pueden llegar a afectar o mejorar tu negocio. O bien, entérate de cómo se están ofreciendo y diferenciando empresas parecidas a ti en el mundo.
Las tendencias te ayudarán a tener un pulso del mercado en cuestión de necesidades, aprovéchalas a tu favor para innovar y volverte más relevante en el mercado. Estar en contacto con este tipo de información no es nada complicado,.
Date a conocer
La comunicación dejó de ser solo para unos cuantos. Ahora gracias a las redes sociales, puedes dar a conocer la propuesta de tu marca y tener mayor acercamiento con tus clientes de muchas formas gratuitas como blogs, redes sociales, páginas web, etc. Encuentra cuál es la que mejor se adapta a las necesidades de tu empresa.
Por último y lo más importante, vuelve accionable toda esta información y conocimiento, explota la rapidez con la que tu Pyme se puede mover; depende de ti: prioriza tus objetivos e involucra en el proceso a tus empleados y  clientes, ellos te ayudarán a considerar todos los aspectos.

 Fuente: Alto Nivel

lunes, 2 de septiembre de 2013

6 Consejos para convertirte en quien quieres ser mañana

alcanzar metas
¿Estancado hoy? Prepárate para convertirte en quien quieres ser mañana: ¿Alguna vez te has sentido así, verdad? Estancado, desganado, como que la situación que tienes hoy (en tu vida, en tu carrera) no te gusta, pero tampoco tienes el empuje por hacer algo para cambiarlo ahora. Está bien, esto pasa. Puedes esperar a que tengas la fuerza para generar un cambio (o a que se den algunas circunstancias que estás esperando). Pero, ¿qué estás haciendo mientras tanto? Pensamos que hoy no necesitamos ciertas habilidades o herramientas, porque francamente no tenemos en qué utilizarlas, pero sería muy útil que las adquieras para el mañana.

Un caso muy habitual es el networking (que se conoce como la capacidad de hacer y mantener una red de contactos). Eres un empleado contento en su trabajo actual (tal vez no súper feliz, pero al menos no tienes ninguna intención de cambiar ahora de trabajo, por la razón que sea). Entonces, ¿para qué necesitas contactos? ¿Acaso los contactos no son sólo para buscar trabajo nuevo?  Bueno, la respuesta es no. Los contactos justamente son personas con quien conectar pero además lo interesante de conocer diferentes personas y de saber cultivar las relaciones es poder nutrirse de éstas y poder formar nuevas vinculaciones. ¿Por ejemplo? Aprender de los otros, descubrir diferentes personalidades, descubrir diferentes profesiones, vincularse para armar un proyecto o un negocio juntos, asesorarse mutuamente, darse aliento y apoyo, conocer nuevas maneras de hacer las cosas, aprender del pensamiento de los otros y de las experiencias de los demás. Y todo esto, viceversa.


Así que mi recomendación es “Prepárate para convertirte en quien quieres ser mañana”. Y para esto, 6 consejos:

Consejo n°1Define quién quieres ser mañana  – Esto es básico y muy obvio, si no sabes qué quieres lograr, no puedes disponerte a serlo. Pero muchas veces no resulta tan obvia la forma de comprender qué es lo que queremos lograr. El truco está en que te olvides del hoy, y te enfoques y te imagines en el futuro. 5 años sería lo ideal. ¿Qué tipo de vida tienes? ¿Qué tipo de carrera tienes? ¿Qué tipo de trabajo tienes? ¿Eres independiente o trabajas en una empresa de otro? ¿Eres líder o sigues a otros? ¿Marcas el rumbo o eres uno del equipo? Imagina un día laboral, ¿A qué hora te levantas, donde vas a trabajar, cómo comienzas el día, con quién te reúnes, qué tipo de vinculaciones tienes con los demás, qué tipo de trabajo haces, a qué hora terminas, cómo te sientes después de una jornada de trabajo ideal? Esto te puede ayudar a definir qué tipo de trabajo te gustaría estar haciendo en 5 años. Esto se llama tener una visión estratégica de ti mismo en el futuro.

Consejo n°2Descubre en qué tipo de persona te tienes que convertir – Una vez que tienes esa visión de ti mismo, busca qué características tendrás y compáralo con lo que tienes hoy ¿Qué habilidades tienes en el futuro? ¿Qué sabes hacer? ¿Cómo es tu personalidad? (Por ejemplo eres emprendedor, tienes altas aspiraciones, eres visionario) ¿Qué destrezas y conocimientos tienes? (Por ejemplo ¿Hablas más idiomas?). Hay una lista de todas esas características de tu “Futuro Ser” y compáralas con tu “Soy Hoy”.

Consejo n°3  – Descubre qué necesitas adquirir para convertirte en esa persona – Con la lista del punto anterior y su comparación con tu situación actual, define qué te falta. ¿Tienes que hacer un curso? ¿Tienes que leer más? ¿Tienes que contactarte con personas que ya están en esa posición? ¿Quién te puede ayudar? ¿No tienes idea? Investiga…

Consejo n°4Descubre qué necesitas dejar atrás para convertirte en esa persona – A veces el problema no sólo es adquirir lo que nos falta sino también dejar atrás malos hábitos o inercias que no nos ayudan en nuestro plan futuro. Revisa tu pensamiento y tus hábitos de hoy. ¿Ves muchas horas de televisión? ¿Tienes que convertirte en una persona más positiva y dejar las quejas y las críticas sin sentido? ¿Tienes que rodearte de gente que te impulse hacia adelante y no que te diga “para qué cambiar, si así estamos igual de bien (o de mal)”? Busca en tu situación actual qué debes modificar y destruir, para convertirte en quien quieres ser mañana.

Consejo n° 5Arma un plan de acción –  toma todo lo que aprendiste y descubriste en los 3 consejos anteriores y estructúralo en un plan (para que no quede en listas y deseos felices que nunca hiciste nada para llevarlos a la realidad). ¿Cuáles serán los pasos año a año, y luego desmenuzándolos mes por mes que tendrás que dar para, en 5 años o la fecha que hayas estipulado, lograr ser quien quieres ser? Estructura y ponle fecha a todo lo que listaste hasta ahora. Pero también debes incluir los puntos de control. ¿Qué es esto? Una medición objetiva que te diga si estás en el camino a lograr tu objetivo, o estás desviándote de la meta. Por ejemplo una instancia cada 2 meses donde revisarás tu plan de cursos, acciones, experiencias y hábitos nuevos que ibas a adquirir y allí verás si los cumpliste o no.  Si los cumpliste, celébrate. Sino, busca la forma de incluirlo en una nueva versión del plan.

Consejo n° 6Empieza a vivir y a sentir como si fueras esa persona del mañana – empieza por tomar las decisiones en base a la persona que serás en 5 años. No tomes decisiones en base a quien eres hoy, sino proyéctate. Este es un recurso muy interesante que ayuda a tu mente a irse “acomodando” al futuro. No tienes que tomar grandes decisiones, pero empieza al menos por las pequeñas. ¿Serás un gran líder en el futuro? Aprende a delegar. ¿Quieres ser un gran empresario? Aprende a subcontratar aquello que no es estratégico y no está en la cadena de valor. ¿Serás un padre/madre de familia? Disfruta tiempo con tus sobrinos, ahijados, los hijos de tus amigos.

Invierte hoy tu tiempo y tus recursos, y prepárate  para ser quien deseas ser mañana.