lunes, 30 de noviembre de 2015

Crea tu propio negocio y regresa al mundo laboral

mundo_laboral
Muchas son las personas que cada día se levantan esperando que llegue el momento en el que por fin puedan volver al mundo laboral. Personas que cada día lo dedican a buscar trabajo, bien sea a través de internet mirando las ofertas disponibles, apuntándose o registrándose en web de búsqueda de empleo… o entregando los currículos en las empresas en las que les gustaría trabajar. Pero en estas circunstancias, esto se convierte a veces en una misión imposible y la frustración comienza a llamar a nuestra puerta.
Cuando no encontramos la salida a esta situación, no debemos desesperarnos, sino reflexionar, reflexionar sobre lo que queremos hacer con nuestra vida, pensar que en aquello a lo que nos queremos dedicar y que pasos debemos hacer para poder conseguirlo. En resumidas cuentas debemos de considerar  crear nuestro propio negocio, salir de la búsqueda de empleo y convertirnos en emprendedores.
Pero convertirse en emprendedores y crear nuestro propio negocio, no es algo que se haga de la noche a la mañana, es algo que sin duda requiere mucho de nosotros, requiere mucho tiempo tanto el nuestro como el de nuestra familia y amigos que deberán de ayudarnos y apoyarnos.
Por ello, es importante desarrollar un plan de negocio en que describamos que es lo que queremos conseguir y cuales son todos los pasos que debemos hacer para alcanzar nuestro sueño.
Antes de nada, debemos pensar bien nuestra idea, no tiene por qué ser una idea revolucionaria que vaya a cambiar el mundo por completo. Debe ser una idea que solucione las necesidades de nuestros posibles clientes, ya sea con la venta de un producto o con la prestación de un servicio. También debemos de estudiar quien ofrece algo parecido a lo que nosotros queremos ofrecer, estudiar que es, como lo ofrece, a qué precio, que tipo de clientes son los que consumen o demandan ese tipo de oferta y de qué forma podemos mejorarlo para atraer su clientela.
Una vez que tenemos claro que es aquello que vamos a ofrecer a nuestro público, debemos dar el siguiente paso, determinando como y donde vamos a vender nuestro producto o servicio, ya sea  mediante un establecimiento físico o mediante un establecimiento virtual, estudiando las ventajas y desventajas de cada uno de ellos.
Y por último tenemos el paso más importante, la financiación. En nuestras circunstancias,  es mucho más complicado conseguir la financiación necesaria para conseguir empezar nuestro negocio.
En este caso, podemos recurrir a los microcréditos ya que estos presentan muchas ventajas ante los créditos ofrecidos por las diferentes entidades bancarias, ya que nos permiten pedir un préstamo estando desempleados, sin tener que pasar las barreras y dificultades que nos imponen los bancos. De esta forma, compañías financieras como Cashper, permiten a los desempleados obtener una ayuda para poder tapar algún agujero financiero, conseguir créditos rápidos para abonar facturas imprevistas y también es posible obtener la financiación suficiente para desarrollar el proyecto emprendedor que por fin hará que te incorpores de nuevo al mundo laboral y puedas cumplir tu sueño de trabajar de lo que siempre has querido.

Así, que si tu idea es buena y creer que puedes tener éxito con el negocio de tus sueños no lo dudes, ¡hazte emprendedor! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada