miércoles, 16 de septiembre de 2015

5 Claves para consolidar y desarrollar el crecimiento de nuestro negocio

hacer_crecer_negocio
Todo esfuerzo tiene una recompensa. Y en el caso de los emprendedores la recompensa por todo aquello que sacrifican es poder cumplir su sueño, su sueño de poder vivir de aquello que les gusta. Los primeros pasos a la hora de emprender un negocio, son sin duda los más duros, por la incertidumbre de no saber si tendrá éxito y por el riesgo  de montar un negocio nuevo e innovador. Además, una vez que nuestro negocio se ha consolidado y ha empezado a crecer nuestros problemas no acaban ya que debemos de cuidar hasta el mínimo detalle para no perder todo aquello por lo que hemos luchado.

Por ello algunas claves para consolidar y desarrollar el crecimiento de nuestro negocio son:

  • Formar a tu equipo: cuando tu negocio empieza a crecer y necesitas contratar a gente nueva para que se haga cargo de los nuevos negocios que vas a tener, debes formarlos para que tengan los conocimientos necesarios para llevar a cabo las funciones que se les van a asignar. Para ello es una buena idea acudir a centros de formación como Foremplex que impartirán la formación necesaria para perfeccionar a tus empleados.

  • Aprender a delegar: es de gran importancia no intentar hacer todos los trabajos importantes tú mismo, es necesario delegar algunas funciones y toma de decisiones a los demás, sino sufrirás un overbooking de tareas pendientes en tu cabeza y acabarás estallando; y tú negocio contigo. Por lo tanto, debes delegar en los demás para poder ocuparte tú de las cosas realmente importantes.

  • Administrar los recursos: saber administrar los recursos con los que cuentas será clave para prosperar en tu negocio, saber organizarte y aprender a ahorrar te ayudará a avanzar. Puedes conseguir ahorrar realizando compras en lote, negociando con proveedores y hasta buscando un mejor seguro para tus vehículos de empresa.

  • Publicidad y Marketing: cuando necesitas que tu negocio siga creciendo, una de las claves es la publicidad y el marketing. Puedes utilizar varias técnicas, desde publicitarte de forma gratuita a través de las redes sociales o realizando un blog de tu empresa con las novedades y ofertas, hasta probar contactando con una agencia de publicidad con la que podrás hacer buenas campañas todo dependerá del tamaño de tu negocio y de la cantidad de gente a la que quieras llegar.

  • Cuidar a nuestros clientes: aunque la publicidad y el marketing son claves, nada hace mejor publicidad de tu negocio como unos clientes contentos y satisfechos con tus productos y servicios. La clave está en saber cuidarlos, escucharlos, oír sus peticiones y crecer de acuerdo con lo que quieren de ti. No olvides que dar un buen servicio post venta te ayudará a ver los posibles errores que puedas cometer con tus clientes y mejorar en el futuro.



Por lo tanto, si eres emprendedor y quieres seguir creciendo con tu negocio sigue estas claves que sin duda te ayudarán a conseguir tus metas. 

lunes, 14 de septiembre de 2015

El Emprendedor... ¿Nace o se Hace?

emprendedor_nace_o_se_hace
¿Un emprendedor nace o se hace? Desde niños tenemos aptitudes que nos llevan a emprender de adultos o vamos aprendiendo a lo largo de nuestra vida habilidades que nos permiten emprender?

Emprender es tener un proyecto, creer en él, trabajar con mucho esfuerzo y dedicación en nuestra idea, hacer frente a millones de dificultades y tener fe en que alcanzaremos nuestro objetivo.

Tener un espíritu emprendedor implica ciertos valores personales que podemos aprender a lo largo de nuestra vida, como por ejemplo la creatividad, la aceptación del fracaso como un aprendizaje, la confianza en uno mismo, la cooperación con otras personas y los beneficios del trabajo en equipo.

A continuación os exponemos algunas de las habilidades que todo emprendedor debería aprender:

Desarrollar el espíritu creativo. La creatividad es uno de los rasgos más característicos de un emprendedor. La creatividad es la generación de nuevas ideas o conceptos o de nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, que habitualmente producen soluciones originales.

Aprender de los errores. Un emprendedor no se desanima por los errores sino que aprende de ellos, día a día evoluciona y cree en sí mismo. De cada error se puede sacar una importante lección y aprender qué es lo que no se debe hacer.

Innovar. Se trata de crear cosas nuevas o reinventar las antiguas. Un emprendedor tiene ideas continuamente, ideas que van un paso más allá, que permiten descubrir y creer que se puede avanzar continuamente.

Tener siempre una actitud optimista. Ante cualquier situación debemos mantener una actitud optimista y no desanimarnos ante los problemas sino buscar soluciones. El buen humor nos debe acompañar siempre. Podemos buscar ejemplos positivos en otras personas, que nos ayuden a observar diversas formas de ver la vida y nos alienten a luchar cada día.

Trabajar en equipo y delegar. Un emprendedor sabe que el trabajo en equipo es necesario para alcanzar grandes metas que debemos rodearnos de personas inteligentes y capaces en las que poder delegar. Nosotros solos no podemos hacer todo el trabajo, necesitamos el apoyo y la ayuda de otras personas.

Tener perseverancia. Un emprendedor no se rinde, cree firmemente en su proyecto, camina hacia su meta, despacio pero seguro, confía en sí mismo y en sus posibilidades, confía en su idea y lucha por alcanzar sus sueños.

Ser un líder. Un líder es una persona que ejerce una influencia sobre varias personas y que las incentiva a trabajar con entusiasmo por un objetivo común. Se trata de una persona que es capaz de fijar un objetivo y animar a los demás a que lo sigan para conseguirlo.

Tener habilidades de comunicación. Un emprendedor debe de ser capaz de exponer su idea en cinco minutos y que resulte convincente, debe defender sus posiciones con asertividad. Un emprendedor debe enfrentarse constantemente a negociaciones con clientes, proveedores, colaboradores etc., por lo que es muy importante que desarrolle sus habilidades de negociación y no confíe sólo en su intuición.


Las habilidades que debería tener todo emprendedor se pueden aprender. Por lo tanto, el emprendedor nace pero también se hace.

Fuente: Infocif

lunes, 7 de septiembre de 2015

Consejos para dar mayor visibilidad a tu empresa

visualización de tu negocio
Una vez terminado el verano y con él las vacaciones es hora de volver a ponerse las pilas y regresar de nuevo a nuestro negocio. Después del verano a veces es difícil recuperar el ritmo que teníamos antes de las vacaciones y en muchas ocasiones notaremos que a pesar del descanso merecido los clientes no acuden con tanta asiduidad como nos gustaría a nuestra tienda, oficina, negocio

Para volver a recuperar el ritmo normal e incrementar nuestras ventas es necesario refrescarse y hacer notar a nuestros clientes de siempre y a los nuevos que estas de vuelta y con más ganas que nunca.
Para ello la mejor forma es realizar alguna campaña de publicidad o de marketing que nos permita volver a las cabezas de los consumidores, para ello tenemos disponibles dos opciones.

En primer lugar podemos optar por una publicidad de forma gratuita a través de las redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram  en ellas podemos anunciar nuestra vuelta e incluso realizar algún tipo de promoción o regalo, puede ser para los primeros clientes que entren en tu negocio o durante los primeros días. También te puede ayudar que tengas una web o blog donde puedas ir anunciando tu empresa, tus nuevos productos o servicios, los horarios de apertura y hasta resolver algunas las dudas que les surjan a tus clientes, esto además te servirá para mejorar aquellos aspectos en los que aun fallas.

Una campaña muy atractiva y divertida que podemos ver de ejemplo son las infografías como esta que ha creado el comparador de seguros Arpem en la que nos cuenta de forma amena en que nos podríamos gastar el dinero que nos ahorramos con nuestro seguro como por ejemplo hacer una excursión de fin de semana, un viaje en globo, renovar tu vieja consola obsoleta o porque no invitando a una buena comida o una ronda de cañas a tus amigos! De esta forma, los clientes de Arpem pueden ver de forma fácil todo lo que pueden hacer con lo que se ahorran en su seguro de coche y atraer a muchos otros clientes que aún no conozcan a este comparador de seguros.




Por otra parte, también podemos recurrir a una agencia publicitaria, que recogerá toda la información que le proporcionemos para poder crear una campaña que llegue a nuestros clientes potenciales, teniendo en cuenta el sector de nuestra empresa, la cantidad de personas a las que queremos llegar y el target de edad. Todo dependerá del dinero que queramos invertir.

Así que escoge la opción que más te convenga y da visualización a tu negocio después del verano.  


miércoles, 2 de septiembre de 2015

¿Es tu hijo un emprendedor? Claves para descubrirlo y potenciarlo

hijo_emprendedor
No pasa de los diez años, pero no para de preguntar el porqué de todo. Es muy perseverante y nunca se deja las cosas a medias. Además, siempre se ofrece voluntario en el colegio y es el líder natural de su clase. Si tu hijo cumple estas características, probablemente tengas un emprendedor en potencia en casa.

Por Laura Ramírez

Aptitudes que hay que potenciar:

Autonocimiento: "Tenemos que enseñar a nuestros hijos a que conozcan que sus habilidades y talentos ocultos. Si no se desarrollan, pueden perderse. También tienen que ser conscientes de sus limitaciones", comenta Ramírez. Lo mejor es dejar a los niños crear libremente sin dirigir sus juegos para poder observar qué talentos naturales tienen.

Autocontrol. Para un emprendedor es una habilidad fundamental, ya que los nuevos empresarios se gestionan su horario y sus recursos. "Además, les va a ayudar a lo largo de su vida, tanto a los que decidan emprender como los que decidan ser asalariados", afirma la especialista.

Empatía. El éxito de crear una empresa depende también de formar un buen equipo que la saque adelante. "Hay que enseñarles a que se pongan en el sitio de los demás. Ahora son muy individualistas, hay que enseñarles a respetar", zanja Ramírez.

Esfuerzo. Los principios son duros, por ello, hay que inculcar a los niños a trabajar mucho para alcanzar las metas. Por ello, "tienen que aprender a resolver problemas, no les debemos proteger tanto". También hay que enseñarles a asumir el fracaso y a que no se den por vencidos cuando algo salga mal.

Optimismo. La experta también aconseja no desanimar a los pequeños. "Hay que generarles alegría e ilusión, que vean que todo se puede conseguir".

Comunicación. En los actuales proyectos empresariales la comunicación es fundamental. Por eso, hay que enseñarles a transmitir sus ideas de forma correcta. Una buena técnica es preguntarles qué han hecho ese día en el cole o qué han comido. En conclusión, hay que enseñarles desde pequeños a expresarse.

Actividades para potenciarlas

Juegos creativos. Los Mecano o los Lego pueden ayudar a estimular el espíritu creativo del niño. Hay que dejarles crear con libertad para poder observar qué talentos naturales tienen y desarrollarlos después.

El bingo de las emociones. "Es uno de los juegos más utilizados para que los niños aprendan a comunicarse. En lugar de números, en los cartones hay emociones que los niños van tachando. Cuando cantan el bingo se les pregunta qué día han sentido tristeza o rabia. Así aprenden a describir sus sentimientos y a resolver sus problemas", comenta Ramírez.

Trabajo en familia. El primer sitio donde el niño tiene que desarrollar la capacidad de trabajo en equipo es en la propia casa. Por eso, es positivo desarrollar tareas donde cada miembro de la casa tenga una función y los hermanos y los padres aprendan a empatizar con el otro y a valorar su trabajo. Es bueno que aporten ideas al 'equipo' y escuchen las de los demás.

No sobreprotegerle. Es uno de los grandes males de la actualidad. Padres que solucionan los problemas de sus hijos y , por tanto, les dejan sin armas con las que defenderse en las situaciones de tensión del futuro.

Perder el temor a fallar. La base de un verdadero emprendedor es no tener miedo a equivocarse. Por eso, hay que trabajar esta cualidad para que el niño sea capaz de expresar (e intentar) sus propias ideas sin coartarse.

Fuente: El Mundo